publicidad

Magnate chino irá a la cárcel

Magnate chino irá a la cárcel

El magnate Zhou Zhengyi, considerado el hombre más rico de Shanghai, pasará 16 años en la cárcel por corrupto.

No es su primera vez

El magnate Zhou Zhengyi, considerado el hombre más rico de Shanghai, perdió la apelación de la sentencia que recibió en noviembre pasado por corrupción, y pasará 16 años en la cárcel, informó el diario Shanghai Daily.

El Alto Tribunal Popular de Shanghai ha respondido así a la única carta que le que quedaba a la defensa del empresario, que volverá a prisión tras perder la apelación.

Zhou, que llegó a contar con la undécima mayor fortuna personal de China, recibió esa condena hace dos meses por parte del Tribunal Popular Intermedio Número 2 de Shanghai, por delitos de malversación de fondos públicos, sobornos y fraude fiscal, vinculados al escándalo de corrupción mas notable de la última década en China.

A sus 46 años, el empresario, que partió de un modesto negocio de fideos y llegó a acumular en sus cuentas personales cerca de $320 millones de dólares, regresará a prisión, después de haber pasado ya tres años entre rejas por delitos anteriores de fraude y manipulación bursátil.

Involucrado en escándaloso caso

Tras su liberación en mayo de 2006, Zhou, presidente de la firma inmobiliaria Nongkai, se vio involucrado en el mayor escándalo de corrupción de la última década en China, que supuso la malversación de $408 millones de dólares de las pensiones de Shanghai hacia proyectos de infraestructuras e inmobiliarios.

publicidad

El caso llegó a costarle el puesto a la máxima autoridad política local, Chen Liangyu, y a Zhou, su detención en octubre de 2006 y su arresto formal desde enero de 2007, mientras sobre Nongkai cayó una multa de $3.35 millones de yuanes ($450 mil dólares) por sobornos y falsificación de recibos impositivos.

Zhou y su empresa utilizaron $1.27 millones de yuanes (unos $175 mil dólares) en sobornar a miembros del gobierno de Shanghai, y otros $400 mil yuanes ($55 mil dólares) para silenciar a los miembros de su propia empresa y conseguir beneficios ilegales, según publicó hoy la prensa china.

El tribunal shanghainés aseguró en noviembre que su sentencia había sido indulgente porque Zhou había confesado sus delitos y devolvió todos los fondos de los que se había apropiado de manera ilícita.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad