publicidad
.

Los hispanos son los más afectados por la pobreza en San Diego logo-noti...

El índice de pobreza en la ciudad de San Diego aumentó el año pasado, siendo la comunidad hispana la más afectada. Motivo de ello, Tijuana colaborará con ellos.

Los hispanos son los más afectados por la pobreza en San Diego

Los hispanos son los más afectados por la pobreza en San Diego

Entre aquellos que viven en pobreza, casi 63 mil cuentan con un empleo, más de 13 mil con trabajo fijo.

El índice de pobreza en la ciudad de San Diego aumentó el año pasado, si...
El índice de pobreza en la ciudad de San Diego aumentó el año pasado, siendo la comunidad hispana la más afectada. Motivo de ello, Tijuana colaborará con ellos.

Pese a tener empleo

El índice de pobreza en la ciudad de San Diego aumentó el año pasado, siendo la comunidad hispana la más afectada, reveló un reporte del Centro de Iniciativas Políticas (CPI) basado en el más reciente censo.

Alrededor de 209 mil habitantes de San Diego viven en condiciones de pobreza, lo que ubica la tasa en un 15.8 por ciento, comparada con 15.5 por ciento registrada en 2012. De esa cifra, un 24.3 por ciento son latinos, siendo los más perjudicados según detalla el estudio.

Entre aquellos que viven en pobreza, casi 63 mil cuentan con un empleo, incluyendo 13 mil 878 personas que tienen un trabajo fijo de tiempo completo.

Norma Rodríguez, organizadora comunitaria de CPI explicó que esto es debe a que muchos de los empleos que se crean en San Diego se encuentran en el sector de servicio, es decir los que pagan "salarios muy bajos".

publicidad

El estudio de CPI señala también que aunque la ciudad ha mostrado recuperación económica en los últimos cinco años, esto no se ha visto reflejado en las comunidades más necesitadas.

'Salarios de pobreza'

"La economía está mejorando, pero no está mejorando para la gente más pobre porque los trabajos que se están creando tienen salario de pobreza", aseguró a Efe.

El estudio es dado a conocer en medio del debate en la ciudad sobre la posibilidad de aumentar el salario mínimo que actualmente es de 9 dólares por hora.

"Aumentar el salario es una parte para resolver el problema, pero no es la solución final", enfatizó la analista.

"Sería un paso correcto el empezar a pagar más, porque personas que trabajan duro no merecen vivir en pobreza", aseguró.

Pese a que el cabildo municipal ya ha aprobado una ley para que éste incremente el salario mínimo de manera gradual hasta los 11.50 dólares, los organismos empresariales reunieron firmas para frenar su implementación al considerar que afectará a la economía.

El caso de los niños

En el análisis se hace énfasis sobre el crecimiento en el índice de pobreza entre los niños, que se ubica en casi 22 por ciento, lo que significa que un incremento de 19 mil menores que viven en condiciones de pobreza en comparación con el año 2007.

publicidad

Asimismo, la analista indicó que las personas que viven en condiciones de pobreza se ven obligadas a solicitar ayuda de programas de gobierno, aunque en ocasiones "esta no es suficiente".

"Vivir en San Diego es más caro, y aunque mucha gente gana más del nivel de pobreza federal no es suficiente para vivir en esta ciudad", agregó.

"Mucha gente tiene que vivir con otras familias, tomar muchas estrategias para sobrevivir, ya que no tienen ni suficiente sueldo, ni suficiente ayuda", concluyó.

La situación en San Diego contrasta lo visto a nivel federal, luego de que la Oficina del Censo anunciara días atrás que el índice de pobreza en Estados Unidos disminuyó en 2013 para ubicarse en el 14.5 por ciento.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El emblemático espectáculo estadounidense no ha podido hacer frente a los cambios del gusto del público y anunció el sábado que su última función será en mayo.
José Batista llegó a la frontera de Nuevo Laredo-Laredo para pedir los beneficios del reglamento estadounidense que le permitiría ingresar legalmente a este país. Lo que no sabía es que estando en pleno proceso el gobierno de Obama eliminaría la estipulación administrativa. Hubo otros detrás de él que por unas horas se quedaron fuera.
La noticia del fin de los beneficios a los migrantes de Cuba llegó como un balde de agua fría para los últimos en llegar. Este grupo espera sus papeles con la incertidumbre de si podrá reencontrarse con los familiares que dejaron en la isla.
En la madrugada de este jueves se votó el primer paso para revocar la ley de salud, que entre otros beneficios ha otorgado servicio de salud a más 20 millones de personas. El ‘sí’ ganó, pero los demócratas (y un republicano) hicieron lo posible por defenderlo.
publicidad