publicidad
El presidente Barack Obama, millonario gracias a los derechos de autor, dijo en tono de broma que había puesto mala cara cuando recibió su formulario de impuestos.

Obama reconoce que puso mala cara cuando recibió su formulario de impuestos

Obama reconoce que puso mala cara cuando recibió su formulario de impuestos

El presidente Barack Obama, millonario gracias a los derechos de autor, dijo en tono de broma que había puesto mala cara cuando recibió su formulario de impuestos.

El presidente Barack Obama, millonario gracias a los derechos de autor,...
El presidente Barack Obama, millonario gracias a los derechos de autor, dijo en tono de broma que había puesto mala cara cuando recibió su formulario de impuestos.

'A nadie le gusta'

ANNANDALE, EU - El presidente Barack Obama, millonario gracias a los derechos de autor, dijo el martes en tono de broma que había puesto mala cara cuando recibió su formulario de impuestos, en un momento en el que arrecia la controversia entre demócratas y republicanos por los gravámenes a los estadounidenses más ricos.

"A nadie le gusta pagar impuestos", declaró Obama a estudiantes de la universidad de Virginia del Norte, en Annandale, en los suburbios del sur de Washington, donde defendió su estrategia presupuestal a mediano plazo.

El lunes, último día en Estados Unidos para declarar sus impuestos, Obama afirmó: "hay un momento en el que se descubre el monto que se debe pagar, entonces uno dice '¡Uauu! Voy a reflexionar sobre la imposición a los ricos'".

publicidad

La Casa Blanca indicó el lunes que Obama y su esposa habían pagado medio millón de dólares de impuestos federales y locales tras haber declarado ingresos por $1.72 millones de ingresos en el año 2010, en buena medida gracias a los derechos de autor recibidos por el presidente por sus tres libros.

'Es cuestión de valores'

"Nadie dirá que está encantado de pagar más impuestos. Pero es una cuestión de valores, de lo que consideramos prioritario", explicó el presidente. "Y seguramente no pienso que debo pagar menos impuestos".

Obama reclamó "pequeños sacrificios" a los contribuyentes estadounidenses más acomodados para reducir el déficit y la deuda, al tiempo que aseguró que no quería "castigar" el éxito.

El presidente llegó en diciembre a un compromiso con sus adversarios republicanos, vencedores en las elecciones legislastivas de mitad de mandato, aceptando una prolongación de las reducciones fiscales heredadas de su predecesor, George W. Bush (2001-2009), incluidas las que benefician a los contribuyentes más ricos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad