Obama endurece el tono en medio de las negociaciones

Obama endurece el tono

Getty Images

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

Se acerca el 17 de octubre

El presidente Barack Obama parece haber endurecido su posición este sábado en las negociaciones sobre el presupuesto y la deuda, a cinco días del límite fijado por el Tesoro para evitar un default de Estados Unidos.


El Congreso estaba en sesiones este sábado por segundo fin de semana consecutivo. Los republicanos de la Cámara de Representantes se reunieron previamente a puerta cerrada, mientras que el Senado debería votar más tarde un voto de procedimiento sobre un aumento del techo de la deuda, una medida impulsada por los demócratas y que no tendría el apoyo de los republicanos, informa la Agencia France de Press.

"Crear crisis para extraer masivas concesiones no es como trabaja nuestra democracia, y debemos poner un alto a eso. La política es la batalla de ideas, pero hay que impulsar esas ideas con elecciones y legislaciones, no mediante la extorsión", dijo en su mensaje radial de los sábados, citó a su vez Notimex.

¿Habrá pronto un acuerdo en la Casa Blanca? Opina en nuestros Foros.

Nada trascendió sobre la conversación entre Obama y el presidente de la Cámara y jefe de la bancada republicana en el Congreso, John Boehner, tras su reunión del jueves en la Casa Blanca. Luego de una conversación telefónica entre ambos la noche del viernes, el portavoz de Boehner se limitó a reiterar a los periodistas que "ellos están de acuerdo sobre el hecho de que deberíamos continuar dialogando", retoma la AFP.


La reunión del jueves marcó el deshielo de las relaciones entre los dos bandos, que hasta entonces no habían discutido ningún plan concreto para elevar el límite legal de la deuda antes del 17 de octubre.

No quiere una solución temporal

Durante su alocución semanal, Obama manifestó este sábado su hostilidad con la idea de postergar solamente por algunas semanas este vencimiento, como ofrecieron en primera instancia los republicanos.

Elevar el techo de la deuda por un plazo corto permitiría, según los republicanos, negociar con más tiempo un amplio acuerdo de reforma de varios programas sociales estadounidenses.


"No sería inteligente, como algunos lo anuncian, postergar por dos meses el techo de la deuda y coquetear con el primer default intencional en medio de la temporada comercial de Navidad", dijo Obama, subraya la AFP.

"Los daños a la reputación de tomador de préstamos sin tacha de Estados Unidos no provocaría más que una caída de los mercados. Sería más caro tomar préstamos para todos los estadounidenses", subrayó el presidente demócrata.

El presidente, que afirmó estas últimas semanas que no negociaría "con una pistola en la cabeza", endureció su retórica calificando las consecuencias de una eventual cesación de pagos como un "nuevo impuesto, un impuesto republicano del default, sobre todas las familias y empresas estadounidenses", aseveró por su parte Efe.

"Nuestro Gobierno está cerrado por primera vez en 17 años (...) Esto no es normal. Por eso tenemos que poner fin esto. No sólo porque es peligroso, sino porque socava la fe de todo el mundo en nuestro extraordinario sistema de auto-gobierno. Y eso nos hace daño a todos", agregó.


Obama recordó las "terribles consecuencias" que puede ocasionar que el país caiga en suspensión de pagos el próximo día 17 si no se eleva el techo de la deuda, así que insistió en aprobar un presupuesto que "ponga de nuevo a la gente a trabajar".

La respuesta republicana

En la respuesta republicana, el congresista Howard "Buck" McKeon dijo que ambas partes han encontrado un punto de acuerdo durante el estancamiento presupuestario al otorgar fondos para programas de los ex militares, detalla a su vez The Associated Press.

McKeon dijo que Obama y los congresistas demócratas deberían respaldar otros proyectos de ley que financien servicios del gobierno y luego sentarse con los republicanos a resolver sus diferencias.


Parálisis administrativa

A falta de una votación sobre los gastos e ingresos en el Congreso, Estados Unidos quedó sometido desde el 1 de octubre a una parálisis administrativa. Cientos de miles de funcionarios recibieron la orden de permanecer en sus casas, provocando una cascada de problemas en todo el país, recuerda la AFP.

Varios estados (Nueva York, Arizona, Colorado, Utah, Dakota del Sur) debían reabrir sus parques nacionales el sábado gracias a un acuerdo con el Servicio Nacional de Parques, la agencia federal que los administra y que se había visto forzada a detener casi completamente sus operaciones debido a la parálisis presupuestal.

Parques como el Gran Cañón o grandes monumentos como la Estatua de la Libertad acogerán de nuevo a los turistas, pues su funcionamiento será financiado temporalmente por las autoridades locales.


La crisis presupuestaria se agrava con la necesidad de levantar el techo legal de la deuda, otra facultad que corresponde al poder Legislativo. Pasada la fecha del 17 de octubre, la primera economía mundial corre el riesgo de una cesación de pagos que tendrá repercusiones mundiales, advirtió el gobierno.

"Un grupo de republicanos de la Cámara (...) acudió a la Casa Blanca el jueves para hablar con el presidente y encontrar un terreno común. Estas conversaciones continúan", dijo este sábado el republicano Buck McKeon.

No obstante, no se espera ninguna resolución para este fin de semana. Los miembros de la Cámara fueron informados que podrían salir de Washington desde el sábado por la tarde hasta el lunes por la noche.

¿Quién gana con el cierre del gobierno?


Por otro lado, de acuerdo a Efe, muchos lo declararon moribundo en las elecciones de 2012, pero la paralización del Gobierno de EEUU ha demostrado que el movimiento ultraconservador Tea Party es capaz de ahogar el pragmatismo de los líderes republicanos para erigirse en gran vencedor, al menos temporal, de la crisis fiscal.

Se apoyan en pequeños grupos de activistas y en los cheques en blanco de multimillonarios conservadores como los hermanos Koch, y han logrado, pese a ser una minoría en el Congreso, "atar las manos" del presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, y el resto de líderes moderados del partido.

Nombres como los del senador Ted Cruz o los congresistas Michele Bachmann y Steve King han pasado a ocupar tantos titulares como el propio Boehner, convencidos de que paralizar la Administración es un mal menor en una batalla sin cuartel contra el mayor logro interno de la presidencia de Barack Obama: su reforma sanitaria.

"En los últimos dos meses hemos seguido juntos un modelo para detener ese estropicio, ese desastre, esa pesadilla que es 'Obamacare'" (como han bautizado los republicanos a la reforma), dijo Cruz este viernes en la conferencia Votantes de Valores, que reúne anualmente a figuras conservadoras en Washington.


Incapaces de derrotar la reforma sanitaria en los tribunales o las urnas, el Tea Party y sus apoyos financieros planearon desde comienzos de este año una nueva estrategia, que acabó vinculándose a la negativa de seguir financiando el Gobierno federal si no se eliminaban los fondos para esa legislación.

"Básicamente, forzaron el cierre del Gobierno. Han conseguido una victoria temporal", dijo a Efe James Thurber, director del centro de estudios del Congreso y la presidencia en la American University (AU) de Washington.

El propio Obama se ha visto obligado a admitir ese triunfo, denunciando repetidamente que "una facción de un partido en una cámara del Congreso" haya paralizado su Administración.

'Mucho poder estratégico'


El pulso del Tea Party ha sorprendido a quienes pronosticaron su decadencia en las elecciones de 2012, en las que perdieron varios escaños en un claro "revés" respecto a los comicios de 2010, que marcaron su ascenso a la escena nacional, recordó Thurber.

"Pero siguen teniendo mucho poder estratégico", aseguró.

Parte de la explicación está en la llamada regla Hastert, una directriz republicana por la que el presidente de la Cámara no permite que se vote ninguna ley a menos que tenga el apoyo de la mitad de los legisladores del partido.

Si a los 50 ó 60 simpatizantes del Tea Party en la Cámara se suman otros tantos republicanos que votan guiados por el temor de perder su escaño contra candidatos aún más conservadores en las próximas elecciones primarias, se supera enseguida la mitad de los 232 miembros del partido en el hemiciclo.


Pero el ascenso del Tea Party no es mera estrategia, afirmó a Efe Tom de Luca, profesor de política en la Universidad de Fordham.

"El Tea Party no es un accidente: es un reflejo de la creciente polarización de la política estadounidense, por la que el partido republicano se ha vuelto mucho más conservador en los últimos 30 años. Las diferencias entre los partidos tanto en el Congreso como en el activismo están en el máximo nivel que se recuerda", apuntó.

Esa polarización, que afecta al propio electorado, hace que no haya "nada sorprendente en su estrategia de hacer lo posible contra 'Obamacare' pese al daño que pueda hacer con el cierre del Gobierno y la posible suspensión de pagos", consideró De Luca.

John Fleming, un médico convertido en congresista del Tea Party, admite que a sus votantes en Luisiana "no les preocupa si cierra el Gobierno, porque ocurre en Washington; no afecta a su día a día".


"Lo que dicen es: 'Sigan luchando contra Obamacare'", señaló Fleming esta semana al diario "Los Angeles Times".

Cambio de mensaje

A medida que pasan los días con la Administración paralizada, no obstante, los líderes del movimiento cambian sutilmente de mensaje. Si nada más paralizarse el Gobierno Bachmann aseguraba haber logrado "exactamente lo que quería", Cruz no tardó en responsabilizar a Obama y a su negativa a negociar de los efectos perniciosos de la crisis.

"Hacen comentarios confusos, que reflejan que buscan cómo salir de una situación a la que han llegado porque el público no apoya el cierre y aún menos la suspensión de pagos por la sola razón de fastidiar a Obama, al que acaban de reelegir", indicó De Luca.


Las últimas encuestas no dejan bien parados a los republicanos ni al Tea Party, pero los expertos coinciden en que es difícil que el movimiento se desinfle a corto plazo.

"El Tea Party sólo perderá fuerza cuando sus tácticas demuestren ser desastrosas para el partido republicano en términos electorales o cuando sean desafiados por intereses alineados con el partido, como la Cámara de Comercio", pronosticó De Luca.

Comentarios

ARTICULOS MÁS POPULARES

Lista negra de sacerdotes, ¿está el suyo?

Los recientes casos de falsos sacerdotes católicos pone en vigencia la lista negra de religiosos de la Arquidiócesis de Los Ángeles

Se reduce levemente la deuda de Puerto Rico

La deuda bajó de $72 mil millones a $69 mil millones, informó el secretario de asuntos públicos de La Fortaleza.

Departamento de Educación crea unidad para i...

Las minorías como los hispanos son las poblaciones más vulnerables a estas estafas

Cinco mexicanos acusados de defraudar al IRS

Fueron arrestados bajo cargos de participar en una confabulación para defraudar por unos nueve millones de dólares.

Rubio tras los indecisos en New Hampshire

A pocos días de la primera elección primaria, los candidatos buscan seducir a los votantes independientes de New Hampshire.

El salario mínimo en EEUU y otros países

Te presentamos cuánto es el mínimo que se paga por una hora trabajada en Estados Unidos y cuánto en otros países.

LO ÚLTIMO

23 semanas y contando, ¡Satcha Pretto luce s...

La bebita de Satcha ha crecido mucho, mira lo bella que se ve la conductora.

Bellas y a la moda de Chiqui Delgado en Desp...

La belleza y el bueno humor reinaron este martes en la casita más feliz de la televisión.

Los nominados al Oscar tuvieron almuerzo VIP

Desde Iñárritu, hasta DiCaprio y Damon, todos los aspirantes al Oscar fueron a tomarse la foto del Club de Oscar.

¡Febrero con amor!

Llegó el mes más romántico del año y es momento de sumergirte en la vida de nuestros conductores. Mira su día.

¡Tips de belleza con Gali!

Galilea Montijo es una fanática de la moda y ahora te comparte sus mejores tips de belleza para que luzcas siempre hermosa.

¡No te pierdas La Viuda Negra II!

La Viuda Negra 2 regresa con sed de venganza y para eso, sólo tiene una única oportunidad.