publicidad
Obama se volverá a reunir este jueves con el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner y con el jefe de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, para discutir las negociaciones respecto al presupuesto.

Cámaras no concretan acuerdo a pesar de estar a horas de posible cierre

Cámaras no concretan acuerdo a pesar de estar a horas de posible cierre

Este jueves continuarán las negociaciones entre las Cámaras para aprobar un nuevo presupuesto fiscal y evitar el cierre del gobierno federal el cual dejaría a más de 800 mil trabajadores en la oscuridad.

Obama se volverá a reunir este jueves con el presidente de la Cámara de...
Obama se volverá a reunir este jueves con el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner y con el jefe de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, para discutir las negociaciones respecto al presupuesto.

Miles de empleados no recibirían salario

WASHINGTON, D.C. - El líder de la mayoría en el Senado, el demócrata Harry Reid, dio a conocer este jueves que él ve con pesimismo la posibilidad de que ambas Cámaras lleguen a un acuerdo sobre el presupuesto antes del viernes, el cual evitaría el cierre del gobierno que dejaría a más de 800 mil trabajadores en la oscuridad.

De acuerdo con el sitio, Reid comentó que existe un aire pesimista sobre las posibilidades de pasar un acuerdo de compromiso antes de la fecha límite, este viernes 8 a medianoche, lo que podría resultar en el cierre del gobierno, informó Los Angeles Times.

Si no se llega a un acuerdo el gobierno comenzará a funcionar únicamente con las operaciones esenciales, apuntó CNN.

publicidad

Por su parte, es posible que un millón de empleados del gobierno sean llamados a seguir trabajando pero no recibirían su pago.

A otros 800 mil empleados no esenciales se les pedirá que se queden en casa y no acudan a trabajar.

"Parece que es en esa dirección", comentó Reid en referencia al presupuesto.

Será la tarde del jueves cuando ambas partes se reúnan, con la presencia del presidente Obama, en la Casa Blanca para continuar con las negociaciones sobre la financiación del gobierno.

Cámaras continúan en disputa

Durante la noche del miércoles el líder republicano de la Cámara de Representantes, John Boehner, y el líder demócrata del Senado, Harry Reid se reunieron en la Casa Blanca para negociar el presupuesto para 2011.

Sin embargo ninguna de las partes logró ponerse de acuerdo. El Senado ha sugerido un plan que podría mantener a raya por una semana más la amenaza de una suspensión de actividades del gobierno, mientras el Congreso y la administración del presidente Barack Obama luchan por llegar a un acuerdo presupuestario,informó The Associated Press.

Los demócratas, que presionan por una solución a largo plazo, rechazaron el enfoque cortoplacista como una maniobra política republicana, que significa que sus rivales podrán culpar a los demócratas si el gobierno cierra sus puertas el sábado.

publicidad

Obama aseguró que sigue "confiado" en que se puede lograr acuerdo

Obama tuvo una reunión nocturna en la Casa Blanca con el líder republicano de la Cámara de Representantes, John Boehner, y con el líder demócrata del Senado, Harry Reid. Los tres se reunieron por una hora y 15 minutos.

Luego de las negociaciones, Obama declaró que las diferencias entre republicanos y demócratas se habían reducido un poco, pero acotó que en este punto sólo una acción urgente podría evitar un cierre de gran parte del gobierno el viernes a la medianoche.

"Va requerir de un suficiente sentido de urgencia", destacó el presidente, "a fin de concretar un acuerdo y poder aprobarlo y evitar una paralización".

"Sigo confiado en que si somos serios en la intención de lograr algo, podremos concretar un acuerdo y lo aprobaremos y evitaremos una paralización", destacó Obama.

Obama había advertido previamente sobre las graves consecuencias de este posible escenario, y dijo que una parálisis del Estado federal afectaría a la recuperación de la economía. También llamó a sus adversarios republicanos a actuar como adultos y "dejar de jugar", apuntó AFP.

El impasse sobre el presupuesto amenaza con la paralización del gobierno federal a partir del sábado si no se llega a un acuerdo hasta el viernes.

publicidad

Incluso un breve paro de actividades podría afectar a muchos estadounidenses, desde los soldados que combaten en el extranjero que aguardan su paga hasta los turistas que planean viajar a los parques nacionales.

Los republicanos tomaron control de la cámara este año después de comprometerse a reducir el gasto y poner bajo control el déficit presupuestario de Estados Unidos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad