publicidad
Capital Economics se preocupa del impacto potencial para las finanzas públicas, afirmando que "el desastre no podía intervenir en un peor momento, cuando la economía se contrajo ya a finales de 2010".

Catástrofe en Japón aumentaría riesgo de crisis presupuestaria

Catástrofe en Japón aumentaría riesgo de crisis presupuestaria

El terremoto que golpeó Japón se produce "en el peor momento" para la economía japonesa y podría precipitar una crisis presupuestaria.

Capital Economics se preocupa del impacto potencial para las finanzas pú...
Capital Economics se preocupa del impacto potencial para las finanzas públicas, afirmando que "el desastre no podía intervenir en un peor momento, cuando la economía se contrajo ya a finales de 2010".

En el "peor momento" para la economía japonesa

LONDRES - El terremoto que golpeó Japón se produce "en el peor momento" para la economía japonesa y podría precipitar una crisis presupuestaria, en un momento en que las finanzas del país están ya en mal estado, estimó el viernes la consultora británica Capital Economics.

En un estudio publicado en Londres, sus analistas estimaron que era demasiado pronto para cifrar las consecuencias de la catástrofe, y que el impacto humano primaba sobre los aspectos financieros, pero subrayaron sin embargo que las consecuencias para las finanzas públicas japonesas podrían ser "considerables".

Según los primeros datos disponibles, Capital Economics estima que el sismo debería provocar menos destrucciones que el de Kobe en 1995, que causó más de 6.000 muertos y daños estimados en un billón de yenes (unos 100.000 millones de dólares al cambio de la época).

publicidad

Además, Capital Economics subraya que el impacto económico de las catástrofes naturales resulta ser menos alto al final que lo que se anticipó de entrada. "Aunque la actividad económica cae inmediatamente tras la catástrofe, los trabajos de reconstrucción posteriores la impulsan fuertemente", dicen.

Cita el ejemplo del terremoto del año pasado en Chile, que provocó una caída de 1.3% del Producto Interior Bruto (PIB) en el primer trimestre, seguida de un repunte del 4.5% en el siguiente.

Pero Capital Economics se preocupa del impacto potencial para las finanzas públicas, afirmando que "el desastre no podía intervenir en un peor momento, cuando la economía se contrajo ya a finales de 2010".

"Gran parte de los costes de reconstrucción incumbirán probablemente a las colectividades locales, y en última instancia al Estado, que tiene ya problemas para controlar la deuda pública", advierten.

"El gobierno tendrá cada vez más dificultades para presentar un plan de recuperación presupuestaria creíble este verano si la economía se hunde hasta entonces en la recesión, las finanzas públicas se degradan todavía más y numerosos habitantes continúan sufriendo por este desastre", agregaron.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad