publicidad

Obama promulgó histórica reforma del sistema financiero

Obama promulgó histórica reforma del sistema financiero

El presidente de EU promulgó la mayor reforma financiera desde la Gran Depresión en la década de 1930.

Protege a los ciudadanos

WASHINGTON, D.C. - El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, promulgó este miércoles la mayor reforma financiera desde la Gran Depresión en la década de 1930 que, a su juicio, pondrá fin a los rescates de Wall Street financiados por los contribuyentes.

"Esta reforma ayudará a fomentar la innovación, no a perjudicarla", dijo Obama en una ceremonia en el edificio Ronald Reagan de Washington, ante cerca de 400 líderes de los sectores público y privado que tuvieron un papel relevante en el impulso de la ley.

Esta ley, según dijo en el acto de promulgación, dará "las protecciones más fuertes para los consumidores en la historia" del país.

Según Obama, la "causa principal" de la recesión fue "el descalabro de nuestro sistema financiero", y la crisis de 2008 fue fruto de la irresponsabilidad de algunos sectores en Wall Street y en los corredores del poder en Washington.

Durante años, señaló, el sector financiero estuvo gobernado por "reglas anticuadas y débilmente aplicadas que permitieron a algunos sacar ventaja del sistema y tomar riesgos que pusieron en peligro a toda la economía".

En respuesta, dijo, la reforma promoverá la transparencia y simplicidad en los préstamos y tarjetas de crédito para los consumidores.

"Gracias a esta ley, al pueblo estadounidense jamás se le pedirá de nuevo que pague por los errores de Wall Street. No habrá más rescates financiados por los contribuyentes, punto", afirmó Obama, que arrancó ruidosos aplausos de la audiencia.

publicidad

Entre los invitados a la ceremonia figuraron dos estadounidenses afectados por los excesos de la industria bancaria y que fueron señalados por la Casa Blanca como beneficiarios de la reforma, que lleva el nombre de sus principales autores demócratas, el senador Christopher Dodd y el legislador Barney Frank.

El gobierno tendrá más control

La reforma financiera, aprobada en el Congreso con el apoyo de sólo un puñado de republicanos, permite que el Gobierno desmantele a empresas que pongan en peligro a la economía; crea una entidad de protección financiera para los consumidores, y aumenta la vigilancia del complejo entramado financiero del país, especialmente del mercado de derivados.

La nueva legislación expande la supervisión gubernamental al contemplar, entre otras cosas, la creación de un consejo supervisor de 10 miembros que vigilará los principales problemas en todo el sistema financiero.

Además, el Departamento del Tesoro tendrá atribuciones para imponer regulaciones más estrictas para las firmas más grandes.

Los reguladores también tendrán más atribuciones para liquidar las compañías bancarias que hayan crecido demasiado, pero sólo si alguna de ellas amenaza con desestabilizar el sistema financiero.

La ley que firmó Obama exige asimismo que las firmas que vendan títulos respaldados por hipotecas incrementen sus reservas para protegerse del riesgo.

publicidad

Al mismo tiempo, la legislación establece una Oficina de Protección Financiera del Consumidor, que será una agencia independiente aunque esté dentro de la Reserva Federal.

No faltaron las críticas

Obama recordó que desde 2008 EU ha afrontado "la peor recesión desde la Gran Depresión" de la década de 1930, en la que ocho millones de estadounidenses han perdido sus empleos y "decenas de millones" experimentaron la estrepitosa caída en el valor de sus casas y pensiones.

Para Obama, esta reforma es una apuesta en la que todos ganan, porque promoverá la confianza de los inversionistas, protegerá a los consumidores y premiará la buena gestión de las empresas.

Pero no faltaron las críticas, en particular de republicanos y de la propia Cámara de Comercio de EU.

El legislador Spencer Bachus, el republicano de mayor rango en el Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes, se quejó de que con esta reforma financiera "el Gobierno está tomando control de la economía".

Lejos de ser un recetario para reactivar la economía, "el presidente y los demócratas hoy le dieron a los reguladores financieros el poder de crear incertidumbre financiera durante años", que sólo generará más problemas para los negocios, advirtió Bachus en un comunicado.

Mientras, el presidente de la Cámara de Comercio, Thomas J. Donohue, aseguró que esta reforma supondrá una carga para el empresariado, "no fortalecerá nuestros mercados de capital, no reactivará la economía ni ayudará a crear nuevos empleos, excepto en el Gobierno".

publicidad

Aunque esta reforma es otra victoria política para la Casa Blanca, tras más de un año de pugnas partidistas en el Congreso, ésta abre otro frente de lucha sobre cómo aplicar el nuevo conjunto de reglas.

Esa tarea recaerá principalmente en el Departamento del Tesoro, en un proceso que se prevé podría tardar un año.

Europa se congratula

El comisario europeo de Mercado Interior y Servicios, el francés Michel Barnier, ha saludado la histórica reforma financiera aprobada en Estados Unidos, y ha prometido que Europa también tendrá la suya a tiempo.

En una reacción publicada a raíz de la aprobación ayer de la reforma por el Senado estadounidense, el responsable europeo asegura que "contribuirá a volver más sólido el sistema financiero americano e internacional".

Con ello, Estados Unidos está avanzando en la puesta en práctica de los compromisos que las principales potencias industriales y emergentes contrajeron en el G-20 inmediatamente después de la crisis financiera iniciada en 2008 en Wall Street.

Barnier recuerda que Europa "también avanza rápidamente" en la aplicación de la hoja de ruta del G-20 y resalta la importancia de que esos compromisos "se lleven a la práctica al mismo tiempo a nivel internacional", para evitar distorsiones de la competencia.

Las instituciones de la UE acaban de adoptar una importante reforma de las reglas del sector en materia de prevención de riesgos y de los sistemas de remuneración de los directivos en los bancos.

publicidad

Además, la Comisión Europea, órgano motor de la Unión, ha presentado esta misma semana varias propuestas encaminadas a proteger mejor a los depositantes e inversores, y a supervisar más de cerca a las agencias de calificación de riesgos.

¿Qué hacen en Europa?

Paralelamente, los veintisiete gobiernos y el Parlamento Europeo negocian un paquete legislativo para crear una nueva arquitectura de supervisión financiera macro y microprudencial (del sistema y de las entidades concretas, respectivamente) que estará encargada de prevenir los riesgos sistémicos y de vigilar de cerca, a escala trasnacional, a los sectores bancario y asegurador, a los fondos de pensiones y a los mercados de valores.

En su nota, Barnier expresa su confianza en que estas negociaciones puedan concluir en septiembre, lo mismo que las ya iniciadas en torno a la directiva sobre gestores de fondos de inversión alternativos, entre ellos los "hedge funds".

La Comisión ha adelantado igualmente ideas para la creación en Europa de fondos de resolución que contribuyan a sufragar los costes de futuras quiebras bancarias, sin recurrir a los presupuestos públicos, y ha anunciado que presentará en otoño propuestas legislativas encaminadas a controlar los productos derivados y las ventas en descubierto.

El comisario constata que existen "diferencias" entre el enfoque estadounidense y el europeo, pero señala que "es normal" dado que los dos sistemas institucionales y financieros (de la UE y EU) no son los mismos.

publicidad

Barnier ha reiterado su voluntad de cooperar con las autoridades estadounidenses para evitar que se distorsione la libre competencia internacional.

A través de las reformas del sistema financiero se consigue, además, según el comisario, "restablecer la confianza de los ciudadanos y sentar las bases de un crecimiento sano y duradero".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad