publicidad
Estamos siendo testigos de la última etapa de una secuencia de mutaciones que se han venido dando en Cuba en las últimas fechas.

Las transformaciones en Cuba: un paso difícil pero obligado

Las transformaciones en Cuba: un paso difícil pero obligado

Estamos siendo testigos de la última etapa de una secuencia de mutaciones que se han venido dando en la isla.

Estamos siendo testigos de la última etapa de una secuencia de mutacione...
Estamos siendo testigos de la última etapa de una secuencia de mutaciones que se han venido dando en Cuba en las últimas fechas.

Estamos siendo testigos de la última etapa de una secuencia de mutaciones que se han venido dando en Cuba en las últimas fechas: el deshielo en las relaciones que mantiene la isla con Estados Unidos.

Deshielo que, según publica Marcelo Cantelmi en la web del diario Clarín, representa una rotunda victoria de Raúl Castro sobre las “fuerzas internas” que mantenían la posibilidad de cualquier cambio.

Si hubiera duda de que las transformaciones en la isla son hoy en día una realidad, indica el medio, cabe recordar que el expresidente Fidel Castro advirtió en 2010, ante la sorpresa del mundo entero, que “el modelo ya no funciona ni siquiera para nosotros”. Dos años atrás dijo a modo de promesa que esa nación “marchaba hacia un cambio total de nuestra sociedad”.

publicidad

Entonces, cualquier intento de cambio era un choque con la gerontocracia que “reivindicaba un purismo revolucionario que en muchos casos no era más que el abulonamiento a los privilegios del poder”. En ese sector que pugnaba por el estatus quo se encontraban líderes ortodoxos como el vicepresidente José Ramón Machado Ventura, que entendía que cualquier acercamiento a Estados Unidos significaba el final de la Revolución cubana.

Aliado central de entonces fue Hugo Chávez, que jamás hubiese aceptado que, mientras Venezuela cerraba su economía, la de la isla se abriera irredenta. Mucho menos si tomamos en cuenta que Venezuela ha regalado a Cuba durante años 110,000 barriles de petróleo al día que la isla usa para consumir pero, sobre todo, para atender cuentas públicas.

Hoy en día, la caída del precio del petróleo, sin embargo, además de que el modelo bolivariano se encuentre en franca descomposición, obliga a replantearse la perspectiva.

Raúl Castro "recuerda el medio"asumió el poder total en 2008, y la situación no era la mejor. Cuba había perdido 10,000 millones luego del azote de tres huracanes consecutivos, mientras la crisis global encogía a la economía. Un sueldo entorno a los 12 dólares, además, explica la descomposición de la Revolución.

Mientras la oposición interna perdía fuerza, se abría un canal de negociación. Como antecedente inmediato de este proceso de cambio se presenta la purga al interior del Partido Comunista y que cortó la cabeza de figuras que hasta entonces se consideraban intocables: Ricardo Alarcón y José Miyar Barruecos entre ellos. Entonces llegaron al quite los hombres de Raúl Castro.

publicidad

El proceso de apertura incluyó que por vez primera las empresas estatales cubanas buscaran el aumento de su competitividad. “Al estilo capitalista, si una empresa no registra ganancias será remodelada o cerrada”. Para aliviar la estructura burocrática se dispuso crear holdings competitivos dirigidos desde afuera del control ministerial, muy al modo chino. “Tenemos la necesidad de atraer la inversión privada”, dijo entonces el vicepresidente del Consejo de Ministros, Marino Murillo.

De este modo, los cambios anunciados el miércoles tienen, de acuerdo al medio, el “propósito básico” del “desmonte del anacrónico bloqueo económico”, un camino que para el analista no tiene vuelta atrás.

Finalmente, el periodista concluye que Cuba se encaminará a ser el mayor foco de turismo de la zona, y aunque este cambio a la modernidad se muestra difícil para la “corona de ancianos que gobierna la isla”, no será lo suficientemente duro para que en la isla cayeran en la cuenta de que era necesario darlo y de ese modo evitar perderlo todo.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Los jóvenes dreamers dicen que con la situación que vive EEUU y la nuevas políticas del presidente Donald Trump, temen pedir ayuda de dinero para poder realizar sus estudios, pues les preocupa que esto les pueda costar su estadía en el país.
Representantes y senadores del partido republicano han sido confrontados, cuestionados y abucheados en los últimos días en asambleas populares celebradas en sus estados. Trump señala a "activistas progresistas" de organizar las protestas.
Juan García del ACT, uno de los dos exámenes estandarizados, nos habla de las cosas que se deben evitar a la hora de llenar la admisión universitaria.
El gobierno mexicano aseguró que no dudará en acudir a las Naciones Unidas para defender a los inmigrantes. Las declaraciones del secretario de relaciones exteriores mexicano hizo la advertencia antes de la reunión que tendrá esta semana con altos funcionarios estadounidenses.
publicidad