publicidad
.

Los relojes Swatch están de fi logo-noticias.6bcb5218ff723b30f6c272bb9bf...

Los relojes Swatch están de fi

Los relojes Swatch están de fi

El Swatch, uno de los relojes más famoso del mundo, cumple 25 años y, como los buenos vinos, sigue mejorando.

Los relojes Swatch están de fi c2fc4588dd69434c924d0febad8df698.jpg

El más vendido

Un cuarto de siglo cumple el día 1 de marzo uno de los relojes más famoso del mundo, el Swatch suizo. El complemento de más de 200 millones de muñecas en el planeta sigue siendo tan joven y funcional como el primer día. Y es que, como los buenos vinos, los Swatch mejoran con el tiempo.

Es el reloj suizo más conocido y vendido del mundo. Con diseños casuales, divertidos y con múltiples accesorios. Son los alegres relojes de moda más buscados. Y todos podemos tener uno.

Un cuarto de siglo ha pasado  desde que a los ingenieros suizos se les ocurriese la idea de fabricar el medidor de tiempo más rentable de la historia. Relojes de cuarzo, de alta precisión a un precio asequible para el gran público.

publicidad

Los Swatch fueron la lanzadera definitiva de la industria suiza y han sido y son, uno de los mejores regalos para las fechas importantes. Conozcamos su evolución.

Cómo surgen

A finales de los años 70, la industria relojera suiza estaba en  crisis. La entrada de relojes muy baratos procedentes, básicamente de Japón, puso en jaque al tradicional sector europeo.

La firma SMH, que agrupa a los principales relojeros suizos, decide relanzarse al mercado con una apuesta arriesgada que, sin embargo, dio unos resultados fabulosos.

Surge así Swatch: un reloj de pulsera fabricado en plástico, extrafino, con un mecanismo muy simplificado, que combina la más alta calidad con un precio muy accesible. Hermético, sumergible en agua y muy innovador. Además de presentarse en una gama de varios colores, lo que hace aún más atractivo el producto para su venta.

Aunque el proyecto comenzó a desarrollarse en torno a 1978, será en el año 1983 cuando se comercialice por primera vez este nuevo modelo.

Primero en su país de origen y después dando el salto a Estados Unidos. En todo el mundo se han llegado a vender 200 millones de Swtach, y la cifra sigue en aumento.

Con Swatch, la relojería suiza volvió a subirse a la cima del mundo. Y consumidores de todo el planeta disfrutaban con una joya funcional a la par que moderna.

Hoy en día

En los tiempos que corren, el universo de la medida del tiempo debe estar satisfecho con la aportación de SMH al sector. Pues las cifras de estos relojes no engañan.

publicidad

Swatch es el reloj de muñeca con más éxito en la historia del reloj y el Grupo Swatch, la compañía más grande y dinámica de este sector a nivel internacional.

Además la firma ha abierto su espectro de comercialización y, desde hace dos décadas, se han dedicado al diseño de diferentes modelos como el Irony (donde el plástico se sustituye por el metal), el Swatch MusiCall ( un despertador multimelódico) o Swatch Beat (que representa el mundo de hoy en Internet).

Pero también esta marca ha dado un paso más dedicándose a los artículos de lujo. A día de hoy, la firma suiza está entre las diez mayores productoras de relojes de lujo del mundo.

Comercializa varias firmas de relojes como Omega, Breguet, Calvin Klein o Flik-Flak, una línea infantil de relojes semiautomáticos. Pero tiene muchas más.

Y su prestigio es tal que Swatch ha sido el reloj oficial de las Olimpiadas de Altlanta ´96, Sydney ´00 y Atenas ´04.

Veinticinco años  de existencia tiene este reloj que han dado para conseguir fama, reconocimiento y objetivos fijados. Una edad joven en la que todavía se ve la vida por delante.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Miles de mujeres salieron a las calles de la ciudad para unirse a las protestas globales contra el nuevo presidente de Estados Unidos y en defensa de sus derechos.
Donald Trump y Barack Obama no solo tienen conceptos diferentes en política, sino también a la hora de tratar a sus esposas.
En 2009, la ex primera dama le dio un regalo a Laura Bush y pasó desapercibido, pero la reacción de Michelle Obama al obsequio de la nueva primera dama no dejó a nadie indiferente.
De Ciudad de México a Washington DC, decenas de miles de manifestantes marcharon por las calles contra la toma de posesión del ahora 45° presidente de Estados Unidos. En algunas capitales, se registraron disturbios y enfrentamientos.
publicidad