publicidad

Se acerca la recta final para ley de reforma financiera en Estados Unidos

Se acerca la recta final para ley de reforma financiera en Estados Unidos

Organizaciones destacan que la reforma financiera podría resultar benéfica para los inmigrantes que radican en EU.

Se acerca la recta final para ley de reforma financiera en Estados Unido...

Beneficios a hispanos

WASHINGTON, D.C. - Líderes demócratas en el Senado intentan asegurarse los últimos votos necesarios para aprobar un proyecto de ley esta semana que impondría la reforma más radical a los bancos y Wall Street desde la Gran Depresión. El sector financiero y los consumidores ya están esperando el impacto, y en algunos casos preparándose para recibir un golpe.

En tanto, la organización National Council of La Raza, dedicada a la defensa de los migrantes hispanos en Estados Unidos, reconoció ventajas para este sector de la población en la nueva legislación financiera en ese país.

En una evaluación hecha por el organismo, que difundió en México el Instituto de los Mexicanos en el Exterior, se señala que la llamada “ Restoring American Financial Stability Act of 2010”, recién aprobada, traerá beneficios para los migrantes.

publicidad

El acta “establece las bases para un sistema bancario más justo y accesible para las familias latinas”, destaca la organización, al transparentar el funcionamiento de dicho sistema.

La legislación crea un nuevo sistema de protección al consumidor; otorga asistencia a quienes se vieron afectados por la crisis inmobiliaria; protege al futuro comprador de casa, y transparenta las remesas.

También promueve la educación financiera y mayor acceso a cuentas de cheques y crédito seguras y económicas, que beneficiarán a la población migrante, sobre todo en cuanto a la transparencia en el envío de dinero.

Cumplen una demanda

En tanto, el Instituto de los Mexicanos en el Exterior destacó en su boletín “Lazos Económicos”, que la organización Applessed, dedicada a la justicia social, celebró también que la legislación transparente esos envíos.

Se trata de uno de los temas principales que la organización ha promovido por años, a través de sus programas de acceso financiero y protección del patrimonio, para exigir que el migrante sepa exactamente cuánto va a recibir su familia por la remesa.

La nueva legislación exige a las empresas de envío de dinero que previo a la transacción informen por escrito al cliente la cantidad de la transferencia, comisiones, tipo de cambio que se usará y cuánto recibirá el destinatario,

publicidad

Con ello se cumple una de las demandas que por años ha enarbolado dicha organización y uno de los principales conflictos que por años enfrentaron los migrantes, pues solían haber diferencias muy grandes entre los dólares enviados y la moneda recibida en otros países.

Cambios lentos

No todos los cambios ocurrirán de inmediato una vez el Congreso le entregue la ley al presidente Barack Obama. La ley da a los reguladores federales dos años para escribir nuevas reglas para Wall Street. En algunos casos, el calendario no está especificado.

Diana Farrell, subdirectora del Consejo Económico Nacional de la Casa Blanca, dice que algunos ajustes ya están en marcha, con los grandes bancos reexaminando sus prácticas comerciales y preparándose para un nuevo sistema de supervisión que les requerirá escribir sus propios planes funerales en caso de una quiebra.

"Existe algún impacto inmediato", dijo Scott Talbott, vicepresidente de Financial Services Roundtable, un grupo de la industria que representa a algunos de los mayores bancos en Estados Unidos. Pero va a tomar dos años para que se sienta el impacto pleno, antes de que comience a amainar la incertidumbre".

Proceso partidista

"En general", dijo Travis Plunkett, director legislativo de Consumer Federation of America, "comenzando con las regulaciones para consumidores, esta legislación es un hito".

publicidad

La medida ha seguido un proceso altamente partidista. La cámara baja la aprobó el 30 de junio con solamente tres votos republicanos a favor.

En el Senado necesita 60 votos. El líder de la mayoría demócrata, Harry Reid, aplazó la votación final en la cámara alta hasta después del feriado del Día de la Independencia a causa de la muerte del senador demócrata Robert Byrd, y dudas de tres republicanos que previamente habían apoyado la propuesta. Uno de esos legisladores, Susan Collins, ahora la apoya.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad