publicidad

Falta de dinero genera que 75% de universitarios deje estudios

Falta de dinero genera que 75% de universitarios deje estudios

La falta de recursos económicos genera que 75 por ciento de las personas que inician una carrera universitaria trunque sus estudios.

La falta de recursos económicos genera que 75 por ciento de las personas que inician una carrera universitaria trunque sus estudios, por lo que es fundamental considerar el ahorro para la educación como una prioridad en los objetivos financieros.

Con datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), la aseguradora GNP destaca que la falta de dinero para la educación es uno de los problemas sociales de mayor impacto porque aleja a millones de jóvenes en México de sus metas profesionales y personales.

Por ello, considera fundamental el ahorro para la educación como una prioridad en los objetivos financieros y así contar con las mejores opciones para una formación profesional de alta calidad a través de un seguro.

Lea:  Los inversionistas hispanos desean más conocimientos y educación.

Indica que de acuerdo con la Encuesta Nacional de la Juventud (ENJ), de los 36 millones de jóvenes que viven en el país, sólo 19 por ciento accede a la educación universitaria y 15 por ciento de ellos acepta haber elegido una institución que no estaba entre sus preferencias, muchas veces por falta de dinero para costearla.

“La educación es uno de los pilares fundamentales que contribuye con el desarrollo y crecimiento del país, por ello fomentamos una cultura de previsión financiera que permita a los padres construir un ahorro que garantice una educación de calidad para sus hijos y por lo tanto un mejor futuro”, dijo el director de Marketing Estratégico de GNP Seguros, Antonio Rojo.

publicidad

Refirió que existe el Seguro Educativo de GNP “Profesional” que es un instrumento de ahorro que tiene como objetivo principal garantizar el pago de la educación de los hijos, aún en caso de fallecimiento o invalidez del asegurado de la póliza (generalmente padres o abuelos), al tiempo que incluye un seguro de vida y otras coberturas opcionales para ampliar la protección.

Este plan puede ser contratado desde el nacimiento del menor para asegurar que pase lo que pase, éste reciba el ahorro generado para cubrir sus estudios al cumplirse según el plazo contratado, refirió.

En caso de fallecimiento del asegurado de la póliza durante el plazo de ahorro, GNP entregará a los beneficiarios la suma asegurada contratada para estas coberturas, y sin más pago de primas, al final del plazo entregará el ahorro garantizado contratado para la educación, brindando así doble protección familiar, resaltó.

Lea: Créditos tributarios para el regreso a la escuela.

El directivo expuso que el momento idóneo para realizar la contratación de un seguro educativo es en los primeros años de vida de los niños, toda vez que entre mayor sea el plazo de ahorro, menor será la aportación anual que se realizará para alcanzar la suma asegurada que cubrirá la educación profesional, lo que permitirá a la familia dar las aportaciones menores conservando su liquidez.

publicidad

En la actualidad, detalló, GNP Seguros cuenta con más de 59 mil pólizas de seguro educativo con las cuales garantiza la educación de miles de niños en México, esta cifra constituye 28 por ciento del total de su cartera de seguros de vida.

Agregó que 77 por ciento de las pólizas de seguro educativo fue contratado por hombres y 33 por ciento por mujeres, con un plazo promedio de ahorro de 13 años.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad