publicidad
Jean-Claude Trichet inyecta liquidez a los bancos europeos.

BCE multiplicó medidas de apoyo a los bancos

BCE multiplicó medidas de apoyo a los bancos

El Banco Central Europeo (BCE) anunció medidas excepcionales para apoyar a los bancos.

Jean-Claude Trichet inyecta liquidez a los bancos europeos.
Jean-Claude Trichet inyecta liquidez a los bancos europeos.

Las instituciones corren riesgo de contagiarse por la crisis de deuda

BERLÍN - El Banco Central Europeo (BCE) anunció este jueves medidas excepcionales para apoyar a los bancos, en medio del debate sobre la forma de protegerlos de la crisis de la deuda soberana en la Eurozona, que inquieta fuertemente a Estados Unidos.

Tras su reunión en Berlín, los gobernadores del BCE mantuvieron su tasa directriz en 1.5%. El Fondo Monetario Internacional (FMI) respondió rápidamente desde Washington diciendo que en su opinión "hay actualmente espacio para una reducción de las tasas".

A falta de reducir el tipo de interés de referencia para reactivar la actividad en una Eurozona aquejada de un crecimiento anémico, el BCE anunció un amplio paquete de medidas para apoyar a los bancos, amenazados por su exposición a los títulos soberanos de los países más frágiles del euro.

publicidad

En su última conferencia de prensa al frente del BCE, antes de ceder el mando en noviembre al italiano Mario Draghi, el francés Jean-Claude Trichet dijo que las medidas anunciadas buscan "garantizar que los bancos de la zona euro no estén limitados en cuanto a liquidez".

Cómo funcionará el apoyo

Concretamente, la institución con sede en Fráncfort prevé dos operaciones de crédito ilimitado a 12 y 13 meses en octubre y diciembre respectivamente.

El BCE reactivará un programa de recompra de obligaciones a los bancos, por un monto total de 40 mil millones de euros, y mantendrá al menos hasta julio de 2012 sus actuales préstamos semanales, de volumen ilimitado y a tasa fija.

Entre enero y final de junio de 2012 se efectuarán también seis operaciones de préstamos a tres meses, en las mismas condiciones que los créditos a una semana.

Fuera de la zona euro, el Banco de Inglaterra decidió este jueves que inyectará otros 75 mil millones de libras esterlinas ($116 mil millones, 86 mil millones de euros) en la economía británica, para reactivarla.

Los anuncios del BCE tuvieron un efecto notorio en las principales Bolsas europeas, que cerraron con fuertes ganancias.

Fráncfort ganó 3.15%, Londres 3.71%, París 3.41%, Milán 3.55% y Madrid 2.68%.

Por su parte, las principales Bolsas americanas siguieron la tendencia al alza: en Nueva York, el Dow Jones ganó 1.68% y el Nasdaq 1.88%, mientras que Sao Paulo registró ganancias de 2.5% y México de 0.85%.

publicidad

Junto a la ayuda anunciada, Jean-Claude Trichet hizo también advertencias, exhortando a los bancos a "hacer todo lo necesario para reforzar sus balances".

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, propuso este jueves una "acción coordinada" en Europa para recapitalizar los bancos y librarlos de sus activos tóxicos.

La canciller alemana, Angela Merkel, reiteró que "no hay que dudar" en recapitalizar los bancos que lo necesiten, en una conferencia de prensa común en Berlín con la directora gerente del FMI Christine Lagarde, el presidente del Banco Mundial Robert Zoellick y el secretario general de la OCDE, Ángel Gurría.

Washington se suma a las advertencias

Desde Washington, el presidente Barack Obama se sumó a las advertencias, pidiendo a Europa "actuar rápido" contra su crisis de deuda que, advirtió, puede tener un impacto "real" en la economía estadounidense.

Su secretario del Tesoro, Timothy Geithner, dijo que quiere una zona euro "más ofensiva" contra su crisis de deuda pública.

Los dirigentes de la Eurozona temen que la crisis de la deuda que comenzó en Grecia y forzó al rescate de este país y también de Irlanda y Portugal se convierta en una crisis del sector bancario, expuesto a los bonos de los países fragilizados por su alto endeudamiento.

Prueba de la desconfianza entre las entidades bancarias de la zona euro, los depósitos de éstas en el BCE alcanzaron un nuevo récord anual en la noche del miércoles al jueves.

publicidad

El bloqueo de las transacciones interbancarias amenazaría la financiación de la economía real y podría traducirse en una nueva recesión. La debacle del banco franco-belga Dexia, cuya cotización en Bolsa fue suspendida este jueves y no volverá a operar hasta el lunes, alimentó los temores a un "Lehman Brothers bis".

El debate sobre la recapitalización de los bancos europeos está ligado a la situación de Grecia, cuyos títulos podrían hacer perder más dinero del esperado a los tenedores de bonos, si se cumple la propuesta de aplicar una fuerte quita sobre el principal de esos títulos.

El país espera el veredicto de los representantes de sus acreedores (BCE, UE y FMI), que dirán si los recortes y reformas exigidos a cambio del rescate avanzan al ritmo convenido.

El jefe de los ministros de Finanzas de la zona euro, Jean-Claude Juncker, dijo que los acreedores internacionales entregarán probablemente su informe sobre Grecia el 24 de octubre, y se mostró confiado en que se apruebe el pago del nuevo tramo de ayuda a ese país, de un monto de 8 mil millones de euros.

¿Crees que vuelva a suceder otra recesión económica a nivel mundial? Déjanos tus comentarios y síguenos en Facebook.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad