publicidad
El presidente Obama durante la rueda de prensa en que defendió el presupuesto para el próximo año.

Obama defiende un presupuesto de "decisiones duras"

Obama defiende un presupuesto de "decisiones duras"

El presidente de EU, Barack Obama, defendió su propuesta de presupuesto federal, de la que aseguró que está llena de "decisiones duras" para atajar el déficit fiscal.

El presidente Obama durante la rueda de prensa en que defendió el presup...
El presidente Obama durante la rueda de prensa en que defendió el presupuesto para el próximo año.

Objetivo: atajar el déficit fiscal

WASHINGTON, D.C. - El presidente de EU, Barack Obama, defendió el martes su propuesta de presupuesto federal, de la que aseguró que está llena de "decisiones duras" para atajar el déficit fiscal, y advirtió de la necesidad de acometer recortes en el futuro en áreas como la Seguridad Social.

Obama convocó una apresurada rueda de prensa, con el objeto de responder a las críticas en torno a su propuesta presupuestaria de $3.73 billones, presentada el lunes y que muchos, en particular la oposición republicana, han rechazado por no acometer fuertes recortes en las áreas de más gasto, como la Defensa o la Seguridad Social.

La propuesta presupuestaria prevé un déficit fiscal para este año de $1.64 billones, una cifra récord.

publicidad

Según el mandatario estadounidense, las medidas que ha propuesto permitirán reducir notablemente el déficit para mediados de esta década, de modo que "el país no seguirá tirando de tarjeta de crédito" para pagar los gastos federales.

Sí admitió que para recortar el déficit de manera significativa será necesario acometer importantes cambios en los sistemas de la Seguridad Social y Medicare, el sistema de asistencia sanitario para los jubilados.

También será necesaria, declaró, una reforma del código fiscal estadounidense, algo a lo que se comprometió en su discurso sobre el Estado de la Unión el mes pasado.

Pero para ello, consideró, será necesario abrir un "diálogo verdadero" entre los dos partidos, el republicano, que controla la Cámara de Representantes, y el demócrata, mayoritario en el Senado.

"Es una cuestión de que todo el mundo mantenga una conversación seria sobre dónde queremos ir, y que todos nos subamos al mismo barco al mismo tiempo para que no se vuelque", apuntó el presidente estadounidense.

El proyecto presupuestario permitirá, según ha apuntado la Casa Blanca, ahorrar cerca de $1.1 billones en diez años.

Para ello, el gobernante estadounidense ha congelado durante cinco años los gastos no obligatorios o ha eliminado programas populares entre la base demócrata, como ayudas a las familias más pobres para pagar sus facturas de energía.

publicidad

Pero estos recortes se quedan muy lejos de las recomendaciones de la Comisión Fiscal independiente establecida por Obama, que consideran que para reducir el ingente déficit fiscal es necesario acometer importantes recortes en Defensa o en Medicare, entre otros.

A este respecto, el presidente consideró que es necesario introducir recortes "con el escalpelo de un cirujano, no con un machete".

Así, indicó, en el área de Defensa es necesario calibrar muy mucho qué gastos se recortan, cuando EU, aunque completará este año su retirada de Irak, mantiene aún una importante presencia militar en la guerra en Afganistán.

"Mayores recortes pondrían en peligro nuestra capacidad de cumplir nuestra misión", consideró.

El presidente estadounidense reiteró que a lo largo de lo que le resta de mandato su principal prioridad será la creación de puestos de trabajo y la consolidación de la recuperación económica.

En la actualidad, el índice de desempleo se encuentra en el 9.0 por ciento, alto históricamente para EU.

Obama, sin embargo, advirtió contra lo que consideró una mentalidad apresurada en Washington, que lleva a exigir resultados inmediatos en cosas que llevan su tiempo.

Aunque, subrayó, es perfectamente consciente del sufrimiento que la mala marcha económica o el desempleo ocasionan entre la gente común y corriente, "entre nosotros hay cierta tendencia a creernos que si algo no pasa hoy mismo es que no va a pasar nunca".

publicidad

Pese a que la rueda de prensa tenía como objeto, sobre todo, responder a preguntas económicas, Obama dedicó buena parte de su tiempo a abordar la situación en Oriente Medio, donde las protestas que consiguieron la caída del presidente Hosni Mubarak en Egipto se extienden a otros países de la región, como Yemen y Argelia.

Oriente Medio tiene "hambre de cambio", consideró Obama, que instó a responder de modo pacífico a las manifestaciones pro democracia en la región y criticó duramente a Irán por su represión.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad