publicidad
Un estudio revela que la familia media estadounidense es significativamente más pobre que hace diez años.

Las familias americanas promedio son más pobres que hace 10 años

Las familias americanas promedio son más pobres que hace 10 años

Los ingresos de los hogares típicos norteamericanos son significativamente más pobres que hace una década, según un estudio.

Un estudio revela que la familia media estadounidense es significativame...
Un estudio revela que la familia media estadounidense es significativamente más pobre que hace diez años.

La familia típica estadounidense fue significativamente más pobre en 2013 de lo que era hace una década, como consecuencia de la recesión económica, según muestra un reciente estudio de la Fundación de Russell Sage.

De acuerdo al estudio, la crisis económica que inició en 2008 ha generado un efecto creciente de desigualdad en EEUU.

"La riqueza se redujo para todos en la Gran Recesión, pero las familias ricas fueron capaces de recuperarse. Por el contrario, los hogares promedio perdieron la mayor parte de sus riquezas", señala el estudio.

Mientras que en 2003 el patrimonio neto de una familia típica era de $87.992 dólares, en 2013 era de $56.335 dólares, lo que supone un descenso de 36%, según los datos de la investigación.

publicidad

Los ricos se hicieron más ricos

Pero aún cuando la riqueza del hogar estadounidense promedio se redujo, el patrimonio neto de los hogares ricos se incrementó sustancialmente.

La riqueza media de los hogares en EEUU fue de $1,192,639 dólares en 2013, contra $1,364,834 dólares diez años después, un aumento de 14%.

Según el estudio de la Fundación Russell Sage, las ganancias para los hogares típicos provenían del aumento del valor de sus casas.

"La burbuja inmobiliaria, básicamente, se escondió en una tendencia a la baja desde que la riqueza financiera de la media estadounidense descendió en 2001", dijo Fabian T. Pfeffer, profesor de la Universidad de Michigan, autor principal del estudio de la Fundación.

Los autores del estudio explicaron que la razón de la disparidad económica en EEUU era que las familias acomodadas pudieron continuar con su éxito en el mercado de valores tras la caída de 2008, mientras que las familias de clase media se vieron gravemente afectadas tras la disminución del valor de sus viviendas.

La investigación concluye que la economía estadounidense ha experimentado la desigualdad de la riqueza durante varias décadas, y hay poca evidencia de que estas tendencias se reviertan en el corto plazo.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad