publicidad
La noticia surge en un mal momento para la presidenta Dilma Rousseff, quien se ha postulado a la reelección en los comicios del 5 de octubre.

La economía de Brasil entra en recesión técnica

La economía de Brasil entra en recesión técnica

La séptima economía mundial registró dos trimestres consecutivos de crecimiento negativo, informó el IBGE.

La noticia surge en un mal momento para la presidenta Dilma Rousseff, qu...
La noticia surge en un mal momento para la presidenta Dilma Rousseff, quien se ha postulado a la reelección en los comicios del 5 de octubre.

Dos trimestres consecutivos con crecimiento negativo

Brasil, la séptima economía mundial, registró dos trimestres consecutivos de crecimiento negativo, según las cifras oficiales divulgadas el viernes por el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE, estatal).

Esta es la segunda contracción consecutiva de la economía, y por lo tanto Brasil está en lo que los analistas llaman una "recesión técnica".

De acuerdo a The Associated Press, inicialmente se había informado que en el primer trimestre del año el PIB había crecido 0.2%, pero luego se determinó que se había contraído en 0.2%.

El IBGE dijo que el PIB asciende a 1,270 billones de reales (567,000 millones de dólares).

publicidad

El PIB del segundo trimestre cayó 0.6% en relación a los tres meses anteriores; mientras el crecimiento del primer trimestre fue revisado a la baja, de 0.2% a -0.2%, precisa la Agencia France Press.

El coordinador de estadísticas del IBGE, Rebeca de La Roque, dijo al portal G1 que la causa principal de la contracción económica fue la disminución de 5.5% en las inversiones y de 1.5% en la producción industrial.

El gobierno ha reducido sus expectativas de crecimiento este año a 1.8%, mientras el mercado cree que el alza del PIB en 2014 será mucho menor, de apenas 0.7%.

La AFP subraya que el gigante sudamericano enfrenta su cuarto año consecutivo de crecimiento moderado. Tras un alza espectacular de 7.5% del PIB en 2010, Brasil creció 2.7% en 2011, uno por ciento en 2012 y 2.5% en 2013.

La noticia, acota la AP, surge en un mal momento para la presidenta Dilma Rousseff, quien se ha postulado a la reelección en los comicios del 5 de octubre.

Según una encuesta difundida esta semana, Marina Silva del Partido Socialista de Brasil derrotaría a Rousseff en una segunda vuelta.

La encuesta, de la empresa Ibope, dijo que 45% de los brasileños votaría por Silva en la eventual segunda vuelta, comparado con 36% para Rousseff. La encuesta contiene un margen de error de 2 puntos porcentuales.

Ministro de Hacienda afirma que no hay recesión

Por su parte, el ministro brasileño de Hacienda, Guido Mantega, aseveró que la economía de Brasil no está en recesión aunque se haya contraído en el segundo trimestre y auguró que el resultado del tercer trimestre será positivo, al igual que el del año 2014 en su conjunto, reportó a su vez la agencia Efe.

publicidad

El ministro concedió una rueda de prensa luego de que el Gobierno anunciara que la economía se contrajo y que acumuló dos trimestres consecutivos de crecimiento negativo, lo que, para los economistas, configura una "recesión técnica".

"Recesión es cuando el desempleo aumenta y la renta cae. Aquí ocurre lo contrario. En mi opinión no estamos en recesión sino en una parada prolongada, como en los países europeos, que quedan varios trimestres consecutivos con la economía parada", afirmó Mantega al ser interrogado sobre el resultado trimestral del Producto Interior Bruto (PIB).

Según el ministro, a partir de estadísticas no se puede decir que el país está en recesión, debido a que las proyecciones indican que, pese a una fuerte desaceleración, Brasil terminará este año con un crecimiento económico positivo.

El ministro admitió que, con un resultado trimestral peor al esperado, será necesario revisar hacia abajo la proyección de crecimiento para este año.

Gracias al Mundial de Fútbol

Mantega atribuyó la contracción trimestral al elevado número de días festivos que fueron concedidos en junio debido al Mundial de fútbol y que paralizaron las fábricas.

En su opinión, los festivos tuvieron un impacto negativo de 0.2 a 0.3 puntos porcentuales en el resultado del PIB en el segundo trimestre.

publicidad

Mantega también atribuyó el mal resultado a la crisis internacional, que, dijo, continúa reduciendo la demanda de productos brasileños en el exterior, y a problemas específicos como la prolongada sequía que afecta a la producción agropecuaria y de energía hidroeléctrica, añade Efe.

El ministro se mostró optimista sobre la situación económica en lo que resta del año y proyectó un "tercer trimestre positivo", ya que el país tendrá un aumento del 10 % en el número de días útiles (no festivos) en comparación con el segundo trimestre.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad