publicidad
.

Florida aprobó una ley que prohíbe contratos estatales con Cuba logo-not...

El proyecto fue presentado por un grupo de legisladores republicanos.

Florida aprobó una ley que prohíbe contratos estatales con Cuba

Florida aprobó una ley que prohíbe contratos estatales con Cuba

El gobierno negó a los gobiernos locales hacer contratos con empresas que tengan alguna relación con la isla caribeña.

El proyecto fue presentado por un grupo de legisladores republicanos.
El proyecto fue presentado por un grupo de legisladores republicanos.

Firmas brasileñas podrían verse afectadas

MIAMI - El gobernador de la Florida, Rick Scott, firmó el martes una ley que prohíbe a los gobiernos locales hacer contratos con empresas que mantengan negocios con Cuba y Siria, un paso al que se oponía la Cámara de Comercio estatal por su posible efecto sobre firmas brasileñas.

¿Estás de acuerdo con esta ley que aleja más a Florida de Cuba? ¡Opina aquí!

"La legislación que estoy firmando hoy está diseñada para proteger a los contribuyentes de Florida de apoyar sin querer las dictaduras que desprecian las libertades y los derechos individuales", dijo en un comunicado el gobernador republicano en un gesto que según analistas busca cautivar el importante voto cubano-estadounidense del sur de Florida.

publicidad

El proyecto de ley fue presentado por un grupo de legisladores republicanos del condado de Miami-Dade que argumentaron que el dinero de los contribuyentes no debe beneficiar a compañías conectadas con regímenes opresivos como Cuba y Siria.

"El vergonzoso historial de los gobiernos de los (hermanos) Castro y de (el presidente de Siria Bashar) al-Asad es innegable: oprimen brutalmente a su gente, apoyan activamente el terrorismo internacional y buscan dañar los intereses de Estados Unidos", dijo Scott.

El gobernador firmó la ley en la Torre de la Libertad de Miami, un inmueble inspirado en La Giralda española, donde se atendieron a los primeros exiliados que salieron de la isla huyendo del régimen comunista.

La Cámara de Comercio de Florida y los dos principales socios comerciales del estado, Brasil y Canadá, advirtieron en días pasados que esta nueva ley puede espantar la inversión extranjera, aún cuando se desconoce de qué manera las empresas podrían verse afectadas.

La ley podría afectar al gigante brasileño de la construcción Odebrecht, cuya subsidiaria en Estados Unidos, con sede en el sur de Florida, ha participado en varios de los proyectos más importantes de Miami, mientras una de sus filiales está realizando en Cuba las obras de mejoramiento del puerto de Mariel, según el diario El Nuevo Herald.

Odebrecht USA, de acuerdo al informe del diario en español, ha estado negociando con funcionarios del condado Miami-Dade para lograr la construcción de Airport City, un proyecto que incluye dos hoteles y espacios para oficinas y tiendas en las zonas alrededor del Aeropuerto Internacional de Miami.

publicidad

La ejecución de este plan debe contar con el apoyo de los líderes de la ciudad, entre los cuales se cuentan varios políticos de origen cubano que impulsaron la ley.

La ley entra en vigor el primero de julio y afecta todos los contratos futuros de los gobiernos locales y estatales que tengan un costo de al menos $1 millón, pero también contempla medidas que pudieran provocar la ruptura de contratos vigentes si se descubre que una empresa tiene operaciones comerciales con Cuba o Siria.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Miles de mujeres salieron a las calles de la ciudad para unirse a las protestas globales contra el nuevo presidente de Estados Unidos y en defensa de sus derechos.
Donald Trump y Barack Obama no solo tienen conceptos diferentes en política, sino también a la hora de tratar a sus esposas.
En 2009, la ex primera dama le dio un regalo a Laura Bush y pasó desapercibido, pero la reacción de Michelle Obama al obsequio de la nueva primera dama no dejó a nadie indiferente.
De Ciudad de México a Washington DC, decenas de miles de manifestantes marcharon por las calles contra la toma de posesión del ahora 45° presidente de Estados Unidos. En algunas capitales, se registraron disturbios y enfrentamientos.
publicidad