publicidad
.

Estación del arquitecto Calatrava en "zona cero" NY costará casi doble d...

4 World Trade Center

Estación del arquitecto Calatrava en "zona cero" NY costará casi doble de lo previsto

Estación del arquitecto Calatrava en "zona cero" NY costará casi doble de lo previsto

La estación diseñada por el arquitecto español Santiago Calatrava para la "zona cero" de Nueva York costará en total cerca de 4,000 millones de dólares.

4 World Trade Center
4 World Trade Center

La estación diseñada por el arquitecto español Santiago Calatrava para la "zona cero" de Nueva York costará en total cerca de 4,000 millones de dólares, casi el doble de lo previsto inicialmente, según informó hoy The New York Times.

publicidad

En un profundo análisis, el periódico neoyorquino detalla los numerosos sobrecostes y retrasos que ha ido acumulando el proyecto, que se presentó en 2004 y que, si se cumplen las actuales previsiones, se inaugurará a finales de 2015.

La nueva estación del World Trade Center, llamada a ser uno de los símbolos de la reconstrucción del Bajo Manhattan tras los atentados del 11 de septiembre del 2001, se vio envuelta casi desde un principio en la polémica.

Medidas como la decisión de las autoridades de construir la nueva estructura sin cerrar una línea de metro que pasa por la zona obligaron a ralentizar las obras y supusieron un coste extra de 355 millones de dólares, según el periódico. Lo mismo ocurrió cuando el entonces alcalde, Michael Bloomberg, ordenó en 2008 que el memorial que recuerda a las víctimas del 11S -situado junto a la estación- estuviese terminado para el décimo aniversario de la tragedia.

La decisión obligó a modificar el orden de construcción y añadió otros 75 millones al presupuesto, que siguió disparándose como consecuencia de varias subcontratas aprobadas por la Autoridad del Puerto de Nueva York y Nueva Jersey, responsable del proyecto.

El complejo diseño ideado por Calatrava, que incluía una espectacular cúpula de metal y cristal, sostenida sin columnas, también complicó enormemente la obra, según The New York Times. El periódico asegura que sólo en los elementos de acero que incluye el edificio se han gastado 474 millones de dólares.

publicidad

Originalmente, el proyecto del arquitecto español preveía un techo móvil que permitía abrir la estación hacia el cielo, una opción que finalmente se abandonó para reducir costes.

Además, un análisis de seguridad elaborado por la Policía llevó a doblar el número de "costillas" de acero incluidas en la estructura exterior, cambiando de forma importante la apariencia del edificio, que pasó de evocar a un ligero pájaro a parecerse más a un pesado estegosaurio, según el rotativo.

Tras las sucesivas modificaciones y retrasos, el coste oficial del proyecto asciende actualmente a 3,700 millones de dólares, pero esa cantidad no incluye varios cientos de millones en daños causados en la obra por el huracán Sandy en 2012, puntualiza el periódico.

Del total, más de 655 millones se han destinado únicamente a cubrir costes administrativos.

La propia Autoridad del Puerto admitió el pasado otoño que de haber conocido hace diez años lo que iba a ocurrir con el proyecto, habría elegido otra opción.

"Hoy no daríamos prioridad a gastar 3,700 millones de dólares en el centro de transportes frente a otras importantes necesidades en infraestructuras", señaló en octubre el director ejecutivo del organismo, Patrick J. Foye.

El edificio, que será el tercer mayor centro de transportes de Nueva York y se acercará en tamaño a la estación de Gran Central, será utilizado por unos 200,000 viajeros diarios e incluirá una gran superficie con tiendas y restaurantes. Situada junto al renovado World Trade Center, la estación conectará los trenes que unen Nueva Jersey con Manhattan y varias líneas del metro de la ciudad.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El emblemático espectáculo estadounidense no ha podido hacer frente a los cambios del gusto del público y anunció el sábado que su última función será en mayo.
José Batista llegó a la frontera de Nuevo Laredo-Laredo para pedir los beneficios del reglamento estadounidense que le permitiría ingresar legalmente a este país. Lo que no sabía es que estando en pleno proceso el gobierno de Obama eliminaría la estipulación administrativa. Hubo otros detrás de él que por unas horas se quedaron fuera.
La noticia del fin de los beneficios a los migrantes de Cuba llegó como un balde de agua fría para los últimos en llegar. Este grupo espera sus papeles con la incertidumbre de si podrá reencontrarse con los familiares que dejaron en la isla.
En la madrugada de este jueves se votó el primer paso para revocar la ley de salud, que entre otros beneficios ha otorgado servicio de salud a más 20 millones de personas. El ‘sí’ ganó, pero los demócratas (y un republicano) hicieron lo posible por defenderlo.
publicidad