publicidad
El nuevo Banco del Sur

El nuevo Banco del Sur

El nuevo Banco del Sur

Con un capital inicial de $7 mil millones, el Banco del Sur intentará lograr financiación para el desarrollo de Sudamérica.

El nuevo Banco del Sur
El nuevo Banco del Sur

Una nueva esperanza

Con un capital inicial de $7 mil millones, el Banco del Sur intentará dar financiación para el desarrollo de Suramérica como alternativa a otros organismos multinacionales de crédito.

En principio, Argentina, Brasil, Bolivia, Ecuador, Paraguay, Uruguay y Venezuela se han adherido al proyecto, mientras Colombia se lo piensa.

La Casa de Gobierno de Argentina fue escenario este 9 de diciembre del solemne acto fundacional del Banco del Sur, suscrito entre vítores por los presidentes de Argentina, Brasil, Bolivia, Ecuador, Paraguay, Uruguay y Venezuela, reunidos con ocasión de la toma de posesión de la presidenta argentina, Cristina Fernández.

Con un capital inicial que podría rondar los $7 mil millones de dólares, sede en Caracas y oficinas en Buenos Aires y La Paz, el banco regional sudamericano se presenta además como una nueva esperanza para Sudamérica y su proceso de integración, como subrayó el presidente de Bolivia, Evo Morales: “Es un banco que no solo resuelve los problemas económicos, sino también sociales”.

publicidad

Con matices, los presidentes de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, y de Ecuador, Rafael Correa, coincidieron con Morales en que en Buenos Aires se ha dado un nuevo paso en pos de la "moneda única" para Sudamérica.

Correa subrayó que los países latinoamericanos "tienen más de $250 mil millones de dólares depositados en bancos del exterior con el pretexto de la seguridad".

Luego de repudiar "el neoliberalismo", al que llamó "deleznable", destacó que Ecuador ha sido "sumiso" a las recetas del Fondo Monetario Internacional (FMI).

En busca de fondos

El mandatario ecuatoriano advirtió que para "resolver este problema" de la dependencia regional de los organismos financieros internacionales, el Banco del Sur "es todavía insuficiente", por lo que instó a trabajar para darle fuerza a esta nueva institución.

"La suma de nuestras reservas (monetarias) permitirá la financiación del desarrollo de nuestros pueblos", insistió Correa.

Por el momento, los socios firmantes se han dado un plazo de 60 días para definir exactamente el capital con el que comenzará a funcionar el Banco del Sur.

Aún no se ha informado públicamente cuál será el aporte inicial de capital de cada socio, que se presume estará en consonancia con su capacidad financiera y desarrollo relativo.

De dónde saldrá el capital

publicidad

Otra incógnita es si el origen del capital inicial serán las reservas monetarias de las naciones fundadoras, tal como lo ha propuesto Venezuela, aunque países cono Paraguay han adelantado que no cuentan con posibilidades de aportar dinero en efectivo y proponen capitalizar a través de deuda pública soberana.

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, coincidió con Correa en que hace falta repatriar "el dinero que es de nuestros pueblos" en referencia a los fondos colocados "en los bancos del norte".

"Es hora de traer esos recursos para acá", enfatizó el presidente venezolano, quien prometió ser "breve" pero dedicó la mayor parte de su discurso de unos 40 minutos a recordar "las grandes batallas" de la independencia y la lucha de sus próceres "contra las oligarquías" de sus respectivos países.

El Banco del Sur "era impensable hace diez años" y "forma parte del conjunto de sistema de ideas de independencia" que la región "tenía hace 200 años", insistió.

Fundamental para el desarrollo

Por su parte, Lula señaló que el Banco del Sur "será fundamental" para el acceso de los países a los créditos para el desarrollo, "un paso importante para la autonomía financiera" de la región.

"Es el primer banco internacional realmente creado por los países de nuestro continente", dijo Lula luego de elogiar el impulso de Chávez y Kirchner a esta iniciativa.

publicidad

"El banco se transforma en un patrimonio de la región y con su consolidación vamos a profundizar la integración financiera regional. Llegamos a un resultado aceptable para todos nosotros, ahora necesitamos permanecer firmes en este proyecto", apuntó el presidente brasileño.

El anfitrión, Néstor Kirchner, agradeció "el cariño" de sus colegas y elogió el apoyo de cada uno de ellos a las iniciativas de integración regional.

Sin Colombia ni Chile

El Banco del Sur nació como una propuesta lanzada en agosto de 2004 por Chávez, que derivó en la celebración de una decena de reuniones técnicas entre los países que se adhirieron a la idea del venezolano.

Chile ha participado en algunos de estos encuentros técnicos como observador, pero finalmente no fue de la partida, mientras que Colombia pidió formalmente ser admitido en octubre pasado, aunque pocos días antes de la firma dijo que de momento se abstendrá de ingresar hasta tanto analice las condiciones para adherirse a la iniciativa.

Los socios fundacionales han dejado abierta la posibilidad a que la entidad se pueda ampliar al resto de los integrantes de la Unión de Naciones Sudamericanas, cuando éstos lo consideren oportuno.

Según lo acordado por los siete socios iniciales, el Banco del Sur se constituye como banca de desarrollo que financiará proyectos de infraestructura regional y a las empresas suramericanas.

publicidad

Habrá una representación igualitaria de los socios, esto es, que cada país tendrá igual derecho a voto.

Con derecho internacional

El banco será una entidad financiera de derecho internacional público y tendrá un consejo de administración integrado por los ministros de Economía de los estados suscriptores de acciones "Clase A" y cuya función será la de establecer las políticas generales de mediano y largo plazo del banco, donde las decisiones se tomarán por mayoría absoluta.

En tanto, el directorio del banco estará a cargo de la aprobación del presupuesto y los balances, de la elección del presidente, de la ejecución de la política financiera de la entidad y de las operaciones crediticias.

Cada país titular de acciones "clase A" tendrá un asiento en el directorio e igual poder de voto, lo que diferenciará al Banco del Sur de otras entidades multilaterales de crédito, como el Fondo Monetario Internacional (FMI) o el Banco Mundial (BM), donde los países más ricos y con mayor aporte de capital hacen sentir su peso a la hora de tomar decisiones.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad