publicidad
dinero

¿Conoces el origen del dinero?

¿Conoces el origen del dinero?

La necesidad de pagar por bienes y servicios, conocida hoy como comercio, fue lo que aceleró la aparición de la moneda en la historia del mundo.

dinero
dinero

Ducado, Florín, Dinar...

Fue el comercio el fenómeno que aceleró la aparición de la moneda e incrementó su valor con respecto a otras. Si en la antigua Roma el denario era el principal valor numismático, en la Edad Media el florín, el ducado, el dinar y el aúreo fueron alternándose el puesto. Paradójicamente, el oficio de banquero llegaría más tarde.

En la Edad Media (del siglo V a XV) se experimentó un auge comercial en Europa que involucró a países tan dispares como España, Italia, Bélgica... Gracias al levantamiento de nuevas ciudades y al próspero negocio generado en torno a ellas. Rutas que facilitaron la aparición de ferias y mercados en diversas latitudes.

publicidad

Así, Florencia, Venecia y Siena en Italia, Flandes en los Países Bajos y la costa lusitana junto con la costa española mediterránea (Valencia, Barcelona) se convirtieron en sitios de peregrinación y disfrute, donde acuñar moneda e intercambiar valores.

De hecho y tras la "Guerra Santa" -dirigida por el papado- que supuso las cruzadas, los flujos del comercio se encontraban en una situación pobre y maltrecha. Las rutas interrumpidas por las batallas contra el sarraceno tuvieron que ser sustituidas por otras.

Con todo esto y ante el inminente desarrollo del burgo tras el desplazamiento de los oficios a lo que serían en la actualidad las ciudades, las ferias tenían una regularidad y acogían numerosas nacionalidades ansiosas por intercambiar productos, materias primas e información.

Es en el seno de este "certamen de mercados" donde se comienza a originar el oficio de banquero, tras modificarse el papel del cambista.

Este se encargaba -al igual que determinados joyeros, orfebres o mercaderes- de avalar créditos, guardar fortunas bajo llave o atender a los cambios de valor de las monedas en curso más influyentes.

Entre éstas, el ducado veneciano, el dinar musulmán, el sólido bizantino, el florín de Florencia, el penique inglés...

Pólizas, pagarés y la caja fuerte

También se encargaban de dispensar pagarés, pólizas de seguro para viajes y a partir de la creación de la Hansa germánica (liga comercial que dominaba el Báltico), esto facilitaría la participación tanto de ingleses como holandeses.

publicidad

Rápidamente, el mercado se extendió y tuvo referencias como Lübeck, Amsterdam y Rotterdam.

La primera vez que se acuñó una moneda fue en Lidia (actual Turquía) en el siglo VI antes de Cristo.

Sin embargo, fueron los denarios -y su sexta parte, el sestercio- los que hicieron mercado. Este era el valor de la República romana aunque la idea del disco de metal con emblema, valor y peso surgiera antes.

Un disco de metal acuñado

Originalmente de plata y oro, las monedas cambiarían el metal del que estaban hechas por otro menos valioso, pero respaldado por la autoridad competente.

Empero y en tiempos pasados, las que se encontraban en curso se distribuían por toda Europa.

Esa es la razón de que se hayan encontrado numerosas piezas en el Reino Unido o Francia pertenecientes al siglo III a.c.

Legado histórico del progreso humano, el dinero ha sido también testigo de rencillas, "razzias", odios y batallas como la de Abukir, en la que se enfrentaron galos y británicos en el siglo XVIII.

La dureza de los combates provocó el hundimiento del francés "L'Orient" -bajo el fuego del almirante Horacio Nelson- y, ha sido recientemente cuando han encontrado, en los restos del naufragio, unas monedas egipcias de considerable antigüedad.

Otros yacimientos nos enseñan que cada país ponía en curso sus monedas en pleno siglo XV. Este es el caso de las piezas encontradas de Sajonia, Praga, Bavaria o Viena.

publicidad

Las macedonias musulmanas, en cambio, continúan decorando su indumentaria tradicional con monedas de oro y con el objetivo de atraer marido.

Si los primeros en difundir la moneda con motivos crematísticos fueron los comerciantes y mercaderes, los cambistas avalaron estas actividades y sus viajes.

De entre todos ellos se fue conformando una tradición familiar que habría de sentar las bases en un negocio lucrativo con grandes nombres en su evolución e historia.

Si en el siglo XX la familia alemana Krupp monopolizó la industria europea, la Rockefeller la estadounidense o el germano James Rothschild en 1800, Jacques Coeur sería el más célebre comerciante francés del medioevo.

Con todo ello, la vocación es internacional y las monedas -como otros sistemas similares (idiomas, códigos)- buscan el consenso del cambio de valor. Esa es la razón de que el euro haya sustituido al dólar o a la libra y marco como medida económica.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad