publicidad
La decisión de la agencia de calificación Moody's de poner en revisión a la baja la nota de la deuda de Puerto Rico azota al Ejecutivo de la isla.

La amenaza de la rebaja a 'bono basura' se cierne sobre deuda de Puerto Rico

La amenaza de la rebaja a 'bono basura' se cierne sobre deuda de Puerto Rico

La decisión de Moody's de poner en revisión a la baja la nota de la deuda azota al Ejecutivo de la isla.

La decisión de la agencia de calificación Moody's de poner en revisión a...
La decisión de la agencia de calificación Moody's de poner en revisión a la baja la nota de la deuda de Puerto Rico azota al Ejecutivo de la isla.

'Débil liquidez y restringido acceso a los mercados'

La decisión de la agencia de calificación Moody's de poner en revisión a la baja la nota de la deuda de Puerto Rico, que caería en la categoría de "bono basura", azota al Ejecutivo de la isla, que, a punto de cumplir su primer año, debe impulsar la economía y acceder al crédito cuanto antes.

Moody's anunció el miércoles que estudia revisar a la baja la calificación que confiere a las obligaciones de deuda de la isla caribeña, que están en Baa3 (escalón previo al grado especulativo) y que ascienden a 52,000 millones de dólares.

Cerca del 75 por ciento de los fondos mutuos con inversiones en bonos municipales tienen algo de deuda puertorriqueña, por lo que su caída al grado especulativo ("bono basura") les obligaría a venderla, lo que pondría aún más en aprietos la economía de Puerto Rico, un Estado Libre Asociado a EEUU.

publicidad

¿Qué opinas de la situación financiera de Puerto Rico? Participa en nuestros Foros.

Moody's, cuya calificación coincide con otras grandes agencias, apeló a la "débil liquidez y al restringido acceso a los mercados, en el contexto de una economía debilitada e inactiva".

Una prolongada tensión financiera

"Esto agrava la prolongada tensión financiera provocada por una muy elevada carga de deuda y de obligaciones de pensiones y déficits presupuestarios crónicos", explicó Moody's, que insiste en la necesidad de reformar las pensiones de los maestros, garantizar la estabilidad fiscal y aumentar la liquidez cuanto antes.

Esta semana se conoció que la economía puertorriqueña encadena once meses de caídas interanuales, aunque se observaron leves mejoras mensuales (1.1% en septiembre y 0.6% en octubre).

Las tres grandes agencias mantienen una perspectiva negativa para la calificación y la decisión de Moody's parece ser el anticipo de una degradación que pondría en serios aprietos al Ejecutivo del gobernador de Puerto Rico, Alejandro García Padilla, quien, sin embargo, habla del "comienzo de la estabilización".

"Estoy convencido que las iniciativas de nuestro Gobierno han demostrado a través de las recientes señales de crecimiento emergente que estamos en el comienzo de la estabilización económica", dijo el gobernador hace poco.

publicidad

García Padilla, quien asumió el poder el 1 de enero de 2013, añadió que "sin apenas haber cumplido un año de mi Administración, que comenzó bajo el difícil cuadro que todos sabemos y cumpliendo siete años de recesión, veo con optimismo las primeras señales que apuntan a una estabilización, aunque sea incipiente".

También hablaron de "estabilización económica" la secretaria del Tesoro de la isla, Melba Acosta, y el presidente del Banco Gubernamental de Desarrollo, David Chafey, en un comunicado conjunto, aunque desde la oposición se insistió hoy en que la economía no mejora y responsabilizaron al Ejecutivo.

Urgen comité bipartita

Lourdes Ramos, del principal partido de la oposición y defensora de la anexión de Puerto Rico a EEUU, reclamó "la inmediata renuncia del equipo económico" del gobernador porque "ha quedado demostrado que no tiene ninguna credibilidad ante las casas acreditadoras", con las que ambos responsables se reunieron esta semana en Nueva York.

Antonio Soto, también del Partido Nuevo Progresista (PNP), abogó este jueves por la creación "urgente" de un comité bipartita que pueda atender de forma "razonable, prudente y sin cálculos políticos" las advertencias de la agencia.

El representante de Puerto Rico en Washington, Pedro Pierluisi, también de la oposición, pidió "sentido de urgencia" porque "los riesgos no pueden ser mayores" y atribuyó la complicada situación a "las pobres decisiones" gubernamentales, "en combinación con problemas económicos estructurales consecuencia directa e inevitable de un estatus territorial que el gobernador y su partido respaldan".

publicidad

Sin embargo, el presidente del Senado y miembro del partido gobernante, Eduardo Bhatia, lamentó el anuncio de Moody's, porque, en su opinión, "hemos atendido y satisfecho" sus recomendaciones, que han implicado "decisiones fiscales difíciles, 'abarcadoras' e históricas para reformar las estructuras financieras".

"Aunque agresivos y contundentes, hemos sido responsables y sensibles", defendió el parlamentario, que acusó a la agencia de calificación de "cambiar las reglas de juego y no permitir el tiempo mínimo razonable para ver el resultado de las reformas y evaluarlas con seriedad".

Además, defendió que la agencia "demuestra un pánico exagerado que es peligroso para la economía de EEUU y la estabilización del mercado".

Igualmente, el presidente de la Cámara de Representantes, el oficialista Jaime Perelló,e remitió a la herencia recibida y calificó el movimiento de Moody's de "injusto".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad