publicidad

Gustav y la Cruz Roja de EU

Gustav y la Cruz Roja de EU

Gustav dejó una deuda de más $70 millones a la Cruz Roja de EU, que comenzó una campaña para recaudar fondos.

Más devastador de lo que se cree

WASHINGTON, D.C. - La Cruz Roja de EU comenzó este martes una campaña para recaudar fondos con los que afrontar la deuda de más $70 millones que ha contraído tras la ayuda que ha prestado a atender a los desplazados por el huracán Gustav.

La organización internacional, que durante el embate del huracán dio asistencia a miles de personas, sólo ha conseguido recaudar hasta ahora cinco millones de dólares para sufragar los gastos.

Lesly Simmons, una portavoz de Cruz Roja, atribuyó este hecho a la percepción errónea de que el impacto de este huracán no fue tan fuerte como otros.

"La gente tiene la percepción de que Gustav no ha causado tantos daños como otras tormentas, pero esto no es verdad", dijo.

"Todavía hay miles de personas desplazadas que no pueden volver a su casa y que necesitan que les ayudemos", agregó.

Dos millones de evacuados

Gustav impactó en la costa del Golfo de México coincidiendo con el tercer aniversario del huracán Katrina, que en 2005 arrasó la ciudad de Nueva Orleans y dejó un saldo de 1,800 muertos.

Con la imagen aún fresca del desastre por la lenta reacción de la administración para ayudar a la población, este año el Gobierno se adelantó en las tareas de evacuación antes de la llegada de Gustav.

Por ello, según Simmons, "se ha creado una falsa visión" del impacto real del huracán en EU.

publicidad

La evacuación de dos millones de personas y los daños causados por la inundaciones de hogares y establecimientos, además del restablecimiento de la electricidad en toda la zona, hacen necesaria más ayuda, según Cruz Roja.

"Con esta campaña vamos a reforzar el mensaje de que toda esta gente necesita ayuda, todavía hay zonas en las que no hay electricidad y sobre todo la gente mayor necesita estar en sitios seguros y con aire acondicionado para evitar el calor", explicó Simmons.

Pidieron dinero a la sede central

La Cruz Roja desplazó a la región a tres mil voluntarios con mantas y material de emergencia, y abrió 500 refugios en 14 estados.

Simmons afirmó que, para sufragar estos gastos, han pedido dinero a la sede central de la Cruz Roja, pero espera que la entidad se recupere con la campaña iniciada.

Tras Gustav, la Cruz Roja también ha estado dando asistencia en la costa este del país, donde durante todo el fin de semana la tormenta tropical Hanna ha causado numerosas inundaciones y ha dejado sin electricidad a miles de habitantes, y ahora se prepara para el huracán Ike, que amenaza de nuevo a la zona del Golfo.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad