publicidad
Solo era cuestión de tiempo para que BMw nos presentara la versión convertible del Serie 2.

Marcas de lujo apuestan por crecimiento del mercado brasileño de automóviles

Marcas de lujo apuestan por crecimiento del mercado brasileño de automóviles

Marcas como la británica Land Rover, Audi y BMW apuestan por la retomada del crecimiento de la economía del gigante sudamericano.

Solo era cuestión de tiempo para que BMw nos presentara la versión conve...
Solo era cuestión de tiempo para que BMw nos presentara la versión convertible del Serie 2.

Los automóviles de lujo deben duplicar su participación en el mercado brasileño dentro de los próximos seis años, estimaron hoy directivos de marcas del sector como la británica Land Rover y las alemanas Audi y BMW, que apuestan por la retomada del crecimiento de la  economía del gigante sudamericano.

A la vez, marcas como la alemana Porsche y la surcoreana Kia, que no poseen fábricas en el país, esperan un guiño del segundo Gobierno de la presidenta reelegida Dilma Rousseff para "aumentar el optimismo" frente al consumo y a la importación en general.

"El mercado de vehículos de Brasil tendrá hasta 2020 unos cinco millones de automóviles para la venta. Será el tercero o cuarto del mundo. Apostamos a largo plazo en Brasil, donde tenemos espacio para crecer", señaló e periodistas Terry Hill, director-presidente de Jaguar-Land Rover para América Latina y el Caribe.

publicidad

Hill anunció hoy, un día antes de la apertura del Salón del Automóvil de Sao Paulo, que en la fábrica que abrirá la compañía en 2016 en Itaitaia (Río de Janeiro), con una inversión de 750 millones de reales (unos 303.3 millones de dólares), se producirá el modelo Discovery Sport de Land Rover.

El precio de 180,000 reales (unos 72,815 dólares) es el mismo que en Gran Bretaña y la apuesta de Land Rover es tener representantes en todo el país, sobre todo en la región noreste, una de las que más crece.

Según Hill, actualmente el mercado de lujo de Brasil es del 2%, contra el 10% que se registra en la Unión Europea.

En Brasil Land Rover vendió poco más de 7,300 vehículos el no pasado.

"Esperamos que hasta 2020, (el mercado de automóviles de lujo) aumente para entre el 4 % y el 5 %. Para eso confiamos en la producción de los vehículos en Brasil a inicios de 2016 destinados al mercado brasileño y si es posible para exportar a toda la región latinoamericana", indicó el ejecutivo.

Desde 2011, el Gobierno de Rousseff lanzó el plan Innova Auto, que estimula la instalación de las fábricas en Brasil o, en caso contrario, las marcas tienen un cupo de importación que si es superado cada automóvil se puede encarecer en un 30 %.

La llegada de Land Rover a Brasil se sumará a la de la alemana BMW, que inauguró su fábrica el 30 de setiembre pasado en Araquarí, en el sureño de estado de Santa Catarina.

publicidad

La apuesta por Brasil en el mercado de lujo fue confirmada por BMW también en el Salón del Automóvil de Sao Paulo, donde la compañía alemana anunció que para 2015 se producirán en Brasil cinco modelos de alta gama.

En el stand de Audi, a su vez, una de las grandes novedades será la llegada en 2015 al mercado de lujo brasileño del automóvil eléctrico.

Audi también seguirá a BMW y a Land Rover con la apertura en 2015 de una fábrica en Sao José dos Pinhais, en la región metropolitana de Curitiba, capital del sureño estado de Paraná.

Según informó a Efe un portavoz de Audi, en los primeros nueve meses de 2014 las ventas de esta marca "premium" aumentaron un 102% respecto del mismo período del año anterior.

El anuncio de estas tres fábricas instaladas en territorio presentan un panorama inédito y responden a la política del Gobierno de Rousseff de encarecer la importación de automóviles de lujo para promover la producción nacional y fomentar empleos en el sector.

Sin embargo, la coreana Kia, por ejemplo, aún no definió si abrirá una fábrica en Brasil.

"Somos optimistas en que el nuevo gobierno pueda revisar y organizar nuevamente el cupo de importación. Hubo una ola de pesimismo por la elección, ahora esperamos un signo de credibilidad internacional en el Gobierno, con la designación del nuevo ministro de  Economía", comentó a Efe el presidente de Kia, José Luiz Gandini.

publicidad

En ese sentido, Porsche tiene un cupo de 900 vehículos anuales importados sin el 30 % de impuesto y una producción local es considerada "cara" para la alemana, según señaló a Efe el presidente de la importadora en el país, Marcel Visconde.

El Salón del Automóvil, que se celebra entre el 30 de octubre y el 9 de noviembre en el centro de exposiciones Anhembí, genera 240 millones de reales (unos 97 millones de dólares) para la ciudad de Sao Paulo. 

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad