publicidad

Los ingresos personales en Nueva York bajaron un 3.9 por ciento en 2009

Los ingresos personales en Nueva York bajaron un 3.9 por ciento en 2009

Por primera vez en 70 años los ingresos de los habitantes de Nueva York cayeron, un 3.9 por ciento en 2009.

Los ingresos personales en Nueva York bajaron un 3.9 por ciento en 2009...

Baja tasa de crecimiento

NUEVA YORK - Los ingresos personales en el estado de Nueva York bajaron un 3.9 por ciento en 2009, lo que supone la primer baja anual en las ganancias de los neoyorquinos en 70 años, según el fiscal de cuentas del estado de Nueva York, Thomas DiNapoli.

"La economía de Nueva York está mejorando, pero no con la suficiente rapidez", afirmó el fiscal de cuentas, quien añadió que "la creación de empleo ha sido débil, y mientras que la recaudación está mejorando, la tasa de crecimiento es demasiado baja como para resolver los problemas presupuestarios de Nueva York".

Según un informe elaborado por el fiscal de cuentas y del que se hace eco en los medios locales, el estado de Nueva York está en una situación de recuperación "frágil" y "probablemente continuará así por el débil crecimiento del empleo".

publicidad

El estado perdió 367,400 puestos de trabajo en 2009, lo que supone un descenso del 3.1 por ciento, casi el doble que el año precedente, mientras que la tasa de desempleo de este estado se disparó al 8.9 por ciento en 2009, una cifra que no alcanzaba desde hacía 17 años.

El único mes en el que la tasa de desempleo se redujo fue en agosto de 2010, cuando ésta se contrajo hasta el 8.3 por ciento, mientras que el sector público redujo la creación empleo a causa de los ajustes presupuestarios.

En lo que se refiere a las cuentas de Wall Street, el contralor de Nueva York informó de que ese sector perdió $54 mil millones entre 2007 y 2008, pero ganó un récord de $61,400 millones en 2009.

El informe de DiNapoli también revela que el Producto Interior Bruto (PIB) del estado de Nueva York bajó en los últimos tres trimestres, las ejecuciones hipotecarias se incrementaron en un 30 por ciento entre 2007 y 2009 y los precios de la vivienda cayeron con fuerza durante la recesión, pero se estabilizaron durante la primera mitad de 2010.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad