publicidad

Buscan a un inversionista interesado en salvar a Mexicana de aviación

Buscan a un inversionista interesado en salvar a Mexicana de aviación

La aerolínea mexicana sigue defendiéndose de la quiebra mientras está en la búsqueda de un inversionista.

Buscan a un inversionista interesado en salvar a Mexicana de aviación 44...

Tabla de naufragio

CIUDAD DE MÉXICO - Mexicana de Aviación, los sindicatos y el gobierno mexicano parecen empeñados en la búsqueda contrarreloj de un inversionista que inyecte recursos frescos a la compañía que se declaró en "concurso mercantil" con sus acreedores, para evitar su quiebra.

Mexicana, una de las dos principales líneas aéreas del país, presentó el 2 de agosto una solicitud de "concurso mercantil" que le permite protegerse en México y Estados Unidos de eventuales acciones legales de sus acreedores, mientras reestructura su deuda y asegura la viabilidad de la empresa.

La aerolínea, que suspendió la venta de boletos y parte de sus vuelos, ha responsabilizado de la crisis a los altos costos laborales, aunque tras una reunión con los sindicatos moderó ese lenguaje.

publicidad

En un comunicado la empresa reconoció la posibilidad de invitar a un inversionista externo y de ofrecer participación en la empresa a los trabajadores. "Los sindicatos y el grupo (propietario) se encuentran actualmente en busca de inversionistas interesados", señaló en el texto.

Mexicana, que emplea de forma directa a 8 mil personas y transporta a 11 millones de pasajeros anualmente, requiere de $250 millones  para poder operar, precisó Lizette Clavel, secretaria General de la Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación de México.

Una de las opciones que la empresa ofreció al sindicato es la posibilidad de que pilotos y sobrecargos se conviertan en accionistas, obteniendo una parte equivalente al ahorro que generen con una renegociación de sus contratos.

Pero una operación de este tipo no es considerada viable por los sindicatos según Clavel. "Ni otorgando todo el contrato colectivo llegamos a una quinta o sexta parte de la deuda que tiene Mexicana", indicó la dirigente.

Según cifras de la firma, los activos suman $865 millones y los pasivos $786 millones.

A contrarreloj

El subsecretario de Comunicaciones y Transporte, Humberto Treviño anunció a la prensa local que "en una horas" podría conocerse el nombre del nuevo inversionista, pero un funcionario de su despacho aclaró este jueves que serán la empresa y los sindicatos los que hagan los anuncios respectivos.

publicidad

El sindicato ha tocado puertas de diferentes grupos de accionistas, principalmente mexicanos, pero estos requieren de tiempo para poder analizar la información financiera, explicó Clavel.

La empresa, por su parte, se negó a dar a conocer los nombres de los inversionistas que ha contactado aunque anunció que dará información pronto en un nuevo comunicado.

El tiempo apremia

La búsqueda no se anuncia fácil y el tiempo apremia, pues la crisis de Mexicana podría afectar al turismo -tercera fuente de divisas para México después del petróleo y las remesas de emigrantes- que apenas se recupera de la caída de visitantes sufrida en 2009 debido a la gripe A H1N1 y la crisis económica que afectó el flujo de turistas estadounidenses.

Por ello Clavel cree que las autoridades mexicanas deben tener una participación más activa.

"El gobierno no puede pasar como testigo mudo y solo ver como se ponen de acuerdo entre particulares", sin asumir su obligación de garantizar el transporte de pasajeros, concluyó la dirigente sindical.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El artefacto explotó alrededor de las 10:30 de la mañana (hora local) y se reportan al menos 29 heridos en su mayoría policías.
Durante una conferencia de prensa, el mandatario estadounidense le preguntó al periodista de CNN Jim Acosta si tenía relación con su nuevo nominado a secretario de Trabajo, Alexander Acosta. Le dijo a una reportera afroestadounidense si podía organizar una reunión con congresistas negros y aseguró no ser racista o antisemita.
Something as everyday as walking to the supermarket becomes a risk students like Jose Reza can no longer take. The possibility alone that police departments can share information with immigration agencies has immigrant communities across the nation on high alert, especially at universities.
Una actividad cotidiana, como ir al supermercado, ahora es un riesgo que Jose Reza no puede darse el lujo de tomar. La sola posibilidad de que la policía pueda compartir información con las agencias de inmigración tiene en alerta a las comunidades de inmigrantes, sobre todo en las universidades.
publicidad