publicidad

Líneas mexicanas de bajo costo

Líneas mexicanas de bajo costo

Las aerolíneas mexicanas de bajo costo temen por su supervivencia ante el incremento de los combustibles.

Líneas mexicanas de bajo costo 059769d96f584c7dbe2421d1347303a0.jpg

Combustible más caro que en EU

CIUDAD de MÉXICO - Las aerolíneas mexicanas de bajo costo temen por su supervivencia ante los continuos incrementos de los combustibles en los mercados internacionales, indicó Interjet, una de las compañías afectadas.

En una entrevista, el director de la aerolínea mexicana Interjet, José Luis Garza, afirmó que estas empresas no podrán mantener las tarifas actuales si la coyuntura se mantiene, al tiempo que criticó las políticas del Gobierno de México en materia de subsidios a los combustibles por "inequitativas".

El precio del carburante en el transporte terrestre o marítimo está regulado, algo que no sucede en el sector aeronáutico, se quejó.

publicidad

Garza reveló que las ocho aerolíneas de bajo coste del país, entre las que destacan también por su tamaño Volaris, Vivaaerobus y Alma, solicitaron el pasado 30 de abril a las autoridades mexicanas regular el precio de la turbosina (combustible para avión), con el argumento de que pagan entre un ocho y un diez por ciento más que sus similares en Estados Unidos.

Mientras en EU hay cuatro opciones para que las aeronaves compren y carguen combustible, en México solo se obtiene con un precio que además de oneroso es volátil, en alusión al monopolio de la paraestatal Petróleos Mexicanos (Pemex), denunció.

"La destrucción de capacidad que conlleva un manejo desordenado de los precios en la industria del transporte aéreo va a generar una amenaza de colapso sistemático en este sector", advirtió el ejecutivo.

La turbosina, casi el doble de cara

Según cifras de Pemex, el precio de la turbosina fue de 5.98 pesos el litro en 2006 ($0.578), 8.76 pesos en 2007 ($0.84) y se sitúa actualmente 11.13 pesos ($1.09).

Un servicio que creó 7.5 millones de pasajeros

Garza anticipó asimismo que muchos empresarios mexicanos que apostaron a finales de 2005 por la creación de aerolíneas de bajo costo, incentivados por el Gobierno, podrían retirarse del negocio por la falta de rentabilidad.

La actividad de estas empresas permitió que se incrementara en 7.5 millones el número de pasajeros en un lapso de tiempo de dos años y medio, viajeros que en su mayoría se desplazaban antes vía terrestre.

publicidad

Sin embargo, "ahora, en 2008, las empresas privadas aéreas se verán obligadas a cambiar sus estrategias para salir adelante de esta crisis", añadió.

Medidas drásticas

Por ejemplo, los accionistas de Interjet, que en diciembre de 2005 inició operaciones con trece rutas desde su base en el aeropuerto internacional de la ciudad de Toluca, a unos 60 kilómetros de la capital mexicana, inyectaron $40 millones para resistir los altos precios del petróleo.

Además, la aerolínea ha cancelado sus vuelos a Guatemala, menos de un año después de iniciados.

"Es una medida de contracción, pero también de reestructuración y vamos a mirar otros mercados", indicó.

El presidente de México, Felipe Calderón, presentó el lunes un plan de emergencia para enfrentar el impacto de la crisis alimentaria mundial que contempla mantener estables los precios de la gasolina, el gas doméstico y el diesel.

Las aerolíneas mexicanas confían en que el combustible de avión sea incluido en esta política.

Menor crecimiento del tráfico aéreo

GINEBRA, Suiza - El aumento del precio del queroseno motivó la desaceleración del crecimiento del tráfico aéreo internacional en lo que va de año, según cifras mensuales publicadas el jueves por la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA).

publicidad

El tráfico internacional de pasajeros creció un 3 por ciento en abril, frente a un crecimiento del 5.4 por ciento en abril del 2007, indicó la IATA en un comunicado.

Durante los cuatro primeros meses del 2008 fue del 5.6 por ciento, contra el 6.7 por ciento en ese mismo periodo del año pasado, añade.

Sombrías perspectivas

"La subida de los precios del petróleo y la desaceleración económica tienen un impacto sobre el crecimiento del tráfico. Hay un fuerte giro a la baja", resaltó en un comunicado el director general de la IATA, Giovanni Bisignani.

"Las perspectivas son, en el mejor de los casos, sombrías para el sector", agregó.

La desaceleración se nota principalmente en Europa, donde el tráfico de pasajeros no aumentó más que un 3.8 por ciento desde principios de año, frente al 6 por ciento durante ese mismo periodo del 2007. En Asia, el crecimiento descendió hasta el 4.7 por ciento, frente al 6.2 por ciento.

En Oriente Medio, por el contrario, se registró un aumento del 12.4 por ciento en el tráfico, precisamente debido al alza de los ingresos petroleros, según la IATA.

En cuanto al flete, el tráfico internacional progresó un 3.7 por ciento en abril, lo que representa una subida frente al 2.8 por ciento de abril del 2007, pero un repliegue con respecto a un crecimiento del 4.4 por ciento registrado en el primer trimestre.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad