publicidad

Estafa a Bank of America

Estafa a Bank of America

Dos hispanos fueron acusados de fraude por querer retirar $214 millones de Bank of America a través de The United Cities.

Obejtivo: Bank of America

ORLANDO, Florida - El fundador de una organización privada que clama contar con su propia moneda, tribunales y seguridad y con los medios para resolver la crisis económica de Estados Unidos, fue acusado formalmente, junto a un presunto cómplice, de conspirar para estafar un banco por unos $214 millones de dólares.

Ángel Cruz, de 49 años, residente de Miami y quien figura como fundador y presidente de "The United Cities" (TUC) y William Marrero, de 50 años, residente de Orlando, fueron acusados de intentar estafar al Bank of America según un documento divulgado el viernes por el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

De acuerdo con la acusación, Cruz preparaba retiros bajo el nombre de la entidad The United Cities, que usaba una ruta bancaria falsa de la Asociación Americana de Bancos (ABA, en inglés) que consiste en un código de diez dígitos que preceden al número de una cuenta de cheques para identificar las instituciones bancarias.

Marrero, por otra parte, abrió cuentas en el Bank of America a nombre de Orlando Scrow Services, Inc. con el propósito de depositar los supuestos fondos que Cruz le otorgaba.

Retiros de dinero ficticios

El Departamento de Justicia indica que Marrero y un cómplice, al que no nombran, hicieron seis de los retiros ficticios preparados por Cruz en una de las cuentas abiertas en el Bank of America entre el 20 y el 26 de junio, por un total de $214,380,137 dólares.

publicidad

Marrero fue arrestado el viernes pasado en Orlando. Cruz, empero hasta hoy continuaba con su rutina de trabajo normal, según dijo Frances Padilla, relacionista pública de TUC, durante una entrevista telefónica.

"El señor Cruz está en Miami y sigue sus labores normales", indicó la mujer quien además promueve un programa de financiación de viviendas "Abriendo Puertas en Florida", que auspicia TUC.

Steve Cole, portavoz para las Oficinas de Tampa y Orlando, del Departamento de Justicia de Estados Unidos, confirmó que Cruz aún no ha sido detenido y que es considerado prófugo.

Su propia moneda

No es la primera vez que esta organización se ve en problemas legales.

En 2007 Cruz presentó TUC frente a hispanos residentes de Kissimmee y Orlando, muchos de ellos puertorriqueños, como un paraíso donde sus miembros disfrutarían de una vida plena dentro de un atractivo sistema que beneficiaría a todos.

La retórica convenció a por lo menos 2,500 socios, tanto en Orlando, como Kissimmee y Miami.

El 1 de agosto de 2007 la Unidad de Ciudades, Inc., anunció la puesta en circulación de sus "dólares privados", (TUSPD, en inglés), papeleta descrita por Padilla, como "la única moneda en el mundo asegurada por bienes raíces, tangibles e intangibles", y por un capital de más de $57 mil millones".

publicidad

Este dinero, sin embargo resultó ser papel sin ningún valor, de acuerdo con la Oficina de Control de la Moneda de Estados Unidos (OCC, en inglés) que alertó públicamente, mediante un memo, a los bancos nacionales y a la Reserva Federal, así como a otras entidades bancarias, sobre el posible fraude que estaría cometiendo TUC.

Cheques sin fondos

La situación se complicó aún más para Cruz, sus afiliados y su organización después que en agosto pasado empleados, decenas de padres y madres de familias hispanos de Orlando y Kissimmee denunciaran haber recibido pago por sus labores, en la empresa de Consultores Labores JC, de Kissimmee, socia de TUC, con cheques sin fondos.

De acuerdo con el memo fechado el 16 de agosto de 2007 y firmado por Richard C. Stearns, director de Cumplimiento de Regulaciones del OCC la TUC estaba sacando "instrumentos sin valor de la Corporación de Ciudades Unidas, Inc. de Miami", con cheques falsos que además revelaban una dirección en Kissimmee.

De ser encontrados culpable, Marrero y Cruz enfrenta cada uno la pena máxima de cinco años por conspirar y 30 años por cada uno de los seis cargos por fraude bancario, para un total de 185 años en prisión.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad