publicidad

Bush y Calderón con el TLCAN

Bush y Calderón con el TLCAN

Los presidentes de Estados Unidos, México y Canadá defendieron el TLCAN criticado por Obama y Clinton.

Posible renegociación del TLCAN

NUEVA ORLEÁNS - Los mandatarios de EU, George W. Bush; de México, Felipe Calderón, y de Canadá, Stephen Harper, concluyeron el martes la cuarta cumbre norteamericana con una clara defensa del pacto comercial entre los tres países y de la aprobación del TLC con Colombia.Durante una rueda de prensa y siguiendo el mismo guión, Bush, Calderón y Harper defendieron enérgicamente el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN o NAFTA, por sus siglas en inglés), lanzado en enero de 1994 y que ahora está en la mira de los aspirantes presidenciales demócratas.

Tanto Hillary Clinton como Barack Obama han dejado abierta la posibilidad de que, si ganan en noviembre, Estados Unidos se retire del TLCAN en un plazo de seis meses a menos que se renegocie.

Flanqueados por las banderas de EU, México y Canadá, los tres mandatarios también instaron al Congreso en Washington a que ratifique el convenio comercial con Colombia, un aliado clave en la región.

Bush atacó a los demócratas

"Nuestras economías han crecido en más del 50 por ciento (desde que rige el TLCAN). Ahora no es el momento de renegociar el TLCAN o abandonarlo. Ahora es el momento de hacer que funcione mejor para toda nuestra gente, y es hora de reducir las barreras comerciales en todo el mundo", dijo Bush, con tono combativo contra los demócratas.

publicidad

En ese sentido, culpó de nuevo a la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, de "matar" el TLC con Colombia al negarse a someterlo a votación.

Fue, a su juicio, una mala decisión por la que tendrá que rendir cuentas, dijo Bush, quien elogió la lucha de Colombia en contra del narcotráfico y la guerrilla.

Pelosi respondió

Pelosi respondió al ataque de Bush con la afirmación de que "el pueblo estadounidense quiere soluciones a la economía y menos retórica partidista del presidente".

La demócrata reiteró su disposición a negociar un plan para la creación de empleos en EU y dijo que las necesidades económicas de los estadounidenses priman sobre el voto del TLC con Colombia.

TLCAN, "necesario" para la región

La cuarta cumbre de la Alianza para la Seguridad y Prosperidad de América del Norte (ASPAN) sirvió para ventilar asuntos relacionados con la competitividad global, la seguridad de las fronteras, cooperación energética y de desarrollo, seguridad alimentaria y la coordinación de respuestas a emergencias.

Pero fue la defensa del TLCAN y del TLC con Colombia lo que dominó la rueda de prensa. No hubo mención alguna de la reforma migratoria que promovía Bush para corregir el problema de la inmigración ilegal en EU.

En la rueda de prensa, Calderón dijo que, gracias al TLCAN, el comercio trilateral rebasó los $900 mil millones y que renegociarlo dejaría en una posición vulnerable a Norteamérica frente a los bloques económicos de Asia y la Unión Europea.

publicidad

"Si se diera un paso atrás en materia del NAFTA se estaría condenando a los americanos a tener una de las economías menos competitivas del mundo desarrollado", observó.

Por su parte, Harper dijo que Canadá estará lista en el caso de se renegocie el TLCAN, "aunque no es la posición que favorece el Gobierno de Canadá...tenemos un acuerdo que ha funcionado bien, ha creado muchos empleos en este continente".

Nueva Orleáns, casi tres años después

La cumbre trilateral se llevó a cabo en una zona céntrica de Nueva Orleans, alejada de las áreas residenciales más golpeadas por el huracán "Katrina" en 2005 y que, casi tres años después de la tragedia, aún no salen de penurias.

Tras la clausura de la cumbre, Bush participó en la plantación de un árbol por motivo del Día de la Tierra, y posteriormente acudió a un almuerzo con líderes comunitarios en Nueva Orleans, en la que tenía previsto recibir un informe sobre la reconstrucción de la zona del Golfo tras "Katrina".

Después, viajará a la capital de Luisiana, Baton Rouge, para un acto de recaudación de fondos de un candidato republicano.

Por su parte, Calderón se reunirá en Dallas con líderes de la comunidad mexicana en esa ciudad tejana, mientras que el primer ministro canadiense regresará a Ottawa.

publicidad

Durante el cónclave, los tres líderes se congratularon por los beneficios del TLCAN a la región, pero decenas de manifestantes insistían en que el pacto solo ha generado más miserias.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad