publicidad

La batalla de los tomates

La batalla de los tomates

Jornaleros hispanos lograron que la empresa Burger King aumente un centavo a cada libra de tomate que compre.

Los derechos humanos de los trabajadores

WASHINGTON, D.C. - Miles de jornaleros hispanos de Florida lograron que la empresa Burger King se una a otras cadenas de comida rápida y aumente un centavo a cada libra de tomate que compre, casi el doble de lo que abonaba hasta la fecha.

La Coalición de Trabajadores de Immokalee (CIW, por sus siglas en inglés) anunció el martes en la capital estadounidense el acuerdo con la multinacional, que supone una notable mejora en los derechos de los trabajadores agrícolas de esta región del suroeste de Florida, una de las principales productoras de tomate.

Bajo los términos del acuerdo con la Coalición, Burger King accedió a pagar 1.5 centavo más por cada libra de tomate que compra a los agricultores de Florida. Un centavo de esa cifra será dado a los trabajadores.

Asimismo, el Centro de Derechos Humanos en Memoria de Robert F.Kennedy (RFK, por sus siglas en inglés) felicitó en rueda de prensa a la CIW, que anteriormente ha conseguido acuerdos parecidos con las empresas Yum! (dueña de Taco Bell) y McDonald's.

La directora del Centro RFK, Monika Kalra Varma, resaltó que "tres de las cadenas de comida rápida más grandes del país han llegado ahora a la misma conclusión: deben jugar un papel importante en asegurar los derechos humanos de los trabajadores de sus cadenas de producción".

Apaliar la "esclavitud moderna"

publicidad

Aplaudimos el esfuerzo de Burger King para erradicar la vulneración de los derechos humanos y una moderna esclavitud en los campos estadounidenses, así como por su llamamiento a restaurantes, cadenas alimenticias y otros grandes compradores de tomates de Florida para que sigan sus pasos", aseguró Varma.

Además del aumento del precio de la libra de tomate, el acuerdo firmado esta semana con Burger King incluye un compromiso de la cadena de comida rápida de abogar por la tolerancia cero en la esclavitud moderna y conceder el derecho a los jornaleros -mediante la CIW- de participar en la implementación de códigos de conducta.

Varma recordó que ahora es el momento de que el Intercambio de Productores de Tomates de Florida (FTGE, por sus siglas en inglés) aparte todos los obstáculos y respete los acuerdos conseguidos por estas corporaciones con la CIW, que representa a casi 5 mil jornaleros, en su mayoría mexicanos y centroamericanos.

Los productores dicen que pagan bien

A principios del pasado marzo, la FTGE afirmó que los jornaleros estaban bien pagados, y se opuso a colaborar para procesar el pago del centavo que hacen estas cadenas de restaurantes.

"Nosotros pagamos un promedio de $12.46 por hora a los recolectores de tomates, más del doble del salario mínimo federal de $5.85 y el doble del salario mínimo en la Florida, de $6.67", dijo Reggie Brown, vicepresidente ejecutivo de esta agrupación de cosecheros.

publicidad

Los jornaleros aseguran cobrar menos

La posición de los cosecheros de tomates implicó que a pesar de que el acuerdo firmado por los jornaleros hispanos y los restaurantes entraría en efecto durante la presente cosecha, los trabajadores agrícolas no han recibido ni un centavo del mismo.

Respecto a las palabras de la FTGE, el portavoz y uno de los fundadores de esta coalición de trabajadores, Lucas Benitez, aseguró que "ese dinero está siendo depositado en una cuenta separada y sólo podremos tener acceso hasta que se resuelva este problema".

Benitez criticó las palabras de Brown en el sentido de que los trabajadores que recogen tomates, unos 10 mil por temporada, son los mejores pagados de Florida y dijo que si los cosecheros afirman que les pagan $12.46, la coalición está dispuesta a firmar un contrato con los cosecheros por menos dinero por hora.

Corporación Yum! también pagará

En 2005, después de más de cuatro años de lucha, presiones y boicot que contaron con el apoyo de los estudiantes universitarios del estado quienes se negaron a consumir productos Taco Bell, la Corporación Yum!, propietaria de esta cadena, firmó un acuerdo con la CIW en el que se comprometió aumentar un centavo por cada libra de tomate que compra a los cosecheros.

El año pasado esta empresa anunció la inclusión en el arreglo de sus restaurantes Long John Silver, Pizza Hut y A & W.

publicidad

Este movimiento, provocó un efecto dominó en empresas como la Corporación McDonald's que también anunció su apoyo a los jornaleros.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad