publicidad

La tasa de desempleo subió al 9.8% en septiembre

La tasa de desempleo subió al 9.8% en septiembre

El índice de desempleo en Estados Unidos subió una décima y se colocó en el 9.8 por ciento en septiembre.

Más de 15 millones sin trabajo

WASHINGTON, D.C. - El índice de desempleo en Estados Unidos subió una décima y se colocó en el 9.8 por ciento en septiembre, informó este viernes el Departamento de Trabajo, aunque bajó entre los hispanos.

El dato choca con el reciente informe de que la actividad económica se contrajo a un ritmo anual del 0.7 por ciento en el segundo trimestre, una actuación mejor que la pronosticada.

Estados Unidos perdió un total neto de 263 mil empleos el mes pasado, comparado con 201 mil en agosto. Los economistas de Wall Street habían previsto una pérdida de 180 mil empleos, según una encuesta de la firma Thomson Reuters.

Si se incluyen los trabajadores despedidos que han aceptado empleos de tiempo parcial o han abandonado la búsqueda de empleo, la tasa asciende al 17%, la más alta en registros que se remontan a 1994.

La mayor pérdida de empleo se produjo en la construcción , la manufactura, las ventas al pormenor y en el Gobierno. La construcción perdió 64 mil puestos y lleva 1.5 millones de empleos perdidos desde que empezó la crisis.

La tasa de paro en los hombres es del 10.3 por ciento, mientras que la de las mujeres es del 7.8 por ciento.

Por raza, el grupo de población más afectado es el de los afroamericanos con un 15.4 por ciento, seguido de los hispanos con un 12.7 y muy por debajo se sitúan los asiáticos con un 7.4 por ciento.

publicidad

Desde que comenzó la recesión en diciembre de 2007, el número de desempleados ha aumentado en 7.6 millones, hasta 15.1 millones de desempleados, y la tasa de desempleo se ha duplicado.

Mejora la economía, pero no el empleo

Muchos analistas creen que la economía creció a buen ritmo en el tercer trimestre, con lo que técnicamente concluyó la recesión, pero pocos piensan que la recuperación será suficientemente sólida para reducir el desempleo. La mayor parte de los economistas creen que el índice superará el 10% y seguirá aumentando.

La economía se vio reforzada por el programa Dinero por Autos Viejos y otras subvenciones gubernamentales, pero muchos economistas creen que el crecimiento disminuirá en el último trimestre del año y el primero del próximo al desaparecer el impacto de dichos programas.

El presidente de la Reserva Federal Ben Bernanke dijo el jueves que incluso si la economía creciera al ritmo anual de un 3% en los próximos trimestres, no será suficiente para disminuir con premura el desempleo. Bernanke dijo que el índice seguramente permanecerá por encima del 9% hasta fines del 2010.

La persistencia del elevado desempleo podría debilitar la recuperación económica cuando los consumidores, preocupados por la posibilidad de perder sus empleos e ingresos, cierran sus carteras. El gasto consumidor suma el 70% de la economía nacional.

Los ingresos por hora subieron un centavo el mes pasado, mientras que los salarios semanales bajaron $1.54 dólares a $616.11.

El promedio de horas de trabajo semanales bajó a la cifra récord de 33 horas en septiembre, dijo el departamento. Esa cifra es importante porque los economistas esperan que las empresas aumenten las horas de trabajo a los empleados en plantilla antes de contratar nuevos.

El desempleo entre hispanos

El índice de desempleo entre los hispanos de EU se situó en el 12.7 por ciento en septiembre, frente al 13 por ciento del mes anterior.

El pasado mes la comunidad hispana perdió 64 mil puestos de trabajo menos que en agosto, sin embargo, pese a esta leve mejora, casi tres millones de hispanos no tienen empleo.

El dato mantiene los niveles de los últimos cuatro meses en los que el paro entre los hispanos ha oscilado entre el 12.2 y el 13 por ciento.

El Gobierno es optimista; los sindicatos, no

La secretaria de Trabajo, Hilda Solís, indicó que el descenso en "caída libre" del empleo a principios de año fue una situación "sin precedentes" y que los planes de inversión y formación puestos en marcha por el Gobierno lograrán la recuperación.

El Gobierno estadounidense aprobó un plan de $789 mil millones para impulsar la economía, de los que cerca $39 mil millones se destinarán a proyectos de energía y medioambiente, donde se espera que se creen los nuevos empleos.

publicidad

El presidente del sindicato AFL-CIO, Richard Trumka, consideró que la crisis económica es de empleo y "no puede haber una recuperación fuerte y sostenible hasta que el empleo comience a crecer", indicó en un comunicado.

Según AFL-CIO por cada empleo disponible hay seis personas que buscan trabajo.

Trumka señaló que aunque las cifras han mejorado desde principios de año, sin más políticas de estímulo fiscal, "es bastante probable que sigan las grandes pérdidas de empleo durante meses y tomará tiempo alcanzar los niveles de empleo previos a la recesión".

Por su parte, los republicanos consideraron que la pérdida de empleos es una demuestran de que el plan estímulo ha sido un gasto excesivo y es el ejemplo de que ha fallado.

"Mientras el desempleo continúa creciendo, recordamos de nuevo que el derroche del gasto del Gobierno no es la solución que necesita esta economía", dijo el representante republicano, Mike Pence.

Contracción económica, pero menor

El miércoles se había anunciado que la recesión comenzó a perder fuerza en el segundo trimestre, cuando la actividad económica se contrajo a un ritmo anual del 0.7 por ciento, una actuación mejor que la pronosticada.

La pequeña contracción en el segundo trimestre siguió a la de un 6.4 por ciento en los primeros tres meses del año, la peor en casi tres décadas. En el último trimestre del año pasado, la economía se contrajo a un ritmo del 5.4 por ciento.

publicidad

La nueva estadística del segundo trimestre anunciada el miércoles por el Departamento de Comercio indicó que la economía se contrajo menos que el 1 por ciento calculado anteriormente, y fue mejor que el ritmo anual del 1.1 por ciento calculado por los economistas.

La revisión final de las estadísticas del segundo trimestre tiene lugar en el último día del tercer trimestre, cuando muchos analistas pronosticaron que la economía comenzó a crecer a un ritmo del 3 por ciento.

El Producto Interno Bruto mide el valor de todos los bienes y servicios producidos en un país -desde maquinaria a manicuras- y es el mejor barómetro de su salud.

Una de las principales razones de la mejora en el segundo trimestre: las empresas no redujeron los gastos en pertrechos y software tanto como había pronosticado el gobierno, ni tampoco los consumidores.

Muchos analistas pronosticaron que la economía comenzaría a crecer en el segundo trimestre, debido en parte al programa de gastos extraordinarios de $787 mil millones adoptado por el gobierno y la serie de subvenciones Dinero por Autos Viejos, que apuntaló las ventas de automóviles. Ofreció a los compradores reintegros de hasta $4,500 para desprenderse de modelos de gran consumo de gasolina por otros más eficientes.

A principios de mes, el presidente de la Reserva Federal Ben Bernanke dijo que la recesión, que comenzó en diciembre del 2007, "seguramente ha concluido".

publicidad

Empero, la economía se ha contraído ahora en cuatro trimestres consecutivos -un récord- por primera vez desde 1947, ilustrando el daño causado por la recesión entre empresarios y consumidores.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad