publicidad
Paraguay es un país sufrido.

Paraguay, país de inmigrantes

Paraguay, país de inmigrantes

Paraguay es un país de inmigrantes y emigrantes. Algunos debido a los conflictos internos han huído y otros, de origen europeo, llegan a ella.

Paraguay es un país sufrido.
Paraguay es un país sufrido.

Una sufrida historia

Paraguay es un país de inmigrantes. Gran parte de su población es de descendencia española, italiana, alemana o japonesa. Pero Paraguay, también ha sido un país azotado por la emigración de su población que, debido a los conflictos internos, ha optado por buscar nuevas y mejores oportunidades en territorio extranjero: Argentina, Brasil o Estados Unidos eran los destinos elegidos.

Hoy los paraguayos emigran principalmente a España, donde se han convertido en el colectivo que más ha crecido en el último año.

Paraguay es un país sufrido. Un territorio con una población de más de 6 millones de habitantes que hablan guaraní y español.

Es un país marcado por el mestizaje que a finales del siglo XIX, y en sólo cinco años, vio desaparecer a gran parte de su población, teniendo que resurgir de las cenizas y repoblando su territorio con extranjeros alemanes, japoneses, italianos o españoles.

publicidad

Paraguay es un país cuyos habitantes han sido obligados a emigrar en varias oportunidades aquejados por la miseria y los conflictos políticos.

Siguiendo los pasos de ecuatorianos, colombianos, dominicanos, peruanos y de bolivianos, los paraguayos se ha sumado recientemente a la gran ola de inmigrantes que ha llegado en masa y repentinamente a España en los últimos siete u ocho años.

Según un informe de la Consejería de Inmigración de la Comunidad de Madrid, esta comunidad es la que más ha crecido en términos relativos en los últimos meses en España.

Entre 2004 y 2005 el número de residentes que llegaron de este país creció un 80 por ciento sólo en la Comunidad de Madrid. En enero de 2002 había 235 empadronados; en enero de 2006 eran ya 6,719.

Para entender los motivos que hoy llevan a los paraguayos a salir de su país con escasos recursos, dejando su familia y a su tierra, es importante mirar hacia atrás, y entender que Paraguay es desde hace siglos un país de inmigrantes y emigrados.

Efectos de la gran guerra

El suceso que más ha marcado la historia del pueblo paraguayo es sin dudas la Guerra Grande o Guerra de la Triple Alianza que a finales del siglo XIX acabó con su población y arruinó sus tierras.

La Guerra de la Triple Alianza (1865-1870) fue un conflicto bélico en el que Paraguay se enfrentó con Brasil, Uruguay y Argentina.

publicidad

El conflicto nace de la decisión del entonces presidente paraguayo Francisco Solano López de involucrarse activamente en la guerra civil uruguaya, apoyando al partido Blanco o Nacional de Uruguay (centro derecha) que estaba enfrentado con el partido Colorado (liberal) y que a su vez era respaldado por Brasil.

Solano López decide enviar tropas a Uruguay para apoyar a las tropas blancas que defendían la ciudad de Paysandú sitiada por los colorados. Para llegar hasta allí las tropas paraguayas debían entrar en territorio Argentino.

Por tanto, el presidente paraguayo solicitó una autorización para atravesar la Provincia de Corrientes.

No obstante, el gobierno de Argentina, encabezado por Bartolomé Mitre -que hasta el momento había permanecido neutral-, negó la entrada de las tropas paraguayas a su territorio, lo que enfureció a Solano López, quién decidió penetrar a la fuerza dentro del territorio argentino.

La respuesta del gobierno argentino fue contundente: Apoyaría oficialmente a Brasil y a los colorados de Uruguay en su lucha contra los nacionalistas uruguayos y su aliado, Paraguay.

Tras cinco años de enfrentamientos, Paraguay sufrió una terrible derrota en esta guerra, donde murió al menos la tercera parte de su población y perdió 160 mil kilómetros cuadrados de su territorio.

Asimismo, este país fue ocupado por Brasil hasta 1976 y tuvo que pagar cuantiosas sumas de dinero a los vencedores del conflicto.

publicidad

La inmigración europea

Según el estudio " Inmigración y Emigración del Paraguay 1870-1960", del Programa de Historia Regional e Integración en el Cono Sur de América del Instituto Panamericano de Geografía e Historia, "Tras el conflicto, Paraguay se encontró no sólo ante una crisis de población sino también política y económica".

La investigación añade: "La primera década de posguerra se caracterizó por una serie de revueltas y cambios de gobernantes, todos ellos impuestos por los países ganadores de la contienda".

Al finalizar la guerra, Paraguay comienza una gran campaña para atraer a su territorio extranjeros que poblaran nuevamente sus tierras y contribuyeron a reanimar la economía devastada del país.

Durante la segunda mitad del siglo XIX, se incrementó la inmigración europea a Argentina, Uruguay y Paraguay y durante la Primer Guerra Mundial también llegaron muchos refugiados europeos que buscaban iniciar una nueva vida.

Llegaron también a Paraguay numerosos menonitas (grupo religioso evangélico que nace en Suiza) y japoneses amparados por la ley de inmigración que les otorgaba grandes privilegios y beneficios, como la repartición gratuita de tierras aptas para el cultivo y la excepción de impuestos. Éstos se instalaron principalmente en la región del Chaco.

publicidad

Los emigrantes que se fueron

Mientras llegaban en grupos europeos y japoneses y se repartían las tierras, parte de la población paraguaya superviviente salía del país, ya fuera acosados por la pobreza o por miedo a ser víctimas de represalias políticas, o perseguidos por las diversas dictaduras militares que se tomaron el poder durante varias décadas, como es el caso de Alfredo Stroessner (1954, 1989) quien durante más de treinta años gobernó en Paraguay con mano dura.

"El Paraguay, al tiempo que llamó a la inmigración, sobre todo europea, y a pesar de su escasa población, también expulsó a su población a países vecinos desde fines del siglo pasado en forma alarmante", señala el mencionado estudio.

"La venta de las tierras públicas motivó la inmigración, también causó la emigración de miles de campesinos desposeídos cuyo único medio de vida era la agricultura", agrega la investigación. "En 1881, la emigración ya era considerada un mal paraguayo de antigua data, que se trató de corregir ofreciendo pasajes gratuitos a todos los ciudadanos que desearan regresar al país".

Un país agrario

Paraguay ha sido un país netamente agrario cuya débil economía ha estado en mano de unos pocos afines a la hegemonía del partido Colorado paraguayo.

publicidad

Repartido en varios latifundios dedicados a la agricultura -primordialmente a la siembra de yerba mate-, la ganadería y la explotación forestal.

Los paraguayos emigraron principalmente a Argentina y a Brasil y en su gran mayoría eran agricultores, constituían una mano de obra calificada con experiencia en el sector agropecuario.

El mayor porcentaje de emigración a la Argentina y Brasil se produjo entre 1947 y 1960. Hasta la década de los años 50 la principal emigración de paraguayos no era definitiva o permanente.

Es a partir de la década del 60 cuando este flujo tiende a fijar residencia en el país de destino.

Por su parte, la emigración paraguaya a Estados Unidos fue distinta y se caracterizó por el alto grado de formación laboral e intelectual de los emigrantes.

La Visa Schengen

En  los años 90, tras el derrocamiento del gobierno dictatorial de Stroessner, Paraguay, sumido en la transición democrática enfrenta una ardua crisis económica.

En esta ocasión, se genera un nuevo fenómeno migratorio, en donde el destino pasa a ser España, país con el que comparte idioma y tiene vínculos históricos.

Asimismo, para viajar a España el inmigrante paraguayo no necesita de un visado, y puede entrar al país como turista por un plazo máximo de tres meses.

No obstante, dado el vertiginoso incremento del colectivo paraguayo durante el último año en España, el gobierno español ha anunciado que pronto exigirá a Paraguay la famosa visa Schengen que ya le han impuesto a países como Colombia, Ecuador o Bolivia, quienes tienen una gran colonia de nacionales en España.

publicidad

La visa Schengen es un acuerdo suscrito en la ciudad Schengen (Luxemburgo) en 1985 entre varios países europeos que elimina los puestos fronterizos dentro del grupo y a la vez protege las fronteras externas del ingreso masivo de extranjeros a sus territorios.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad