publicidad
Axel Kicillof, ministro argentino de Economía.

Negociaciones contrarreloj en Nueva York para evitar el default de Argentina

Negociaciones contrarreloj en Nueva York para evitar el default de Argentina

Las negociaciones para buscar una salida negociada al litigio se reanudaron el miércoles en Nueva York.

Axel Kicillof, ministro argentino de Economía.
Axel Kicillof, ministro argentino de Economía.

Buscando una salida negociada al litigio

Las negociaciones entre Argentina y los fondos especulativos para buscar una salida negociada al litigio por su deuda soberana y evitar un default se reanudaron el miércoles en Nueva York con la presencia del ministro de Economía Axel Kicillof.

Kicillof llegó a las oficinas del mediador judicial Dan Pollack a las 11:00 locales (16:00 GMT) acompañado por el resto de la comitiva argentina y no formuló declaraciones, constató la AFP.

LEER: cronología de la crisis de la deuda argentina

Amenazada por la declaración inminente de un nuevo default este miércoles, Argentina busca arrancar un acuerdo de último momento en febriles y complejas negociaciones con los fondos especulativos, que ganaron un juicio por 1,330 millones de dólares por bonos impagos de 2001.

publicidad

Encuentro con representantes de fondos 'buitres'

Para evitar un default, Argentina necesita que el juez federal Thomas Griesa habilite en la jornada un pago a tenedores de bonos reestructurados en los canjes de 2005 y 2010 y bloqueado para forzar la aplicación de su sentencia.

¿Caerá Argentina en crísis? Opina aquí.

El martes, la comitiva argentina liderada por Kicillof negoció durante doce horas con el mediador judicial y, por primera vez, con representantes de los fondos a los que califica de "buitres", señala la AFP.

Muy cauto, el ministro, que llegó a Nueva York procedente de Caracas donde participaba junto a la presidenta Cristina Kirchner en la cumbre del Mercosur, señaló que no podía "decir más sobre los resultados" tras ese primer encuentro "cara a cara" con representantes de los fondos NML Capital y Aurelius.

El dinero congelado

Argentina giró el 26 de junio pagos por 539 millones de dólares por sus bonos reestructurados, pero el juez tiene congelado ese dinero depositado en el Bank of New York, lo que provocaría el default sobre deuda emitida bajo legislación norteamericana.

Con el vencimiento a punto de expirar, un grupo de tenedores de esos títulos pidieron el martes a Griesa suspender hasta 2015 su sentencia para permitir una salida negociada en el caso.

"Una suspensión de las órdenes es el mejor camino para que este tribunal promueva un acuerdo negociado en el caso y evite un default. Este tribunal debe emitir una suspensión temporaria de las órdenes hasta el 1 de enero de 2015, luego de que expire la cláusula RUFO", dice el texto.

publicidad

La cláusula RUFO impide a Argentina mejorar antes de esa fecha la oferta a los acreedores que cambiaron sus bonos aceptando quitas de hasta el 70% del valor nominal de los títulos en default en 2001, so pena de tener que igualar los pagos.

Bancos privados, clave en la negociación

Una clave en el avance de las negociaciones en las últimas horas es la participación de bancos privados argentinos a través de una compleja triangulación para comprar los bonos en poder de los litigantes y recibir luego títulos nuevos en dólares del gobierno, sin intervención estatal y evitando la aplicación de la cláusula RUFO, según la prensa de Buenos Aires.

La propuesta sería puesta sobre la mesa en Nueva York este miércoles en una reunión entre representantes de los fondos especulativos y de la banca argentina nucleada en ADeBa (Asociación de Bancos Argentinos), de acuerdo con el diario Ámbito Financiero.

Los bancos habrían ofrecido también aportar una garantía de 250 millones de dólares como otra forma de destrabar las negociaciones.

El segundo default en 13 años

Este sería el segundo default de Argentina en 13 años, luego de que en 2001 el gobierno suspendiera el pago de 100,000 millones de dólares, equivalentes a 166% de su PIB. La diferencia es que en aquella oportunidad, fue el país el que declaró la moratoria.

publicidad

Cara a cara

Efe destaca que el Gobierno de Argentina negoció el martes por primera vez cara a cara con los fondos especulativos en la víspera de la fecha límite para el cese de pagos, informó el mediador judicial nombrado por el juez neoyorquino Thomas Griesa, indica por su parte Efe.

"Hubo un intercambio francos de los puntos de vista y las preocupaciones. Los asuntos que dividen a las partes siguen sin resolverse", explicó el mediador Daniel Pollack en un comunicado emitido después de una reunión de doce horas en su despacho.

Una intensa jornada de negociaciones se vivió el martes en Nueva York entre la delegación argentina y los acreedores que no se acogieron al canje de deuda de 2005 y 2010, mediados por Daniel Pollack, el abogado especialista nombrado por Griesa.

Las reuniones empezaron a las 11:20 hora local (15:20 GMT) pero, tras un intermedio, dieron el giro significativo a las 18:30 (22:30 GMT) cuando apareció el ministro de Economía de Argentina, Axel Kicillof, para cinco horas más de encuentro.

El ofrecimiento de los bancos privados argentinos

Por su parte, la AFP señala que los bancos privados argentinos propusieron el martes aportar una garantía de 250 millones de dólares para destrabar las negociaciones.

La medida fue votaba por la ADeBA y busca mostrar que hay voluntad de pago de la nación sudamericana, informaron los diarios Ámbito Financiero y La Nación cuando se confirmó que el ministro de Economía Axel Kicillof está en una reunión crucial en Nueva York.

publicidad

"Fue la idea puesta este martes sobre la mesa en una reunión entre los representantes de Adeba, como una invitación a ayudar al Gobierno a destrabar el conflicto con los holdouts, mientras se desarrollaba en Nueva York la audiencia con el mediador Daniel Pollack", informó el diario económico Ámbito Financiero.

La propuesta de los bancos argentinos quiere demostrar al juez Griesa que Argentina puede pactar un pago con los fondos que ganaron el fallo para después del 2 de enero de 2015, a quien le solicitan que reinstaure la medida cautelar (stay, en inglés) para resolver el litigio.

El optimismo crece

Por otro lado, el optimismo por la posibilidad de un acuerdo entre Argentina y los fondos buitre se reflejó el miércoles en un alza de los bonos argentinos y la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, y una caída en el precio del dólar ilegal que se vende en un mercado paralelo al oficial, indica por su parte Notimex.

El Mercado de Valores registró 3.8 por ciento de ganancias al sumar 8,670.9 puntos en la apertura bursátil de una jornada en la que Argentina puede lograr una negociación que evitaría el ingreso a una involuntaria cesación de pagos de su deuda.

Una de las mayores firmas beneficiadas con la tendencia alcista fue la reestatizada petrolera YPF, cuyos títulos subieron 8.1 por ciento, en tanto que los bonos en dólares de la deuda argentina también registraron ganancias del 11 por ciento.

publicidad

Otro de los indicadores optimistas fue la caída en un 17 por ciento del riesgo país que establece la consultora financiera estadunidense JP Morgan, que mide la capacidad de pago de la deuda que tienen los países.

El mercado cambiario también se ajustó al clima favorable sobre el acuerdo, ya que el dólar ilegal, conocido aquí como “blue”, bajó de manera abrupta de 13 a 12.30 pesos argentinos, mientras que la divisa legal se mantuvo en un precio de 8.20 pesos.

FMI no ve 'sustanciales consecuencias externas'

En tanto, la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, señaló que la posibilidad de que Argentina caiga en una suspensión de pagos técnica no tendría "sustanciales consecuencias externas (...) dado que el país lleva fuera de los mercados financieros largo tiempo", cita Efe.

"Aunque la suspensión de pagos siempre es lamentable, no creemos que tenga sustanciales consecuencias externas de manera general", afirmó Lagarde en un encuentro con un reducido grupo de corresponsales, entre ellos Efe, en la sala de conferencias de su despacho.

La directora gerente del FMI explicó que Argentina "lleva fuera de los mercados financieros un largo tiempo", tras la suspensión de pagos de Buenos Aires en 2001.

Asimismo, Lagarde remarcó que "existen negociaciones en marcha", y que el Fondo está "obviamente" siguiendo la situación de cerca, pero que en ningún caso se le ha solicitado su "intervención" en ellas.

publicidad

No obstante, la directora del Fondo sí reconoció que el impago de Argentina "tendría consecuencias sobre "los futuros procesos de reestructuración de deuda" a nivel internacional, cuyos "principios" habría que "revisar".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad