publicidad
.

Google enfrenta la censura de China en internet logo-noticias.6bcb5218ff...

Google enfrenta la censura de China en internet

Google enfrenta la censura de China en internet

El buscador enfrenta el reto de esquivar la censura de Pekín; las opiniones en todo el mundo se dividen por este conflicto.

Google enfrenta la censura de China en internet 54ee72f6e6044581b7e820d1...

Maniobra fallida

SAN FRANCISCO - La decisión de Google de trasladar su buscador de China a Hong Kong para esquivar la censura de Pekín tuvo un efímero éxito, pues las autoridades chinas volvieron a bloquear los resultados de las búsquedas en Internet realizadas desde el territorio de la República Popular.

La medida anunciada el lunes por Google era un intento de equilibrar su oposición a la censura aplicada a su servicio de búsqueda en China con el deseo de ganar dinero en un mercado de internet que se expande en forma explosiva.

Los usuarios chinos que este martes intentaban realizar búsquedas en la página google.cn o google.com, eran redirigidos al servidor de la compañía californiana en Hong Kong (google.com.hk), una maniobra anunciada el lunes por Google con el objetivo de sortear la censura gubernamental.

publicidad

Esta mañana, la búsqueda de términos considerados sensibles por el Gobierno chino, como la matanza de estudiantes de Tiananmen, la represión en Tíbet y Xinjiang ofrecían resultados sin censura, aunque no era posible abrir los enlaces a los que dirigían.

A medida que transcurría el día, numerosas búsquedas ofrecían directamente un mensaje de error o una página en blanco, especialmente si se realizaban en chino y no en inglés, las dos lenguas en las que la versión de Google en Hong Kong permite introducir términos.

"Parece que algunas búsquedas sensibles están siendo bloqueadas, pero el sistema completo permanece accesible", reconoció Christine Chen, portavoz de Google.

En las instalaciones del buscador, reinaba la confusión. Algunos transeúntes colocaron flores o chocolates sobre el gran cartel metálico de Google en el edificio de la compañía en Beijing.

En el interior, directivos informaban a los empleados inquietos acerca de qué aspectos de los negocios de la compañía seguirían funcionando. Un cliente que entró a preguntar sobre su publicidad en Google se encontró con un ambiente de confusión.

Acusan al buscador

Por su parte, las autoridades chinas han condenado la decisión de Google y acusado al buscador de incumplir las promesas adquiridas cuando entró en el mercado chino.

publicidad

Un portavoz del ministerio de Industria declinó decir si el traslado de su buscador a Hong Kong es legal según la legislación del país y si Google será bloqueado por completo en China, algo que algunos expertos esperan que acabe sucediendo en breve.

Google ha mostrado su interés en permanecer en un país con casi 400 millones de internautas.

La firma de Internet seguirá ofreciendo con normalidad otros servicios como mapas o música y tiene intención de mantener en China un pequeño equipo de desarrolladores y comerciales.

Los analistas coinciden en que el éxito de estos planes dependerá de la habilidad de Google para mejorar sus relaciones con las autoridades de Pekín en los próximos días.

"Es una negociación en marcha", dijo Mark Natkin, fundador de la firma china Marbridge Consulting, con sede en Pekín, al diario L.A Times.

"Lo que Google ha tratado de comunicar es que tiene una postura clara sobre la censura, pero que quiere seguir participando en el mercado", sostuvo.

Larga tensión

Muchos analistas, internautas y organizaciones humanitarias como Human Rights Watch (HRW) han aplaudido la decisión del buscador e instado a otras firmas de Internet a que sigan su ejemplo, pero los mercados temen que la decisión perjudique seriamente el crecimiento de Google en una de las primeras economías del mundo y la primera nación en número de internautas del planeta.

publicidad

HRW considera que la decisión de Google de no censurar más su motor de búsqueda chino es un "firme avance" a favor de la libertad de expresión e información y una condena contra la insistencia del Gobierno chino de censurar el internet, afirmó en un comunicado.

"China es una de las economías más grandes del mundo, pero se niega a cientos de millones de usuarios de Internet chinos un acceso básico a la información que se considera garantizado en todo el mundo", manifestó Arvind Ganesan, director de Negocios y Derechos Humanos en esa organización.

HRW a favor de Google

Ganesan consideró que la decisión de la empresa estadounidense de ofrecer un motor de búsqueda sin censura "es un paso importante para cuestionar el uso por parte del Gobierno chino de la censura para mantener el control de sus ciudadanos".

Alrededor de 338 millones de usuarios de la red cibernética en China "siguen sometidos a los dictados arbitrarios de la censura oficial", señaló la ONG en el comunicado.

Agregó además que más de una docena de agencias gubernamentales "participan en la implementación de una serie de leyes, reglamentos, directrices políticas y otros instrumentos legales pata intentar que cierta información e ideas no lleguen a la población china".

HRW explicó que diversas empresas como Google, Yahoo! y Microsoft "han hecho posible este sistema bloqueando términos que, según ellos, el Gobierno chino quiere que se censuren", algo que ya denunció en un informe en 2006.

publicidad

A la vez recordó que, a comienzos de este año, Google anunció su disposición a retirarse de China si su motor de búsqueda en ese país no podía operar sin censura.

El principal riesgo está en que los anunciantes chinos decidan evitarse problemas y trasladen su gasto publicitario a otras páginas, comprometiendo la principal fuente de ingresos del buscador.

Los títulos de la compañía cerraron el martes en el Nasdaq neoyorquino con una caída del 1.5 por ciento, hasta los $549 y se han dejado un 6 por ciento desde que comenzó la escalada de tensión entre Google y el Gobierno chino en enero.

"Ciberguerra"

Google se comprometió el 12 de enero a liberarse de las restricciones gubernamentales, luego de determinar que había sido objeto de ataques cibernéticos de China junto con otras 20 compañías estadounidenses.

Beijing reaccionó rápidamente a la decisión de Google de esquivar la censura de China en internet al mover su motor principal de búsqueda fuera del país.

Según la agencia oficial china de noticias Xinhua, una autoridad del buró de internet que depende de la Oficina de Información del Consejo de Estado dijo que "Google violó la promesa escrita que hizo cuando entró al mercado chino al suspender filtros en su servicio de búsqueda y culpar a China en una insinuación de ataques de piratas cibernéticos".

publicidad

"Esto está totalmente mal", agregó. "Nos oponemos rotundamente a la politización de asuntos comerciales, y expresamos nuestro disgusto e indignación a Google por sus acusaciones y conductas irracionales".

Una nueva era

El desafío de Google a la censura china en internet -en defensa de sus principios- lo expone a quedar marginado del mayor mercado en línea del mundo, pero la decisión no debería tener un impacto financiero significativo, al menos a corto plazo, consideran analistas.

Según Justin Post, de Bank of America/Merrill Lynch, esta solución, combinada con la decisión de Google de mantener en China equipos de investigación-diseño y de ventas, tiene el mérito de ser "mejor que una retirada ¿pero durará?".

"Estamos en el comienzo de lo que será una larga partida de ajedrez entre Google y China", pronosticó Michael Gartenberg, uno de los directores del centro de análisis Altimeter Group.

Según Post, "la dura batalla que libran Google y China en los medios (...) aumenta la probabilidad de que (Pekín) cierre simplemente el tráfico de todos los sitios exteriores de Google en China".

¿Qué opinan los chinos?

La decisión de Google de dejar de acatar la censura en China provocó el martes debates apasionados entre los internautas del país comunista, con posturas que van de las críticas nacionalistas contra el gigante estadounidense de la informática a interrogantes sobre la libertad de expresión.

publicidad

El anuncio de Google desató una avalancha de mensajes de apoyo sobre la plataforma de Twitter, censurada en China pero utilizada por voces críticas de las autoridades gracias a medios que les permiten esquivar el bloqueo.

"China es a partir de ahora el tercer país del mundo en no tener Google, después de Irán y Corea del Norte", lamentaba un usuario chino.

"En Twitter mucha gente apoya a Google", señaló Ai Weiwei, un artista contestatario que adoptó esta herramienta en su combate contra la censura impuesta por el gobierno comunista. "La gente entiende que para Google, como empresa multinacional, era difícil tomar esa postura y que muchas empresas no habrían actuado de la misma manera".

"El hecho de que China refuerce su sistema de censura y control afecta los derechos más fundamentales a la libertad de expresión, lo que hace que la reacción de Google sea admirable", añadió Ai.

De todas las posturas

Por su parte, los internautas más nacionalistas volcaron sus pasiones contra el "enemigo" Google.

"Los imperialistas se van con el rabo entre las piernas", escribía un internauta en un foro de discusión en la página del Global Times, filial del Diario del Pueblo (órgano del Partido Comunista).

"Google tiene vínculos con los servicios de inteligencia estadounidenses", decía otro, retomando las acusaciones hechas por la agencia de noticias oficial China Nueva (Xinhua) durante el fin de semana.

publicidad

"China puede contar con sus propias fuerzas: si no tenemos Google, igual podemos contar con Baidu y Soso", indicaba otra voz nacionalista, en referencia a los dos grandes motores de búsqueda chinos.

Opiniones más mesuradas, y a veces abiertamente críticas, pudieron sin embargo colarse en algunos de los principales sitios de internet, a pesar de la censura.

"La decisión de Google de retirarse lesiona la voluntad de apertura anunciada por China desde hace años", señalaba un internauta.

Otro usuario expresaba "tristeza" por la partida de Google en su micro-blog en Sina.com, un comentario que desaparecería rápidamente del portal de noticias.

¿Problemas diplomáticos?

En tanto, el Gobierno chino afirmó que la decisión de Google de dejar de censurar sus búsquedas no afectará las relaciones entre Pekín y Washington "a menos que alguien la politice", y advirtió al buscador líder en el mercado mundial que su marcha "perjudica la imagen de la empresa, no la de China".

"Vincular esto con las relaciones entre China y Estados Unidos o con la imagen internacional china es matar moscas a cañonazos", aseguró en una rueda de prensa el portavoz del Ministerio chino de Asuntos Exteriores Qin Gang.

La fuente oficial quitó hierro a la decisión de Google, señalando que se trata de "un mero caso individual" de una empresa, y negándose a confirmar si Pekín tomará o no represalias contra el buscador, bloqueándolo en este mercado.

publicidad

Qin insistió hoy en que China "administra la red de Internet de acuerdo con la ley y las prácticas internacionales", y que la red informática en el país "está completamente abierta", pero que al mismo tiempo las autoridades "han de limitar cualquier contenido que dañe la seguridad nacional o los intereses sociales".

También destacó que el país asiático da la bienvenida a que las empresas extranjeras entren en el mercado, pero de acuerdo con la ley del país: "Si quieres hacer negocios en China debes respetar sus leyes y regulaciones", añadió.

Preguntado el portavoz si usaba él mismo Google y si había notado problemas en las búsquedas de hoy, Qin dijo que utilizaba con frecuencia la web estadounidense "pero también otros buscadores".

Cronología de Google en China

19 de julio de 2005

Google anuncia un proyecto para abrir un centro de investigación y desarrollo en China, y contrata a un ex colaborador de Microsoft, Kai-Fu Lee, para dirigirlo.

25 de enero de 2006

Google lanza su motor de búsqueda en internet en chino, Google.cn, después de aceptar censurar los sitios internet que tengan contenidos prohibidos por la legislación china.

En abril, en una ceremonia realizada en Pekín, el presidente de la firma Eric Schmidt declara que Google "debe respetar la legislación local". "No tenemos la posibilidad de dar acceso a informaciones que son ilegales, inconvenientes o inmorales", agrega.

publicidad

4 de enero de 2007

Google anuncia una alianza con el operador telefónico China Mobile para proveer servicios de internet móvil en China.

27 de octubre de 2008

Google, Microsoft y Yahoo! se asocian a un colectivo de organizaciones de defensa de los derechos humanos para lanzar un código de ética, la "Global Network Initiative" (Iniciativa mundial de la red), para garantizar la libertad de expresión y la vida privada de los internautas.

18 de junio de 2009

Las autoridades chinas acusan a Google de negarse a instalar filtros para bloquear contenidos "vulgares" y pornográficos. Google responde que está intensificando sus esfuerzos.

No obstante, el servicio de Google registra interrupciones intermitentes hacia el 25 de junio.

En septiembre, el presidente de Google China, Kai-Fu Lee, que está a punto de irse de la empresa para fundar su propia firma, asegura que los servicios de Google han sido totalmente restablecidos.

12 de enero de 2010

Google amenaza con poner fin a sus operaciones en China, después de haber descubierto ataques informáticos "muy sofisticados" procedentes de China y que apuntaban a las mensajerías GMail de militantes chinos de los derechos humanos.

La firma sostiene que, a raíz de esos ataques y de la política de "vigilancia" de Pekín, ha "decidido que ya no estamos dispuestos a censurar las búsquedas en el sitio google.cn". "La decisión de reexaminar nuestras actividades comerciales en China ha sido increíblemente difícil", precisa el director jurídico, David Drummond.

publicidad

La secretaria de Estado norteamericana Hillary Clinton pide explicaciones al gobierno chino.

14 de enero de 2010

Las autoridades chinas recuendan que las firmas de internet son bienvenidas en el país, pero que deben respetar la ley. Internautas depositan mensajes, flores y frutas delante de la sede de Google en Pekín.

21 de enero de 2010

En un discurso pronunciado en Washington sobre la libertad en internet, Hillary Clinton pide a las autoridades chinas que investiguen los ataques informáticos que sufrió Google, e insta a las firmas de tecnología norteamericanas a no someterse a la censura.

El gobierno chino responde que tales comentarios perjudican las relaciones entre China y Estados Unidos.

21 de febrero de 2010

El New York Times afirma que La Universidad Shanghai Jiaotong y el colegio Lanxiang Vocational School están implicados en los ataques contra Google. Ambas instituciones niegan tener responsabilidad alguna en los mismos.

22 de marzo de 2010

Google anuncia que cesa de censurar el motor de búsqueda Google.cn, y que los usuarios de éste son dirigidos a su portal de Hong Kong. La firma precisa que cuenta mantener una actividad de investigación y desarrollo y un equipo de ventas en el país.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El presidente Donald Trump firmó para iniciar el retiro del propuesto Acuerdo Transpacífico, cumpliendo así con otra de sus promesas de campaña y 18 muertos es el saldo de un sistema de tormentas que han afectado al sur de Georgia y Mississippi.
El portavoz del gobierno de Trump intenta suavizar su relación con los medios tras unas declaraciones polémicas sobre la comparación de multitudes que asistieron a la toma de posesión de Donald Trump el pasado 20 de enero y la de Barack Obama en enero de 2009.
El incidente ocurrió en un avión de Alaska Airlines que cubría la ruta de Baltimore a Seattle. El video fue publicado por Scott Koteskey, un partidario del presidente Donald Trump que venía de celebrar la investidura del magnate inmobiliario.
Sean Spicer, portavoz de la Casa Blanca comentó que se están haciendo todos los esfuerzos para tener todas las áreas de la página web en funcionamiento lo más pronto posible. Todo esto surge luego que desde el nombramiento del presidente Trump el sitio oficial de la Casa Blanca no cuenta con su versión en español.
publicidad