publicidad

Costos se inflan con la influenza. Virus porcino provoca alza de precios

Costos se inflan con la influenza. Virus porcino provoca alza de precios

Los cubrebocas se venden a 50 pesos en la Ciudad de México cuando su precio original era tan solo de 1 peso.

Cubrebocas a 50 pesos

CIUDAD DE MÉXICO - La influenza porcina rodea la Ciudad de México mientras sus pobladores buscan en farmacias y distintas tiendas los elementos que la Secretaría de Salud recomienda para evitar el contagio.

Así, mascarillas, vitaminas A y C, y antivirales están agotados en todos los establecimientos del área metropolitana mientras vendedores ambulantes aumentan los precios permitidos.

Por esta razón, el ejército mexicano se ha instalado en distintas calles y avenidas de la ciudad para proveer a todos los ciudadanos de cubrebocas con los cuales puedan protegerse en espacios abiertos y cerrados de un posible contagio de influenza porcina.

Con el paso de los días, se hace visible que no son suficientes el millón de cubre bocas que el gobierno asegura estar repartiendo a diario para los más de 20 millones de habitantes que hay sólo en la Ciudad de México.

Vendedores ambulantes aprovechan la oportunidad para inflar los precios y ofrecer así un cubreboca que cuesta normalmente 15 centavos de dólar (un peso mexicano), en más de cuatro dólares (50 pesos).

Miedo a que cierren las tiendas

Los alimentos que tienen vitamina C también están agotados en todas las tiendas. Naranjas, tomates, guayabas y limones han visto un alza de aproximadamente un 20 por ciento en sus precios desde que la alerta sanitaria empezara el pasado fin de semana.

Las tiendas de autoservicio reportan abarrotamiento en cuanto que la gente cree que también serán cerradas durante las próximas horas. En conferencia de prensa el martes, el presidente de la Asociación de Tiendas de Autoservicio declaró que permanecerán abiertas aún con las nuevas medidas de protección.

publicidad

La Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados hizo saber también por medio de un comunicado de prensa que todos los restaurantes que hay en la Ciudad de México soportarán el alza de precios y mantendrán sus puertas abiertas con horario restringido y sólo con servicio para llevar.

El Banco Mundial ya anunció que, aunque no se saben aún las cifras exactas de cómo afectará el virus porcino a la economía mexicana, a nivel local los establecimientos de alimentos enfrentan un 80 por ciento de desocupación total.

El caso es que en México, conseguir un jugo de naranja, una dosis de vitamina C o un cubreboca, se ha vuelto una labor importante en la oferta y la demanda. Los pequeños puestos que en la ciudad venden jugos y frutas muestran un nuevo menú con precios inflados alrededor del 15 por ciento.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad