publicidad
Michelle y Barack Obama en el evento sobre la educación.

Estados Unidos advierte mejoras económicas de la mano de los Obama

Estados Unidos advierte mejoras económicas de la mano de los Obama

Desde el presidente y la primera dama, otros funcionarios elogiaron el comportamiento económico del país.

Michelle y Barack Obama en el evento sobre la educación.
Michelle y Barack Obama en el evento sobre la educación.

Ayudas de acceso a la educación

El presidente estadounidense, Barack Obama, y la primera dama, Michelle, recordaron, en un encuentro con dirigentes universitarios y estudiantes, que ninguno de ellos dos habría llegado a la Casa Blanca sin ayudas de acceso a los estudios superiores para familias sin recursos.

El presidente se comprometió a buscar modos de mejorar el acceso a la universidad para los jóvenes de bajos ingresos, ya que la educación superior es, según dijo, la clave para acceder a la clase media, aprovechar oportunidades y ascender en la escala social, informó la agencia Efe.

Tanto el presidente como la primera dama recordaron sus experiencias personales y las facilidades de acceso universitario que permitieron que ambos estudiasen Derecho en la Universidad de Harvard, pese a provenir de familias de bajos recursos.

publicidad

¿Cómo evalúas la economía de EEUU en la era Obama? Participa en nuestros Foros.

"Si no nos hubiésemos comprometido como país a enviar a un mayor número de los nuestros a la universidad, ni Michelle, ni yo y seguramente algunos de vosotros no estaríamos hoy aquí", afirmó Obama en el evento organizado por la Casa Blanca.

El presidente presentó planes de financiación con decenas de universidades e instituciones que se han comprometido a hacer más para reclutar y apoyar a jóvenes de bajos ingresos.

Esos compromisos superan los 100 millones de dólares.

‘Fuerza y vientos a favor’

En tanto, el secretario del Tesoro, Jack Lew, señaló que la economía de EEUU ha comenzado "el año con fuerza y vientos a favor", aunque reconoció que aún quedan desafíos por delante, especialmente sobre la autorización del límite de endeudamiento que se prevé venza a mediados de febrero.

"Creo que hemos empezado el año con fuerza. Hemos empezado con vientos económicos a favor, no en contra", indicó Lew en una conferencia sobre la economía estadounidense y global en el Council on Foreign Relations de Washington.

Lew comentaba los últimos datos macroeconómicos que señalan un repunte económico a finales de año, con crecimiento del PIB en el último trimestre del 4.1 %, y a la progresiva reducción de la tasa de desempleo, que cerró diciembre en un 6.7 %.

publicidad

Valoró positivamente, además, el reciente acuerdo del Congreso para sacar adelante un presupuesto pactado por republicanos y demócratas.

Las palabras de aliento de Bernanke

Por su parte, el presidente de la Reserva Federal de EEUU (Fed, banco central), Ben Bernanke, rechazó que la agresiva política de estímulo monetario en el país haya generado presiones inflacionarias, al señalar que no es un riesgo "significativo", y volvió a defender su efectividad, detalló Efe en otro parte informativo.

"A aquellos que han dicho en los últimos cinco años que estamos al borde de la hiperinflación, les señalaría el dato de inflación de esta mañana", afirmó Bernanke en una conferencia en Brookings Institution, dos semanas antes de concluir su mandato al frente de la Fed.

Los precios que pagan los consumidores en Estados Unidos aumentaron un 1.5 % en 2013, el menor incremento en tres años, según informó el Departamento de Trabajo.

El multimillonario programa de estímulo monetario, insistió Bernanke, ha sido "efectivo" para impulsar la economía tras la crisis de 2008 fruto del estallido de la burbuja financiera basada en activos inmobiliarios.

Por otro lado, la Agencia France Press indica que los precios al consumo en Estados Unidos aumentaron conforme a las expectativas del mercado en diciembre, afectados por un aumento de los precios de la energía, según los resultados publicados el jueves por el Departamento de Trabajo.

publicidad

El índice de precios al consumo aumentó 0.3 % el mes pasado en datos corregidos de variaciones estacionales, mientras que los precios de la energía registraron un alza del 2.1 %.

The Associated Press subraya que, con excepción de las volátiles categorías de alimentos y energía, los principales precios aumentaron apenas 0.1 % en diciembre. Los de automóviles no registraron aumento y los boletos de avión descendieron 4.7 %, su mayor caída en 14 años. Esos descensos fueron compensados por un aumento en los costos de la ropa y rentas.

Los precios principales aumentaron 1.7% en 2013, un descenso respecto a la tasa de 1.9 por ciento de 2012.

Menos pedidos semanales de apoyo por desempleo

En otro parte informativo, la AP señala que la cantidad de estadounidenses que pidió apoyos por desempleo se redujo en dos mil para quedar en 326 mil ajustadas por estacionalidad, señal de que los despidos se han reducido y la economía mejora.

El Departamento de Trabajo señaló que el promedio de cuatro semanas, que es menos volátil, se redujo de 13,500 a 335 mil.

Más de 4,700,000 de estadounidenses recibían apoyos por desempleo a fines del año pasado, cifra que se ha reducido en casi 1,200,000 durante los 12 meses pasados, pero ese número debe bajar en 1,350,000 en los próximos reportes debido a la expiración de un programa federal para dar subsidio a desempleados.

publicidad

El programa daba apoyo a quienes tenían varias semanas sin empleo y había agotado sus apoyos estatales. El Congreso no renovó el programa creado en 2008.

Las solicitudes parecen haberse estabilizado a niveles previos a la recesión de 2008, una señal positiva de la creación de empleos.

Efe destaca que el indicador se torna volátil desde fin de noviembre a fin de diciembre debido a las contrataciones temporales y despidos de personal en la temporada de compras por las fiestas tradicionales.

El subsidio por desempleo pagado por los estados cubre, tradicionalmente, hasta 26 semanas y el Gobierno Federal instituyó desde 2008 programas que extendían el beneficio en algunos casos hasta 90 semanas.

Pero estas extensiones caducaron el 28 de diciembre y unos 1.35 millones de personas desempleadas por más de 26 semanas dejaron de recibir los cheques porque los republicanos en el Congreso se oponen al gasto a menos que se compense con recortes en gastos del Gobierno en otras áreas.

Según los republicanos, que tienen mayoría en la Cámara de Representantes, el programa de extensiones cuesta unos 26,000 millones de dólares anuales y ellos creen que si de deja a la gente sin subsidio harán más esfuerzos por conseguir empleos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad