publicidad

La jugosa indemnización y pensión vitalicia de Strauss-Kahn

La jugosa indemnización y pensión vitalicia de Strauss-Kahn

El ex director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) recibirá una indemnización de $250 mil, además de una pensión vitalicia no especificada.

¿De cuánto será la pensión?

El ex director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn, recibirá tras su salida abrupta del organismo una indemnización de $250 mil, además de una pensión vitalicia no especificada.

El FMI confirmó que, tal y como habían informado previamente algunos medios financieros, el ex director gerente percibirá un único pago compensatorio de $250 mil.

El organismo también reconoce que el economista francés -acusado de varios delitos de asalto sexual e intento de violación- percibirá una pensión vitalicia, pero niega la cuantía que mencionan los medios financieros, y que la sitúan entre $250 mil y $320 mil anuales.

Las cifras que han dado los medios sobre la pensión anual y otros emolumentos del director gerente "han sido sobrestimadas enormemente", al parecer porque la prensa ha tomado "erróneamente como base del cálculo el pago de una indemnización de una sola vez por importe de $250 mil", dijo el FMI en un comunicado.

"La pensión anual que cobrará (Strauss-Kahn) en los próximos años será muy, muy inferior a esa cifra", añadió el organismo.

Los derechos con los que cuenta

Según los términos del contrato que Dominique Strauss-Kahn firmó cuando se incorporó al cargo en noviembre de 2007 y disponible en la página web del organismo, el economista francés tiene derecho a participar de los planes de pensiones del FMI, como cualquier empleado que haya trabajado allí al menos tres años.

publicidad

El documento establece que cobrará además un "suplemento de retiro" que se sumará a la pensión, y que según una tabla adjunta supondrá el 60% de sus remuneraciones.

Medios como ABC News recuerdan que su salario es de $420,930 anuales, lo que supone que el suplemento que podría cobrar ascendería a unos $252 mil.

Otros, como CNBC, calculan que en estos tres años su salario se ha incrementado por la inflación hasta los $530 mil anuales, por lo que el suplemento de retiro podría ascender a unos $318 mil al año.

El contrato establece por otro lado que "en caso de que (Strauss-Kahn) fallezca antes que su esposa tras abandonar el Fondo, el Fondo pagará a su esposa durante toda su vida un pago suplementario de retiro".

El contrato firmado no contempla la posibilidad de que el cobro de este suplemento sea suspendido en ningún caso, ni siquiera en el supuesto de que el director gerente sea acusado de un delito sexual, como ha ocurrido.

Nueva vida en 'jaula de oro'

Para un hombre de gustos caros como Dominique Strauss-Kahn, cambiar una celda en la mayor prisión de Estados Unidos por un elegante apartamento en el corazón de Manhattan debe haber sido como volver a casa. A menos, claro, que intente dar un paseo.

El ex jefe del Fondo Monetario Internacional (FMI) salió el viernes bajo fianza de la cárcel de Rikers Island, donde había pasado las últimas cuatro noches acusado de delitos sexuales, y vive ahora las surrealistas condiciones de su lujosa detención domiciliaria.

publicidad

Su jaula de oro está ubicada en el número 71 de la calle Broadway, en un edificio de apartamentos cerca de dos puntos emblemáticos de la ciudad: la Zona Cero y Wall Street. La histórica Iglesia de la Trinidad está al lado y la famosa tienda Century 21 queda a pocos pasos.

Pero Strauss-Kahn, detenido el 14 de mayo acusado de intento de violación a una empleada de un hotel de Manhattan, no puede dar un paso más allá de su puerta.

Incluso si pudiera, probablemente no se atrevería. Hordas de periodistas asedian la entrada del edificio, flanqueada por cuatro columnas de mármol y águilas esculpidas. Y a lo largo de la acera, los vehículos de TV satelital conforman un embotellamiento de tráfico de alta tecnología.

Los vecinos del edificio, que viven en apartamentos de techos altos, con una terraza para hacer barbacoas y un gimnasio privado, no parecen muy entusiasmados con el famoso recién llegado.

"Estoy un poco sorprendido", dijo un hombre bien vestido al ver el circo mediático en la puerta de su casa. "Esto es surrealista".

Las vallas de metal que puso la policía para mantener las aceras despejadas no impidieron que los reporteros se abalanzaran sobre los residentes que entraban o salían.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad