publicidad
El 18 de septiembre Escocia decidirá a través de un reférendum si se queda con Reino Unido o se vuelve una región independiente.

La incertidumbre por la independencia de Escocia hace caer la libra esterlina

La incertidumbre por la independencia de Escocia hace caer la libra esterlina

El 18 de septiembre Escocia decidirá sobre su independencia, mientras el nerviosismo invade al Reino Unido.

El 18 de septiembre Escocia decidirá a través de un reférendum si se que...
El 18 de septiembre Escocia decidirá a través de un reférendum si se queda con Reino Unido o se vuelve una región independiente.

El Reino Unido tiembla ante una posible independencia de Escocia

A diez días del referéndum que podría hacer de Escocia un territorio independiente del Reino Unidos, la libra esterlina caía el lunes mientras el nerviosismo se apodera de los políticos de Westminster.

La divisa británica, muy firme los últimos meses, se depreció el lunes un 1% hasta su nivel más bajo desde noviembre de 2013 después de que este fin de semana una encuesta diese por primera vez ganador al "sí" a la independencia escocesa en la consulta del día 18, tras meses de recortar poco a poco distancia con el "no".

El Sunday Times estimó que el 51% de los escoceses votaría por la escisión frente al 49% que se opondría y su dueño, el magnate Rupert Murdoch, señaló que los separatistas manejan porcentajes de entre el 54 y el 46% favorables al "sí".

publicidad

Aunque otro sondeo divulgado este fin de semana daba ganador al "no" por entre el 52 y el 48%, el nerviosismo se ha adueñado del Gobierno británico ante la evidencia de que la distancia entre ambos bandos es corta y que el resultado del referéndum, con enormes consecuencias políticas y económicas, es una incógnita.

Escocia polarizada

El responsable de la campaña por el "no" a la independencia de Escocia, Alistair Darling, admitió que preveían una disminución de la brecha entre los dos bandos en la recta final, pero opinó que la mayoría de la población escocesa se decantará por mantener la unión de Escocia con el Reino Unido, vigente desde hace 307 años.

"Estoy muy confiado de que ganaremos ese día", afirmó el que fuera ministro de Economía con el primer ministro laborista Gordon Brown, que negó que los partidarios del "no" estén reaccionando con "pánico" y con "un soborno de última hora", como aseveró el ministro principal escocés, el independentista Alex Salmond.

La divulgación del sorprendente sondeo que daba la victoria al "si" fue seguida el domingo por la promesa de Londres de una mayor autonomía para Escocia, que se traduciría en más poderes para gestionar impuestos y servicios públicos, mientras la élite política de Westminster parecía el lunes despertar del letargo.

publicidad

"Es un camino de sonámbulos hacia la tragedia", resumió Boris Johnson, alcalde de Londres y eterno aspirante a disputar el liderazgo "tory" (conservador) al primer ministro, David Cameron, cuyo puesto podría verse comprometido si triunfa el "sí" el día 18 aunque insiste en que no dimitirá.

La libra en su nivel más bajo en diez meses

El primer ministro y otros líderes británicos como el laborista Ed Miliband, que defienden la permanencia de Escocia en el Reino Unido, viajarán a esa región en la recta final de la mañana pero, según Downing Street, no hay ningún "plan de contingencia" ante una eventual victoria del "sí".

"No ha habido ningún cambio. El Gobierno está totalmente centrado en defender que el Reino Unido siga junto y en que Escocia continúe formando parte del Reino Unido", apuntó hoy el portavoz oficial del primer ministro británico.

Cameron pasó el fin de semana en el castillo escocés de Balmoral como invitado de la reina Isabel II, de 88 años y con una postura pública neutral pero que, según han filtrado los medios británicos, está horrorizada con la perspectiva de que Escocia se independice del Reino Unido.

La incertidumbre por el resultado del referéndum hizo que la libra bajase a su nivel más bajo en diez meses frente al dólar y el euro, al tiempo que tuvo un impacto negativo en los activos escoceses en la Bolsa de Londres.

publicidad

La decisión más importante en tres siglos para el Reino Unido

La divisa caía un 1% frente al euro (1.24) y el dólar (1.6156), su peor nivel desde noviembre de 2013, mientras el banco Royal Bank of Scotland bajaba durante la jornada un 3% y la aseguradora Standard Life se depreciaba un 2%.

La "número dos" en el gobierno de Escocia, Nicola Sturgeon, consideró que "no es inusual" la oscilación de la divisa durante una campaña política e insistió en que una Escocia independiente funcionaría con la libra esterlina, pese a que los principales partidos británicos son contrarios a mantener la unión monetaria.

Para Sturgeon, el viento está a favor del independentismo, que en su opinión se impone a las "tácticas negativas" del bando del "no", pero es preciso "no darlo por hecho" y seguir con la campaña "persona a persona en todo el país".

Unos 4.5 millones de escoceses mayores de 16 años están convocados a las urnas el jueves 18 de septiembre para responder si están o no a favor de la independencia de Escocia, la decisión más importante para el Reino Unido en los últimos tres siglos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad