publicidad

El Congreso aprobó y envió al presidente Obama el proyecto de reforma financiera

El Congreso aprobó y envió al presidente Obama el proyecto de reforma financiera

El Congreso aprobó una nueva reforma financiera que busca proteger los derechos del consumidor e imponer cambios drásticos para Wall Street.

El Congreso aprobó y envió al presidente Obama el proyecto de reforma fi...

Para no repetir la crisis

WASHINGTON, D.C. - El Congreso aprobó y envió el jueves al presidente Barack Obama una nueva legislación que impone drásticos cambios en la regulación de Wall Street y protege a millones de consumidores a través de nuevos mecanismos.

El Senado aprobó la norma por 60 votos frente a 39 casi dos años después de que una crisis financiera puso a la economía de rodillas. La Cámara de Representantes había favorecido su versión de la medida a principios de semana.

La ley de reforma financiera (un documento de 2,315 páginas), busca regular el funcionamiento de los grandes bancos y los mercados bursátiles, así como proteger a los consumidores, con la esperanza de evitar una repetición de la crisis del 2008.

publicidad

Sin embargo, su impacto dependerá en definitiva de los funcionarios del gobierno designados para aplicarla.

La legislación otorga al gobierno nuevos poderes para dividir a compañías cuyo desempeño amenaza la economía, crea una nueva agencia para proteger a consumidores en sus transacciones financieras, y saca a la luz oscuros mercados financieros que habían escapado hasta ahora del control de los reguladores.

La legislación -que lleva el nombre del presidente del Comité Bancario del Senado, Chris Dodd, y del presidente del Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes, Barney Frank- pone fin a una tendencia de facilitar regulaciones y restringe al sector financiero de formas nunca vistas desde la Gran Depresión de la década de 1930.

Los republicanos describieron la ley como un intento del gobierno de llegar demasiado lejos, y aseguran que la antipatía de los votantes al gobierno y su preocupación por el desempleo superará su odio a Wall Street en las elecciones de noviembre.

Voto previo clave

Ya en la mañana del jueves, por 60 votos contra 38, los senadores aprobaban poner fin al debate. Así se allanó el camino para que el Congreso elevara al presidente Barack Obama la nueva ley.

Tres republicanos -Susan Collins y Olympia Snowe, de Maine, y Scott Brown, de Massachussets- sumaron sus votos a los demócratas para poner fin al debate.

publicidad

El demócrata Russ Feingold, de Wisconsin, quien ha dicho que la ley no es lo suficientemente enérgica, votó con los republicanos en contra del proyecto.

El proyecto de ley ha sido la máxima prioridad nacional de Obama tras la aprobación de una reforma del sistema de salud y luego de una primera victoria en la creación de un fondo de casi $800 de dólares millones para estimular una economía golpeada por la recesión más profunda desde la Gran Depresión de la década de 1930.

¿En qué consiste?

En términos generales, el proyecto de ley establece una mayor supervisión del Gobierno, que tendrá más poder, por ejemplo, para liquidar entidades en quiebra o para auditar sus cuentas.

La ley también establece una mayor exigencia de capital para los bancos, regula las transacciones de los mercados de derivados, limita los salarios de los banqueros, somete a un mayor control a las entidades de calificación de riesgo, y establece la creación de una Oficina de Protección del Consumidor.

El proyecto de ley busca abordar las deficiencias normativas a las que se atribuye la crisis financiera de 2008.

Da a los reguladores una autoridad amplia para controlar a los bancos, limitar la toma de riesgos por parte de las empresas financieras y supervisar el comercio que no era regulado anteriormente.

También facilita la liquidación de instituciones grandes, interconectadas financieramente, y crea una oficina de protección del consumidor para evitar abusos en los préstamos.

publicidad

Obama presionaba

"Esta reforma es buena para las familias, es buena para las empresas y es buena para toda la economía", expresó Obama.

Obama destacó que el proyecto ha recibido el respaldo de los senadores republicanos Scott Brown, Olympia Snowe y Susan Collins.

"Tres senadores republicanos dejaron de lado la política y el partidismo para apoyar esta reforma y les agradezco su decisión", agregó.

En el acto, Obama anunció que ha propuesto a Jacob Lew como nuevo director para la oficina presupuestaria de la Casa Blanca.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad