publicidad

Las computadoras, ¿un lujo?

Las computadoras, ¿un lujo?

¿Artículo de lujo o necesidad? Tecnología puesta al servicio del trabajo, pero no todo el mundo opina lo mismo.

Ayuda o peligro

¿Artículo de lujo o necesidad de los tiempos? Las máquinas de escribir o los libros de cuentas han sido relegados por programas informáticos en los que borrar, sustituir o intercambiar no se convierte en una tragedia. La tecnología puesta al servicio del trabajo. Sin embargo, no todo el mundo es de la misma opinión.

Las computadoras nos unen al mundo, nos permiten conectar la calefacción de nuestra casa, relacionarnos con un cliente o con un amigo que se encuentra al otro lado del mundo, ver fotografías y hasta películas sin movernos de la silla.

Muchos acusan a la alta tecnología de contaminar los medios de comunicación tradicionales y temen que los libros se vean relegados a las estanterías y las lecturas se lleven a cabo, en el siglo XXI, frente a la pantalla.

En la actualidad, muy pocos hogares se "enorgullecen" de no tener una computadora en casa. Pero lo cierto es que quien no dispone de este instrumento no siempre es por un deseo propio, sino por cuestiones que tienen que ver con lo económico.

El espacio donde ubicarla ya no es un problema. La tecnología se ha encargado de reducir el volumen de las pantallas y de la CPU, y las computadoras portátiles han conseguido adaptarse a cualquier lugar gracias a sus dimensiones.

Los que no la tienen

Los trabajos de los niños o cualquier actividad simple de nuestra vida diaria nos acerca a la necesidad de utilizar las computadoras. Sin embargo, no todo el mundo las considera un bien necesario, muy al contrario, para algunos se las podría considerar un artículo de lujo.

publicidad

El empresario argentino Alec Oxenford, fundador de la web de clasificados OLX, afirma con cierto desasosiego que, en poco tiempo, la mayoría de los cibernautas serán asiáticos, ya que los gobiernos de Latinoamérica siguen considerando a los ordenadores un "bien de lujo".

Así lo reflejan las estadísticas presentadas por Oxenford que señalan que en estos momentos en China hay 55 millones de ordenadores, cuatro por cada cien habitantes, y en Hong Kong 64 millones, frente a Argentina que cuenta con un total de 3 millones, ocho por cada cien habitantes.

Computadoras en América Latina

En América Latina, Brasil se sitúa a la cabeza con 21 millones de computadoras, once por cada cien habitantes, seguido por México con 14 millones de ordenadores, trece por cada cien habitantes; Chile, con dos millones y un catorce por ciento; Venezuela y Perú, con dos millones, nueve por cada cien, y por último Colombia, con 1.9 millones, lo que supone un cuatro por ciento.

Por otro lado, el que fuera también fundador de la web DeRemate.com, Oxenford, explicó que "en Latinoamérica los picos más altos de conexión se dan al mediodía, frente a la noche que es cuando suelen darse en el resto del mundo, porque la mayoría de la gente se conecta a la red desde su trabajo para asuntos personales porque es cuando pueden acceder a la banda ancha, ya que aquí los ejecutivos ponen barreras altísimas a la población para acceder a un ordenador y a la red".

publicidad

Revolución tecnológica

Oxenford señaló que en Argentina el 98 por ciento de la población no tiene banda ancha en sus hogares por su elevado coste.

En cuanto al acceso a internet en general, en América Latina accede el 16 por ciento de la población.

El empresario argentino señaló que Latinoamérica necesita una "revolución tecnológica" que aumente la productividad para poder incrementar sus riquezas y así poder situarse al nivel de algunos países europeos.

"Necesitamos correr más que el resto", enfatizó, y añadió que para esto es "fundamental internet", ya que, por ejemplo, "ahora la gente lee más la información del día en la red que a través de los periódicos, y las opiniones, ideas, conocimiento e identidad se forman a través de esta".

Oxenford, que pronosticó una "hecatombe" para los medios impresos a no ser que "se reinventen", señaló como el futuro páginas "2.0" en las que son los navegantes los que generan el contenido, lo que resulta totalmente gratuito para el creador de la web que no tiene que pagar a una plantilla, ya que, según aseguró, "a la gente le interesa lo que la gente dice".

Contra la gratuidad, la masificación y el consiguiente retroceso de los medios de pago, el magnate mediático Rupert Murdoch ha comenzado a retirar de las páginas gratuitas de internet muchos de sus programas y series televisivas,  y ha creado recientemente la web "hulu.com" en la que los cibernautas deberán abonarse para poder acceder y descargar estos productos.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad