publicidad

Construcción víctima de crisis

Construcción víctima de crisis

Los trabajadores de la construcción se han convertido en las nuevas víctimas de la crisis hipotecaria en EU.

Salarios que no se pagan

TUCSON, Arizona - Los trabajadores de la construcción se han convertido en las nuevas víctimas de la crisis hipotecaria en EU, según un reporte divulgado el miércoles que denuncia millonarios fraudes en salarios no pagados.

De acuerdo con el reporte de la Unión Internacional de Trabajadores de América del Norte (LIUNA, en inglés) anualmente los trabajadores de la construcción son defraudados por $750 millones en salarios.

El reporte está basado en parte en investigaciones hechas por LIUNA y por entrevistas hechas a trabajadores de la compañía contratista más grande de la construcción en EU, SelectBuild en Los Ángeles, California, Las Vegas, Nevada y en Phoenix, Arizona.

"Estos trabajadores no recibieron el pago por su trabajo extra, ni tampoco compensación por horas gastadas en transporte de un sitio de trabajo a otro", explicó Carlos Urrutia, representante de LIUNA en Arizona.

"También hubo alteraciones en las nóminas de pago, ya que si una persona trabajaba 60 horas, sólo aparecían 40", agregó.

Miles de afectados

Informó que se presentó una demanda en contra de SelectBuild en la Corte Federal en Los Ángeles a nombre de todos los trabajadores defraudados.

Urrutia dijo desconocer el número total de trabajadores afectados, pero calcula que solamente en Arizona cuando la industria de la construcción se encontraba en todo su apogeo durante 2005-2007 SelectBuild empleaba alrededor de 10 mil personas de las cuales 4 mil era en Arizona.

publicidad

"Son muchos los trabajadores afectados, yo diría que un 90 por ciento o más son de origen hispano", dijo el representante.

Entre los afectados se encuentra Juan Paredes, residente de la ciudad de Phoenix de 34 años y quien trabajó con SelectBuild por nueve años y medio.

"Un día solamente nos dijeron que ya no iban a pagar tiempo extra y después simplemente nos comenzaron a dejar ir uno por uno", relató.

LIUNA calcula que en todo el país hay cerca de un millón de trabajadores como Paredes, a quienes si no se les paga por lo menos una hora a la semana del tiempo extra trabajado y basándose en un salario de $10 la hora, por un periodo de 50 semanas al año, el monto adeudado es de $750 millones anualmente.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad