publicidad
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

La economía será un tema clave en el discurso del Estado de la Unión

La economía será un tema clave en el discurso del Estado de la Unión

El presidente tiene previsto usar su discurso para elevar los impuestos a los contribuyentes más ricos.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama.
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

El presidente Obama tiene previsto usar su discurso del Estado de la Unión para buscar elevar los impuestos y tasas sobre los contribuyentes más ricos y las más grandes firmas financieras para financiar una serie de recortes de impuestos para la clase media, anticiparon funcionarios de la administración el sábado.

En el discurso que ofrecerá este martes por la noche, el presidente Barack Obama convocará al Congreso para simplificar un código tributario que considera excesivamente complicado y que beneficia a los estadounidenses ricos, dijeron el sábado funcionarios de la administración.

Los nuevos impuestos y tasas, que el gobierno dice que elevará $320 mil millones en 10 años, se utilizarían para financiar $235 mil millones en nuevos gastos de matrícula de la universidad de la comunidad y la desgravación fiscal dirigida.

publicidad

Al tiempo, que añade nuevas disposiciones que reducen los impuestos por 175 mil millones en el mismo periodo.

Altos funcionarios del gobierno dijeron que las propuestas están diseñadas para " aumentar los salarios y los ingresos para las familias de clase media en la nueva economía".

La propuesta se enfrenta a los pronósticos adversos en el Congreso controlado por los republicanos, encabezados por los legisladores que se han opuesto a subir los impuestos y que argumentan que ello obstaculizaría el crecimiento económico en un momento en que el país no se lo puede permitir.

Muchos demócratas han buscado por mucho tiempo más impuestos sobre las ganancias de capital, o los ingresos derivados de las inversiones, para hacer que el código tributario más progresivo.

Obama propone eliminar lo que tal vez sea "la mayor laguna fiscal de todo el código impositivo de los particulares" sobre la imposición de los ingresos de capital. Esta laguna fiscal permite en la actualidad no pagar ningún impuesto o muy poco sobre ingresos obtenidos a través activos heredados.

La supresión de este beneficio golpearía en forma casi exclusiva al 1% de los contribuyentes y el 80% del esfuerzo concerniría al 0.1% del sector más pudiente, es decir aquéllos cuyos ingresos superan dos millones de dólares anuales.

Código impositivo 'injusto'

publicidad

"Los 400 contribuyentes más ricos pagaron en promedio 17% de impuestos en 2012, menos que las familias de clase media", explica la Casa Blanca, que denuncia un código impositivo "injusto".

La reforma llevaría a 28% el techo de imposición de las ganancias del capital y de los dividendos, tasa que se manejó durante la presidencia de Ronald Reagan (1981-1989).

Entre las otras propuestas detalladas por la Casa Blanca figura un nuevo impuesto que afecta a unos 100 bancos importantes en Estados Unidos, al igual que descuentos fiscales que beneficiarían a decenas de millones de estadounidenses, como ayudas para el cuidado de los niños, la financiación de estudios superiores y un plan de ahorro para la jubilación.

Barack Obama y sus rivales republicanos dieron a entender que la simplificación del código impositivo -- que pasó a ser con los años extremadamente complejo -- era un posible terreno de acuerdo. De hecho el presidente tomó, para elaborar su propuesta, varias ideas republicanas.

La propuesta incluye algunos elementos que han dibujado previamente el apoyo de republicanos y demócratas, entre ellos la educación y las propuestas de ahorro para el retiro y la fuente de ingresos de crédito secundaria. Un impuesto sobre los grandes bancos era parte de un plan propuesto el año pasado por el exrepresentante de Dave Camp, un republicano de Michigan, quien se retiró como presidente del Comité de Medios y Arbitrios.

publicidad

Hora de 'jugar al ataque'

"No voy a pasar los próximos dos años a la defensiva, voy a jugar al ataque", dijo Obama desafiante al Senado demócrata, según la web Politico.

Su credo: es hora que los americanos se beneficien del crecimiento económico de su país, tras años de declive. El desempleo ha caído un 6%, el más bajo en la última década, añade la Agencia France Press.

"La economía es estable y se está creando el momento adecuado. Ahora tenemos que asegurarnos de que la economía beneficia a todos", dijo Obama en Baltimore el jueves.

El presidente ya ha anunciado algunas de sus prioridades para los próximos meses: reforma fiscal, facilitar el acceso a la vivienda, mejorar el acceso a internet de alta velocidad y la universidad pública gratuita.

Puede que sea capaz de promover algunas de sus iniciativas, pero también sabe que necesita el apoyo del Congreso, dominado por los republicanos, para hacer un cambio real.

El republicano Mitch McConnell, nuevo líder del senado, dijo el viernes que el presidente tendrá que escuchar a sus oponentes si quiere llevar a cabo sus objetivos políticos.

"El martes puede ser un nuevo día", dijo McConnell. "Puede ser el día en el que él promueva reformas realistas que se centren en el crecimiento económico, en lugar de gastar más dinero de que tenemos".

publicidad

Los legisladores de la Cámara de Representantes y el Senado, así como los jueces de la Corte Suprema y otros oficiales, se reunirán el martes a las 21:00 hora local (02:00GMT) en el Capitolio de Washington para escuchar el discurso presidencial.

Tradicionalmente, las especulaciones sobre los temas que centrarán el contenido del discurso crecen en los días previos. Pero este año Obama se ha adelantado y ha informado de sus prioridades antes de tiempo.

La Casa Blanca ha elegido cuidadosamente sus herramientas de comunicación para despertar de nuevo el interés de los estadounidenses por el discurso.

En un video en Facebook, Obama habló sobre su idea de universidad gratuita. En LinkedIn, su asesora Valerie Jarret presentó los nuevos planes para aumentar el tiempo de baja por maternidad y enfermedad.

Mientras, en el frente diplomático, Obama se enfrenta a varios retos, desde Ucrania hasta el grupo Estado Islámico. Y es muy probable que hable sobre el anuncio sorpresa de normalizar las relaciones con Cuba, una decisión apoyada por la mayoría de los estadounidenses.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad