publicidad
Desde junio los precios del petróleo han caído un 40% y los precios de la gasolina se han llegado a situar por debajo de los $2 por galón.

Obama advierte que los precios de la gasolina no se mantendrán bajos por siempre

Obama advierte que los precios de la gasolina no se mantendrán bajos por siempre

Los precios del petróleo han caído un 40% y los precios de la gasolina han estado debajo de los $2 por galón.

Desde junio los precios del petróleo han caído un 40% y los precios de l...
Desde junio los precios del petróleo han caído un 40% y los precios de la gasolina se han llegado a situar por debajo de los $2 por galón.

El presidente estadounidense, Barack Obama, urgió en una entrevista con el principal periódico de Detroit a que se siga poniendo el acento en vehículos de bajo consumo porque la gasolina barata no va a durar siempre.

En la entrevista, publicada en el diario Detroit News poco antes de que Obama visite una planta de Ford en esa ciudad, el mandatario recomendó a los consumidores "seguir pensando en ahorrar dinero en la gasolinera; es bueno para el medioambiente, es bueno para el bolsillo", cita la agencia Efe.

Estados Unidos, un país en el que el transporte privado es de gran importancia, está disfrutando en la actualidad de nuevos mínimos en los precios de la gasolina, gracias al desplome del valor del barril de petróleo por el "boom" de los hidrocarburos no convencionales en Norteamérica.

publicidad

Desde junio los precios del petróleo han caído un 40% y los precios de la gasolina se han llegado a situar por debajo de los 2 dólares por galón (3.78 litros).

Vehículos de bajo consumo

Obama urgió a seguir invirtiendo en vehículos de bajo consumo y tecnologías menos contaminantes, y pidió "no creer que la demanda desde China, India y otros países emergentes va a mantenerse sin cambios".

"En el largo plazo (la demanda de petróleo) crecerá más rápido y tenemos que tener una política energética inteligente", reiteró Obama.

El presidente estadounidense visita este miércoles una planta del gigante automovilístico Ford en la que se fabrican tecnología de bajo consumo y vehículos compactos, un cambio de paradigma que Detroit intensificó tras la crisis de 2008.

Ese año desencadenó la histórica bancarrota y rescate público de General Motors (GM) y Chrysler. Ford corrió mejor suerte, pero tuvo que recibir un crédito para evitar males mayores.

Los tres grandes de Detroit están apostando ahora por vehículos híbridos, eléctricos y compactos.

Obama volvió a defender el rescate del sector del motor, que costó al estado 9.300 millones de dólares, por haber liderado el resurgir de la industria estadounidense y haber contribuido a crear empleos.

publicidad

Exterminador de empleos

Por otro lado, la cadena productiva del sector ha sufrido la caída de los precios del petróleo, arrastrando miles de empleos, pues las firmas petroleras han recortado puestos y salarios para paliar las caídas en los precios.

Según lo que informa la web CNN Expansión, miles de trabajadores de la energía han sido despedidos en Estados Unidos en las últimas semanas. Sus empleos, en muchos casos, les ofrecían buenos salarios.

El medio añade que la caída del precio genera ahorros para los conductores en las gasolineras, pero también es una amenaza para la subsistencia de la gente de la industria energética.

Texas, por su lado, tiene más riesgo de caer en una crisis energética, y los empleados despedidos se pierden de los generosos beneficios de salud que las firmas de petróleo les otorgan.

Baja sorpresiva en las reservas de crudo

En tanto, la Agencia France Press informa que las reservas de crudo registraron una inesperada caída la semana pasada en Estados Unidos, según cifras publicadas este miércoles por el Departamento de Energía.

El descenso de las reservas de crudo fue de 3.1 millones de barriles, a 382.40 millones, en la semana terminada el 2 de enero, mientras que los analistas consultados por la agencia Bloomberg esperaban un alza de 911,000 barriles.

Las reservas de crudo habían perdido ya la semana anterior 1.8 millones de barriles.

publicidad

Las existencias de productos destilados (incluyendo el diesel y el combustible para calefacción) aumentaron 11.2 millones de barriles a 136.90 millones, muy por encima de los 1.97 millones previstos por los analistas.

Los inventarios de gasolina subieron 8.1 millones de barriles a 237.20 millones, superando también las previsiones de los analistas, que anunciaban un aumento de 1.6 millones de barriles.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
preview
Video: Policía londinense responde a reportes de un supuesto tiroteo en ‘Black Friday’
preview
El videíto: Esta familia volvió a los 70 para celebrar su cena de Acción de Gracias
publicidad