publicidad
El oficialismo logró imponer su mayoría en el Senado argentino para aprobar un plan para el pago local de la deuda.

Senado argentino da luz verde al proyecto de pago local de la deuda

Senado argentino da luz verde al proyecto de pago local de la deuda

El oficialismo logró imponer su mayoría para aprobar el plan que sumó a Francia a pedido de la oposición.

El oficialismo logró imponer su mayoría en el Senado argentino para apro...
El oficialismo logró imponer su mayoría en el Senado argentino para aprobar un plan para el pago local de la deuda.

Más de 11 horas de debate

El oficialismo logró imponer su mayoría en el Senado argentino para aprobar un plan para el pago local de la deuda, al que sumó a Francia a pedido de la oposición, a los acreedores que no pueden cobrar sus deudas en Estados Unidos por un litigio judicial.

Tras más de once horas de debate, la propuesta impulsada por el Gobierno de Cristina Fernández fue aprobada por 39 votos a favor, 27 en contra y 2 abstenciones, lo que abre la puerta al debate en el Parlamento para su ratificación definitiva, informa la agencia Efe.

"Esta ley es una necesidad concreta de nuestro país", aseguró el presidente de la Comisión de Presupuesto del Senado, el oficialista Aníbal Fernández, en el inicio del debate, que incluyó fuertes críticas por parte de la oposición al modo en cómo el Gobierno de Cristina Fernández manejó el litigio con los fondos de inversión especulativos en tribunales de Nueva York.

publicidad

El Ejecutivo argentino busca la aprobación parlamentaria definitiva del plan antes del próximo 30 de septiembre, fecha del próximo vencimiento de la deuda, luego de que el anterior pago fuera bloqueado por el juez neoyorquino Thomas Griesa a favor de los fondos litigantes.

El proyecto incluye sustituir al Bank of New York Mellon por el estatal Banco Nación como agente fiduciario de pago y que los acreedores nombren sus propios agentes de cobro para garantizar que se hará con su dinero.

La iniciativa original proponía a los inversores cobrar en Argentina, pero, a propuesta de la oposición, se incluyó como opción en el proyecto que los acreedores puedan también cobrar en Francia a través de un canje de sus bonos bajo legislación estadounidense por otros bajo legislación francesa, según confirmaron a Efe fuentes de la bancada oficialista en el Senado.

La inclusión de Francia como un lugar de pago alternativo fue propuesta por el opositor Frente Renovador, cuyo líder, el diputado Sergio Massa, exjefe de Gabinete del Gobierno de Cristina Fernández, aspira a competir por la Presidencia en octubre de 2015.

El magistrado Thomas Griesa anticipó que la iniciativa argentina de modificar la sede de pago es "ilegal" y convocó a otra audiencia para el 10 de septiembre, añade la Agencia France Press.

Las reacciones

Las calificadoras de riesgo tienen una expectativa negativa sobre el éxito de la medida, pero el magnate mexicano David Martínez Guzmán, dueño del fondo de inversión Fintech Advisory, anunció que aceptará la ley en trámite, añade la AFP.

publicidad

"Es una medida correcta que debe tomar un país soberano ante un ataque judicial indebido", dijo Martínez, con fuertes inversiones en Argentina y poseedor de bonos soberanos por casi 1,000 millones de dólares.

"Probablemente esta sea la decisión más correcta, puede ser la solución", dijo recientemente a radio Vorterix Tulio Zembo, representante de unos 450 mil pequeños bonistas italianos.

También tenedores europeos de bonos pidieron a la Corte de Apelaciones de Nueva York que suspenda el bloqueo dispuesto por Griesa.

Por otro lado fondos de inversión, entre ellos Quantum Partners, del multimillonario George Soros, iniciaron una demanda judicial contra el BoNY para reclamar su dinero.

La senadora Laura Montero (UCR, socialdemócrata) tachó de "inadmisible" el proyecto y acusó al gobierno de "buscar soluciones mágicas para este brete en el que se han metido irresponsablemente".

Entre la espada y la pared

Argentina quedó entre la espada y la pared debido a que si paga el 100% a fondos especulativos está obligada por contrato por una cláusula llamada RUFO, a extender el beneficio a todos los acreedores, lo que significa enfrentar pagos por más de 120,000 millones de dólares.

Las reservas del Banco Central alcanzan a los 28,500 millones de dólares.

La deuda se remonta a préstamos pedidos entre 1990 y 2000. En 2001 el país declaró una colosal moratoria por casi 100.000 millones de dólares.

publicidad

Desde 2003, el gobierno lleva pagados 173,000 millones de dólares de la deuda, según cifras oficiales.

Analistas consultados por la AFP, como el director de la consultora Hacer, Pablo Tigani, dijeron que el gobierno sólo está haciendo tiempo hasta enero de 2015, cuando caduque la cláusula RUFO y pueda negociar como lo hizo con las deudas con la petrolera española Repsol y el Club de París.

La nueva ley también reabre el canje para el 7% de tenedores que lo rechazó.

La reestructuración implicó quitas de capital de 45% a 75%, pero los nuevos bonos arrojan altos rendimientos.

La tensión derivada del default parcial presiona el precio del dólar en un país con escasez de divisas, y la brecha entre dólar oficial y paralelo alcanza 70%.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad