publicidad
El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi.

El Banco Central Europeo anuncia plan para incentivar la economía en la zona euro

El Banco Central Europeo anuncia plan para incentivar la economía en la zona euro

El BCE pondrá en marcha un programa de compra de deuda privada para fomentar el mercado del crédito.

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi.
El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi.

El Banco Central Europeo (BCE) pondrá en marcha un programa de compra de deuda privada para fomentar el mercado del crédito y la economía en la zona euro, anunció el jueves su presidente, Mario Draghi.

El BCE "va a comprar un amplia cartera de valores respaldados por activos (ABS, según sus siglas en inglés)", declaró Draghi en una conferencia de prensa que siguió a la reunión del consejo de gobernadores del BCE en la que decidieron bajar del 0.15% al 0.05% la tasa principal, indica la Agencia France Press.

El instituto emisor también anunció que comprará deuda garantizada emitida por instituciones financieras de la zona euro, agregó el italiano.

Draghi no precisó el monto de este programa de compra de valores. El BCE ya compró en el pasado deuda garantizada.

publicidad

Estas medidas "contribuirán a que (la inflación) vuelva a situarse en torno al 2%", que es el objetivo oficial del BCE para la zona euro.

"Queremos asegurarnos de que estos ABS van a servir para proporcionar crédito a la economía real", dijo Draghi.

Los ABS son bonos o pagarés respaldados por activos financieros, con excepción de las hipotecas residenciales o comerciales. Esta práctica, que fue prácticamente descartada en Europa desde la crisis de las subprime, trata de estimular el mercado de crédito y con ello la estancada economía.

Desde hace meses, la inflación cae en la eurozona hasta situarse en el 0.3% interanual en agosto, haciendo temer que caiga en deflación, una espiral infernal de caída de precios y salarios.

No fue una decisión unánime

Tras el anuncio y en conferencia de prensa en Frankfurt, Draghi reconoció que no hubo unanimidad a la hora de tomar la decisión. “Algunos miembros del Consejo querían hacer más y otros menos, así que hemos optado por el camino del medio”, dijo, añadió por su parte Notimex.

La entidad monetaria ha revisado a la baja las previsiones de crecimiento para 2014 y 2015. Así, según sus cálculos, el Producto Interno Bruto (PBI) se situará en 0.9 por ciento este año frente a 1.0 por ciento previsto y en 2016 bajará de 1.7 por ciento a 1.6 por ciento.

publicidad

Asimismo pronosticó que la inflación seguirá baja durante los próximos meses antes de experimentar una recuperación en 2015 y 2016.

De acuerdo a las previsiones de septiembre, el IPC (Índice de Precios al Consumidor) se situará en 2014 en 0.6 por ciento, en 2015 en 1.1 por ciento y en 2016 en 1.4 por ciento.

Draghi declaró que las reformas estructurales son el punto clave para lograr impulsar la economía de la eurozona. “Los estímulos de política monetaria y política fiscal no sirven de nada si no se hacen reformas estructurales”, anotó.

En este sentido recalcó que el Pacto de Estabilidad europeo es un “ancla de confianza” y que las reglas no se deben romper.

No obstante, apuntó que “en estas reglas hay flexibilidad” y dijo que “se pueden hacer cosas que animen el crecimiento y ayuden a la consolidación”.

Lagarde aplaude las medidas

Por su parte, la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, aplaudió hoy las medidas tomadas por el Banco Central Europeo de recorte de tipos y el anuncio del inicio de compra de deuda, destacó Efe.

"Aplaudimos fuertemente las medidas tomadas por el BCE, que ayudarán a contrarrestar los peligros presentados por un prolongado periodo de baja inflación", indicó Lagarde en un breve comunicado.

El Fondo ha defendido desde hace meses la necesidad de que el organismo emisor europeo, dirigido por el italiano Mario Draghi, adopte medidas de estímulo monetario adicionales ante la frágil recuperación en la zona euro.

publicidad

La AFP recuerda que en varias ocasiones Lagarde había llamado al BCE a flexibilizar su política monetaria para alejar el fantasma de la deflación.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad