publicidad
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

Obama refuerza medidas de seguridad de tarjetas y confiesa que la suya fue rechazada

Obama refuerza medidas de seguridad de tarjetas y confiesa que la suya fue rechazada

Anunció un plan para reforzar la seguridad de las tarjetas de débito de millones de estadounidenses.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama.
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

Después de que considerara necesario intensificar las medidas contra el robo de información personal, el presidente Barack Obama anunció el viernes un plan gubernamental para reforzar la seguridad de las tarjetas de débito de millones de estadounidenses a las que se canalizan recursos de prestaciones federales como el Seguro Social.

Las tarjetas que emite el gobierno federal contarán ahora con un chip interno que sustituirá a la franja magnética a fin de reducir las posibilidades de fraude, informa The Associated Press.

En el acto, el presidente estadounidense reveló que su tarjeta de crédito "fue rechazada" en un restaurante durante su viaje a Nueva York el pasado septiembre, y agregó que solo pudo pagar porque, "afortunadamente", su esposa Michelle portaba la suya.

publicidad

"Debería mencionar, por cierto, que fui a un restaurante en Nueva York cuando estaba allí para la Asamblea General de Naciones Unidas, y mi tarjeta de crédito fue rechazada", dijo Obama según informó la agencia Efe.

Entre risas, el mandatario afirmó que el sistema probablemente rechazó la tarjeta "porque no la utilizo lo suficiente", así que pensaron que "había algún fraude de por medio".

"Incluso yo me veo afectado por esto", agregó el presidente, en referencia al problema de las tarjetas fraudulentas.

Obama indicó que, "afortunadamente, (su esposa) Michelle (Obama) tenía la suya".

"Estaba tratando de explicarle a la camarera que realmente he estado pagando mis facturas", agregó el mandatario.

Una preocupación creciente

Las preocupaciones sobre la seguridad de la información financiera de los estadounidenses se incrementaron porque en el último año estuvieron comprometidos los datos de 100 millones de personas, incluidos los datos que estaban en manos de grandes cadenas minoristas como Target y Home Depot, añade la AP.

Además, el gobierno aplicará chips de seguridad y números de identificación personal, llamados NIPs, que sustituirán las firmas en todas las tarjetas de crédito actuales y nuevas que emita el gobierno, declaró Obama.

Las terminales de pago en instalaciones del gobierno federal estarán equipadas con la nueva tecnología a fin de que puedan procesar las tarjetas.

publicidad

En declaraciones ante la Oficina Federal de Protección Financiera del Consumidor, Obama dijo que para las víctimas de fraude y robo de identidad, la experiencia es dolorosa y exasperante. Afirmó que el problema necesita una estrategia práctica de parte de todo el gobierno.

La Casa Blanca dijo que el programa del gobierno busca alentar mediante el ejemplo a que el sector financiero y las cadenas minoristas refuercen sus niveles de seguridad.

Obama destacó que Home Depot Inc., Target Corp., Walgreen Co. y Wal-Mart Stores Inc. tienen previsto instalar en sus tiendas terminales de pago que puedan leer los chips de seguridad digital y los números de identificación personal.

El presidente también mencionó un plan de American Express Co. para apoyar a pequeñas empresas a fin de que doten a sus terminales de pago de mejores niveles de seguridad, y un programa de la procesadora de pagos Visa Inc. para informar a los consumidores y vendedores sobre las nuevas tecnologías.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad