publicidad

Carolina del Sur auditará a pequeñas empresas que contratan inmigrantes

Carolina del Sur auditará a pequeñas empresas que contratan inmigrantes

Empresas que suelen contratar a trabajadores indocumentados serán el blanco de auditorías en Carolina del Sur.

Carolina del Sur auditará a pequeñas empresas que contratan inmigrantes...

Obligados a verificar

CHARLOTTE - Las empresas que tradicionalmente contratan a trabajadores indocumentados serán el blanco de auditorías realizadas al azar por Gobierno de Carolina del Sur, al entrar en vigor una ley que busca acabar con la inmigración indocumentada.

Desde el pasado 1 de julio, las compañías con menos de 100 empleados -que alcanzan las 110 mil firmas y representan el 90 por ciento de los pequeños negocios del estado-, deberán verificar el estado migratorio de sus empleados.

Para ello, tendrán que utilizar el programa federal E-Verify, exigir al solicitante de empleo presentar la licencia de conducir del estado y su seguro social válido.

El Departamento de Trabajo, Licencias y Regulación (LLR) se encargará de hacer cumplir la legislación, aprobada en junio de 2008 y considerada una de las más fuertes del país, que castiga con multas de miles de dólares a las empresas que contratan a indocumentados.

publicidad

En cuanto a los antiguos empleados, las compañías están obligadas a revisar de nuevo sus papeles, despedir a los que no los tengan en orden, y certificar al estado que todos cumplen con los requisitos para trabajar legalmente en el país.

Sectores específicos

Carolina del Sur comenzó en enero de 2009 a auditar al azar en " redadas silenciosas" a las empresas con más de 500 trabajadores, la primera parte del "Acta de Reforma Migratoria Ilegal", y según LLR, se revisaron cerca de 1,850 negocios, de los cuales 92 por ciento cumplió con la ley.

Sólo una compañía de jardinería que tenía 11 trabajadores sin papeles, pagó una multa de $11,500 y cerró por 10 días luego de haber sido citada dos veces por LLR.

Otras 175 que incumplieron con la medida corrigieron sus problemas de documentación después de ser notificadas por la entidad.

Se anticipa que los inspectores se concentren en empresas del sector de construcción, jardinería, agricultura, restaurantes, hoteles, procesadoras avícolas, que por lo general dependen de la mano de obra inmigrante hispana.

Miedo por despidos

Evelyn Lugo, presidenta de la Cámara de Comercio Hispana en Greenville, al norte del estado, dijo que la comunidad de negocios latinos está "preocupada" por las repercusiones económicas que pueda acarrear a futuro la disposición.

publicidad

"Hay pánico y mucha desinformación", afirmó Lugo. "Los dueños de negocios deben primero consultar con sus contadores, abogados y gerentes de recursos humanos antes de tomar cualquier decisión".

Lugo, de origen puertorriqueño, se refiere a los despidos de empleados sin documentación que algunos empresarios han tenido que realizar para no tener que enfrentar las represalias del estado.

"Aunque existe una ley federal que prohíbe la contratación de indocumentados, ahora las empresas sienten mayor presión por parte del gobierno estatal", acotó Lugo.

Según Iván Segura, director de Liderazgo Hispano en Columbia, capital de Carolina del Sur, es "poco probable" que el estado pueda auditar a tantas empresas por la "falta de presupuesto" y crisis económica.

Denuncias peligrosas

"Lo más peligroso aquí son las denuncias que las personas pueden hacer si creen que indocumentados están trabajando. Se podrían generar situaciones de perfil racial en contra de nuestra comunidad", apuntó Segura.

Cuando se aprobó la ley, LLC estableció una línea telefónica de 24 horas para que los residentes reporten a inmigrantes que sospechen que no tienen documentos.

Jim Knight, portavoz de la entidad, admitió a la prensa local que recibieron unas 200 llamadas el año pasado de la contratación de trabajadores sin papeles especialmente por parte de compañías pequeñas.

publicidad

Estas quejas no necesariamente inician un proceso de investigación por parte de los auditores de LLC, que para 2010 contará con 23 empleados, el doble que durante 2009 y con un presupuesto de $2 millones.

Imitan a SB1070

Se espera que en 2011 los legisladores de Carolina del Sur impulsen la aprobación de una ley similar a la SB1070 de Arizona, a pesar que bajo la actual medida las agencias del orden público están obligadas a establecer acuerdos con el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) para identificar a los sin papeles en las cárceles locales.

Cifras del Censo de 2008 indicaron que en Carolina del Sur viven 183 mil hispanos o el 4.3 por ciento del total de la población, de los cuales cerca del 70 por ciento son de origen mexicano.

Un estudio reciente del Centro Hispano Pew arrojó que unos 80 mil hispanos de Carolina del Sur no tienen documentos migratorios para vivir legalmente en Estados Unidos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad