publicidad

Recorre una subasta "Titánica"

Recorre una subasta "Titánica"

Fotografías y una escalofriante bitácora de las operaciones de rescate de los cadáveres del Titanic, salen a subasta en Nueva York.

Objetos de gran interés

NUEVA YORK - Fotografías y cartas de algunos sobrevivientes del Titanic, así como una escalofriante bitácora de las operaciones de rescate de los cadáveres del famoso desastre marítimo, salen a subasta este jueves en Nueva York.

La firma Christie's ofrecerá el próximo 28 de junio 18 lotes relacionados con el hundimiento del Titanic como parte de su tradicional subasta " Transatlánticos", que en esta ocasión reúne 220 objetos con un valor estimado en casi un millón de dólares.

El desastre del Titanic es parte del imaginario colectivo y los restos del navío, así como los objetos recuperados o relacionados con este fatídico capítulo de la historia del siglo XX, suelen despertar mucho interés entre coleccionistas de variada estirpe.

"Cada año salen a subasta objetos recobrados del Titanic o que están vinculados a su hundimiento. Se trata de un desastre de suma importancia histórica, así como lo han sido los ataques al World Trade Center y Pearl Harbor", dijo Gregg K. Dietrich, especialista en transatlánticos de Christie's.

Entre los objetos ofrecidos destaca la bitácora de cubierta del buque de rescate S.S MacKay-Bennett, el segundo en presentarse en la escena del naufragio -después del R.M.S Carpathia-, y en la que se relatan con detalle las labores de recuperación de los cadáveres.

publicidad

Con un valor estimado entre $30 mil y $50 mil dólares, se trata del artículo más importante de un buque de rescate hasta ahora ofrecido en una subasta.

Según esta bitácora, tras siete días de búsqueda, el Mackay-Bennett recuperó un total de 306 cadáveres, de los cuales 116 fueron "sepultados" en alta mar tras atárseles kilos de peso al cuerpo y de estos solo 56 fueron identificados.

Los otros 190 cadáveres permanecieron a bordo, aunque solo había 95 ataúdes disponibles.

El RMS Titanic, que llevaba más de 2 mil pasajeros a bordo, colisionó con un iceberg en su viaje inaugural de Southampton (Reino Unido) a Nueva York la noche del 14 de abril de 1912, provocando su hundimiento casi tres horas más tarde.

El naufragio dejó como saldo 1,523 muertos. Los restos del barco, sumergidos a 4 mil metros de profundidad, fueron ubicados en 1985 y a partir de entonces se han realizado numerosas expediciones.

Telegramas y mensajes

Otros lotes interesantes en la subasta son 12 telegramas (conocidos entonces como " Marconi grams") escritos por los sobrevivientes rescatados por el Carpathia, y que revelan la fuerte carga emocional del desastre.

Entre los mensajes, puede leerse "Ellen a salvo"; "Que cualquiera nos reciba, menos los niños. He perdido las esperanzas"; "A salvo en Carpathia"; "No veo a mi padre. No esperanza. Llegada en Carpathia, Miércoles, Nueva York".

publicidad

La colección se vende en dos partes: una con siete telegramas, valorada entre $7 mil y $10 mil dólares, y otra con cinco, cuyo estimado es de $5 mil a $7 mil dólares.

La venta incluye, asimismo, dos cartas de supervivientes del desastre, una escrita a máquina, la otra a mano, por entre $800 y $1,200 dólares, y tres fotografías de los sobrevivientes Oscar W. Johnson, Eleanor Ileen Johnson y otro hombre no identificado.

"Se presume que las fotografías se las tomaron justo antes de abordar, en Southampton, porque el Titanic no tenía algún fotógrafo a bordo y fueron recuperadas del navío", dijo Dietrich respecto a las instantáneas, valoradas por un total de $4 mil a $6 mil dólares.

También se pondrá en venta una lista de los pasajeros de primera clase, que incluye a prominentes familias de Nueva York como Astor, Guggenheim y Straus, por entre $15 mil y $20 mil dólares.

Destaca, asimismo, un recuento del desastre de ocho páginas escritas a mano por la sobreviviente Laurie Marie Cribb, oriunda del estado de Nueva Jersey, y cuyo precio está calculado entre $10 mil y $15 mil dólares.

Cribb fue rescatada por el bote salvavidas número 12 del Carpathia, pero su padre, que la acompañaba en el viaje, no corrió con la misma suerte.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad