publicidad

El Foro de Davos arrancó con la crisis financiera mundial en mente de todos

El Foro de Davos arrancó con la crisis financiera mundial en mente de todos

Los expertos reunidos en Davos consideran necesaria la intervención del Estado para estabilizar las economías.

A costa del contribuyente

DAVOS, Suiza - Los expertos reunidos en el Foro Económico Mundial de la ciudad suiza de Davos, tradicionalmente defensores del neoliberalismo, consideran que ahora es necesaria la intervención del Estado para estabilizar el sistema financiero y las economías.

En la primera jornada de este Foro Económico, que comenzó este jueves y finalizará el domingo, la mayor parte de los líderes económicos y políticos coincidieron en señalar que sólo la intervención estatal, especialmente en las economías avanzadas, permitirá evitar el colapso del sistema financiero y de la economía y contribuirá a restaurar la confianza.

Ello a costa de los impuestos de los contribuyentes, que en muchos países se han mostrado reacios a rescatar a quienes han cometido errores en el sistema financiero.

Errores que son, sobre todo, de gestión de riesgo, de supervisión y de gobierno corporativo.

Al mismo tiempo, se necesita una coordinación política global a la hora de establecer estímulos fiscales para que tengan efecto, según los expertos.

Acción global coordinada

En este sentido, el economista jefe del Banco Mundial, Justin Yifu Lin, dijo que "el estímulo fiscal no funcionará si sólo un único país lo adopta, debemos tener un acercamiento coordinado, implementado por las economías industrializadas y las emergentes".

publicidad

Por ejemplo, el Gobierno de la canciller alemana, Angela Merkel, aprobó el martes el mayor paquete de reactivación económica desde la Segunda Guerra Mundial, de 50 mil millones de euros ($65 mil millones) y que creará el mayor déficit desde la posguerra.

El ejemplo de México

Ernesto Zedillo Ponce de León, presidente de México entre diciembre de 1994 y noviembre de 2000, señaló que el rescate de los bancos estadounidenses va a costar proporcionalmente mucho menos que el del sistema financiero mexicano en la crisis de 1994 y 1995.

Zedillo recordó que "el rescate del sistema bancario de México al valor neto actual de 1995 supuso el 20 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB), que es mucho más del coste calculado para el paquete financiero de EU".

Además, Zedillo opinó que la intervención estatal en general ha sido hasta ahora "errática e inconsistente".

¿Peor aún que la Gran Depresión?

Los expertos destacaron en Davos que se debería crear un mecanismo para cuantificar los activos tóxicos que tienen los bancos, que los accionistas deberían aumentar el capital de las entidades de crédito y en caso de que no sean capaces de hacerlo, deberá ser el Estado el que los recapitalice.

Sin embargo, no concretaron cómo debe ser este mecanismo en concreto o si convendría crear los llamados "Bad Bank" estatales (banco malo), para que absorban todos los activos tóxicos o no líquidos, como han barajado algunos países como EU y hasta ahora han rechazado otros como Alemania.

publicidad

Hasta el inversor estadounidense de origen húngaro George Soros se mostró partidario de la intervención estatal como "medida de emergencia y temporal".

Soros dijo que la magnitud de la crisis financiera global es mayor que en los años 30 y que es necesario que el Estado intervenga para salvar a los bancos porque el sector privado no puede hacerlo.

Los empresarios también claman al Estado

El mundo empresarial también tiende la mano a la intervención estatal como única solución para estabilizar la situación de los mercados, según los resultados de una encuesta hecha por la consultora PricewaterhouseCoopers a 1,124 consejeros delegados de empresas de todo el mundo en el último trimestre de 2008.

Los economistas se han mostrado en Davos pesimistas respecto a la situación de la economía global pero no han considerado que se encuentre o dirija a una depresión profunda.

El director de Morgan Stanley en Asia, Stephen S. Roach, cifró el crecimiento económico global anual para los próximos tres años, incluido 2009, en el 2.5 por ciento.

Durante cinco días, unos 40 jefes de Estado, una quincena de ministros de Finanzas, una veintena de gobernadores de bancos centrales y decenas de dirigentes empresariales, así como algunas ONGs -en total unos 2.,00 asistentes-, debatirán en Davos para tratar de buscar soluciones a la crisis económica.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad