publicidad
La directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde.

Lagarde advierte de una nueva fase de 'mediocre' crecimiento económico global

Lagarde advierte de una nueva fase de 'mediocre' crecimiento económico global

La economía global es ahora más débil de lo previsto hace seis meses, indicó la directora gerente del FMI.

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde.
La directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde.

Las economías avanzadas continúan la recuperación

La economía global es ahora más débil que hace seis meses y enfrenta las perspectivas de un crecimiento "mediocre" en el futuro próximo, indicó la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde.

"La economía global es más débil de lo que habíamos previsto seis meses atrás (...) Ya que las perspectivas de crecimiento potencial han sido reducidas", afirmó Lagarde en un discurso en la Universidad de Georgetown en Washington.

Lagarde apuntaba así a la probable rebaja de las previsiones de crecimiento que presentará el organismo la próxima semana en la reunión anual junto con el BM, y que en julio situó el crecimiento global en un 3.4 por ciento para este año, destaca la agencia Efe.

publicidad

Las economías avanzadas continúan la recuperación, agregó, pero lo harán a diferentes velocidades.

"El repunte se espera que sea más fuerte en Estados Unidos y el Reino Unido, modesto en Japón, y más débil en la zona euro, dentro de la cual se mantienen las disparidades internas", aseguró Lagarde.

Por lo que se refiere a las economías emergentes, guiadas por China y Asia, seguirán haciendo de locomotoras mundiales, aunque precisó que lo harán a "un ritmo levemente más bajo que antes".

En el habitual discurso antes de la reunión anual, la también exministra de Finanzas de Francia subrayó que existen asimismo "nubes" geopolíticas en el horizonte.

Entre ellas, citó la posibilidad de una escalada en el conflicto en el este de Ucrania, que "puede provocar alteraciones en los precios de las materias primas, los mercados financieros y el comercio", y la inestabilidad política en el Oriente Medio.

Y, añadió, la "expansión del brote de ébola en África, que podría suponer un riesgo significativo para la región y el mundo, si no se encara de manera urgente".

Aunque saludó las políticas monetarias flexibles de los grandes bancos centrales, Lagarde estimó que alimentan "riesgos" sobre los mercados financieros, detalló por su parte la Agencia France Press.

publicidad

En momentos en que el mercado está expectante a un ajuste de tasas en EEUU, Lagarde llamó a "vigilar" las repercusiones sobre los países emergentes, que podrían ser víctimas de salidas de capitales.

"Nuestra principal tarea es ayudar a la economía mundial a poner la próxima marcha", señaló.

Lagarde urgió a las autoridades políticas a hacer más por su parte a través de las necesarias reformas fiscales y de los mercados laborales, y realizar una mayor inversión en infraestructura.

"Esto significa", remarcó Lagarde, "una mezcla de políticas más valientes que inyecten un nuevo impulso que puedan superar esta nueva mediocridad que oscurece el futuro".

Por último, advirtió de que los riesgos globales no proceden exclusivamente del área económica y financiera, y detalló especialmente varias "nubes" geopolíticas, añadió Efe.

Entre ellas, la posibilidad de una escalada en el conflicto en el este de Ucrania, que "puede provocar alteraciones en los precios de las materias primas, los mercados financieros y el comercio", y la inestabilidad política en el Oriente Medio.

El caso de Latinoamérica

Por otro lado, la economía latinoamericana enfrenta unos años de crecimiento bajo debido al "fin de la fiesta" provocada por la bajada de precios de las materias primas, coincidieron este jueves los jefes económicos del Banco Mundial (BM), el FMI y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), destacó Efe en otro parte informativo.

publicidad

"Va a ser un año complicado en el crecimiento en Latinoamérica", indicó José Juan Ruiz, economista jefe del BID, en una conferencia en el centro de estudios Brookings Institution de Washington.

Ruiz señaló que es posible que la región crezca solo un 1.5% en 2014.

"La fiesta ha terminado y los vientos a favor se han convertido en vientos en contra", subrayó el economista jefe del BID.

Las últimas previsiones del FMI, de julio, situaban el crecimiento en Latinoamérica y el Caribe en un 2% para este año y en el 2.6% para 2015, después de haber rebajado los cálculos en dos ocasiones previamente a lo largo del año.

Sin embargo, el director del FMI para el Hemisferio Occidental, Alejandro Werner, ya adelantó hace unas semanas que se revisaría este dato a la baja la próxima semana en la reunión anual del Fondo, y que la región crecerá por debajo del 2% este año.

Werner, también presente en el encuentro, remarcó que la desaceleración se produce en un contexto diferente del habitual gracias a "la estabilidad macroeconómica" lograda tras uno de los "mayores booms" de comercio de la reciente historia latinoamericana, impulsada por la gran demanda asiática y los altos precios de las materias primas.

Por su parte, Augusto de la Torre, economista jefe del Banco Mundial, señaló que la actual desaceleración que se está registrando en la región no "es la típica consecuencia del ciclo de auge y caída" que había experimentado en períodos anteriores y ofrece más margen a las autoridades.

publicidad

Sin embargo, advirtió De la Torre, los pronósticos sitúan el potencial de crecimiento a medio plazo de en torno al 3% anual, una cifra insuficiente para hacer frente a los desafíos económicos regionales fruto de la creciente clase media, uno de los grandes éxitos de América Latina en la primera década del siglo.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad