publicidad
Los contribuyentes han aportado millones en trabajos de prevención y reconstrucción por la lava del Kilauea.

El río de lava ha costado US$14.5 millones a los hawaianos

El río de lava ha costado US$14.5 millones a los hawaianos

Los contribuyentes han aportado millones en trabajos de prevención y reconstrucción por la lava del Kilauea.

Los contribuyentes han aportado millones en trabajos de prevención y rec...
Los contribuyentes han aportado millones en trabajos de prevención y reconstrucción por la lava del Kilauea.

El río de lava que desde junio avanza lentamente por la Isla Grande de Hawaii ya ha costado a los contribuyentes hawaianos US$14.5 millones en trabajos de prevención y reconstrucción, informaron el lunes medios locales.

Según el diario West Hawaii Today, la mayor parte de este dinero se ha dedicado a la "construcción de carreteras de emergencia" por las que puedan circular los vehículos de los bomberos y las fuerzas especializadas en caso de que sea necesario.

También se han destinado partidas a la reapertura de caminos y carreteras que habían quedado bloqueados por la lava, la construcción de nuevos senderos hacia zonas habitadas que viven bajo la amenaza de quedar aisladas y al establecimiento de nuevas estaciones de bomberos ubicadas estratégicamente para hacer frente a la lava.

publicidad

Los casi US$15 millones que ya se ha gastado el condado de Hawaii, sumados a los destrozos que ocasionó en verano la tormenta tropical Iselle y los nuevos costes que se puedan derivar del río de lava, tendrán un fuerte impacto sobre la modesta economía de la "Isla Grande" de Hawaii, indicó el periódico.

La lava surgió del interior del volcán Kilauea en junio y, desde entonces, se ha desplazado lentamente hasta que hace dos semanas engulló la primera casa y se situó a escasos metros del poblado de Pahoa, cuyos habitantes permanecen en alerta de evacuación.

Estado de emergencia desde septiembre

Aun así, los últimos informes de los agentes de Defensa Civil indican que el avance de la lava se ha estabilizado en el flanco más cercano a la población y toda la actividad se concentra ahora en áreas más elevadas y próximas al cráter del volcán.

En los últimos días, a medida que se acercaba al pueblo, la lava cubrió una carretera local, un cementerio y un cobertizo, además de la primera casa, pero no causó ningún herido.

Hawaii se encuentra en estado de emergencia por el avance de la lava desde el 5 de septiembre, 80 miembros de la Guardia Nacional se han desplazado a la isla y el Gobierno federal envió ayuda adicional la semana pasada.

Las erupciones del Kilauea, uno de los volcanes más grandes del mundo, son continuas desde 1983 y las autoridades vigilan el avance de la lava desde principios de junio.

publicidad

La isla de Hawaii, también conocida como la "Isla Grande" para diferenciarla del estado homónimo, es la más extensa de las ocho que forman este archipiélago del Pacífico.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad