publicidad

Obama nombró asesores independientes contra la crisis

Obama nombró asesores independientes contra la crisis

Obama nombró hoy a un consejo de asesores independientes para ayudarle a formular una respuesta a la crisis económica.

Es 'irresponsable' estancarse

WASHINGTON, D.C. - El presidente Barack Obama nombró hoy a un consejo de asesores independientes para ayudarle a formular una respuesta a la crisis económica, al tiempo que calificó de "irresponsable" e "inexcusable" la demora del Senado en aprobar el plan de reactivación.

Por su parte el plan de estímulo está trabado en el Senado, donde los republicanos y algún demócrata quieren que el programa sea menos voluminoso y dedique más fondos a las rebajas tributarias.

"Es inexcusable e irresponsable estancarse y demorarse mientras millones de estadounidenses están perdiendo sus trabajos", apuntó Obama en la ceremonia de presentación de los miembros del Consejo Asesor para la Recuperación Económica.

El nuevo Consejo estará presidido por Paul Volcker, ex presidente de la Reserva Federal, y será coordinado por Austan Goolsbee, uno de los asesores principales del presidente durante la campaña electoral, quien actuará como economista jefe y director de gabinete del órgano.

El consejo cuenta con grandes nombres del ámbito empresarial, sindical y académico. Entre ellos "hay algunos economistas y algunos que creen que son economistas", bromeó Obama.

En representación del sector privado están Jeffrey Immelt, el jefe de General Electric, Charles Phillips, presidente de Oracle, y Jim Owens, jefe de Caterpillar, y Mónica Lozano, editora de La Opinión, el mayor diario en español de Estados Unidos.

publicidad

Aportarán la visión de los trabajadores, los sindicalistas Anna Burger, secretaria de la Unión Internacional de Empleados de Servicios, y Richard Trumka, secretario de la AFL-CIO, la principal coalición sindical del país.

También integran el Consejo ex altos funcionarios del Gobierno como William Donaldson, antiguo presidente de la Comisión del Mercado de Valores (SEC, por su sigla en inglés), y Roger Ferguson, ex "número dos" de la Reserva Federal y actual director de TIAA-CREF, un fondo de pensiones.

Del lado académico están presentes Martin Feldstein, uno de los economistas republicanos más influyentes de Estados Unidos, y Laura D'Andrea Tyson, decana de la Escuela Hass de Negocios de la Universidad de California en Berkeley.

Obama explicó que esos asesores le darán "una visión sobre el terreno" de la economía desde sus diversos sectores.

Plan trabado en el Senado

El plan de estímulo fue aprobado en la Cámara de Representantes, pero está trabado en el Senado, donde los republicanos y algún demócrata quieren que el programa sea menos voluminoso y dedique más fondos a las rebajas tributarias.

La versión del plan que sopesa el Senado ronda los $920 mil millones de dólares, que serían desembolsados durante dos años.

Obama dijo que el paquete cuenta con el "tamaño, el alcance y las prioridades correctas", y alertó de que "si no actuamos, esta crisis se convertirá en una catástrofe".

publicidad

Hoy se supo que la economía de Estados Unidos perdió casi 600 mil puestos de trabajo en enero, la cifra más alta desde diciembre de 1974, lo que elevó el índice de desempleó al 7,6 por ciento, más que lo previsto por los analistas.

Obama usó este anuncio como demostración de que su plan de estímulo es una medida indispensable para evitar que se agrave la recesión en Estados Unidos, iniciada en diciembre de 2007.

"La situación no podría ser más seria. Estos números demandan acción", le dijo Obama al Congreso.

Al tiempo que presionaba al Senado, donde se negocia actualmente el paquete, Obama quiso mostrar hoy con el anuncio de los miembros del Consejo que tiene iniciativas para solventar la crisis.

El presidente ya cuenta con un banquillo nutrido de economistas entre sus asesores directos, como el secretario del Tesoro, Tim Geithner, o el director del Consejo Económico Nacional, Lawrence Summers, pero indicó que quiere oír voces de fuera de la Casa Blanca, de ahí la creación del nuevo Consejo de asesores.

La idea contrasta con las prácticas de su antecesor, George W. Bush, que fue criticado por sólo consultar un pequeño número de consejeros conservadores que pensaban de forma similar.

"Nos reuniremos de forma periódica para que yo pueda oír ideas diferentes y agudizar las mías, para obtener consejos sinceros y bien informados", explicó Obama.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad